Economía

México

MEXICO ECONOMIA

México: histórico precio del dólar empeora la economía

El dólar se vende hasta en 15,90 pesos mexicanos, alcanzando un máximo histórico que supera los 15,49 pesos de la crisis de 2009. Banxico, el banco central de México, subasta 200 millones de dólares para contrarrestar el desplome de la moneda mexicana, mientras la población se mantiene en condiciones de miseria.

Diana Valdez

México D.F. / @yellikann

Miércoles 11 de marzo de 2015 | Edición del día

El dólar se fortalece

La especulación en los mercados internacionales por la subida de las tasas de interés en Estados Unidos ha fortalecido al dólar y ha puesto en dificultades las monedas de todas la demás naciones en el mundo.

El peso mexicano ha sufrido una caída de 5,5% en lo que va del año provocada en parte por esta tendencia internacional. Incluso el real brasileño y el euro han llegado a niveles que no se veían hace 12 años.

Se espera que la tendencia cambie una vez que se realice la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) el próximo miércoles 18.

Sin embargo, en México ya se toman medidas para contener la depreciación. Este viernes 7 de marzo se subastaron 200 millones de dólares a precio mínimo según datos del Banco de México.

La medida no logró detener el desplome y se espera que la tendencia a la baja en el valor de la moneda nacional continúe registrando nuevos máximos históricos.

Se han aplicado otras medidas contrarrestantes a la caída de las ganancias. La Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) registró una subida que evitó la salida de masiva de capitales en el país y el dólar se fijó en 15,44 para las deudas pagaderas en dólares, realizadas en la república mexicana. Quizás veamos nuevas emisiones de bonos de deuda para garantizar la liquidez y nuevos recortes al gasto público para amortiguar el golpe.

México se resiente

En la economía real todo esto tiene consecuencias. La gente tiene menos dinero por el tope salarial generalizado a partir del recorte presupuestario de principios de año.

Los precios tenderán a subir por el encarecimiento de las importaciones y en el país importamos desde maíz hasta gasolina. Habrá que poner mucha atención, porque los energéticos pueden tener una gran subida debido a la tendencia a la devaluación de la moneda. Los electrónicos y los alimentos ya registran subidas hasta de 10% en sus precios, cada vez alcanza para menos.

Si las tasas de interés suben, los créditos se volverán más caros, y si no suben los salarios esto implicará una reducción en el poder adquisitivo de la mayoría de la población y sumado a los topes salariales esto se verá reflejado en mayores dificultades para que la población pueda cubrir sus necesidades –incluso- básicas.

Pero no es toda la población la que sufrirá las consecuencias: mientras para la mayoría el día a día es cada vez más difícil, la clase política no parece preocupada y se mantiene con lujos, como los últimos realizados por la primera dama que ascendieron a más de 10 mil dólares en ropa y accesorios durante el viaje oficial del presidente Enrique Peña Nieto y con una comitiva de ¡más de 200 personas!

Los empresarios tampoco están preocupados. Si bien los que dedican su producción al mercado interno tendrán seguramente una baja en sus ventas, los dedicados a la exportación ya están listos para saborear las ventajas de tener mano de obra barata y precios en dólares para sus productos de exportación. Considerando que son las grandes empresas las dedicadas a exportar, los más ricos se harán más ricos.

Pero para la población en general, para los trabajadores y los sectores populares, el panorama económico se ve peor para la segunda mitad del año, y en vista de la situación política del país y siendo este un año electoral, no será raro que las consecuencias más severas de las dificultades económicas se agudicen en 2016, cuando se pongan en marcha las reformas estructurales y no haya que cubrir los grandes errores por temores electorales.







Temas relacionados

Dólar   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO