Cultura

TEATRO

México: con presencia argentina comenzó el 16° Festival Independiente de Teatro Íntimo

El Festival Independiente de Teatro Íntimo Huellas 2018 reúne propuestas de Argentina, Brasil, España, EEUU y México y tendrá lugar desde el 14 hasta el 22 de abril en El Teatrito de Mérida, Yucatán. Luego la propuesta se extenderá a la Cuidad de México desde el 24 hasta el 29 del mismo mes.

Domingo 22 de abril | 20:07

El festival que desde hace 16 años es organizado por el Centro de Investigación Escénica El Teatrito, junto a una creciente red de colaboradoras y colaboradores, abrió sus telones con una lectura colectiva construida a partir de las palabras que los diferentes grupos participantes durante todos estos años, han acercado a modo de síntesis e identificación con sus principios de trabajo.

Luego de la apertura, el grupo anfitrión abrió la escena con su espectáculo Escorial. Una adaptación de la obra de Michel de Ghelderode con la dirección del dramaturgo español Raúl Cortés, cuyo despliegue actoral a cargo de Amanda Quezadas, Ricardo Andrade y Jorge Luis Reyes, dio muestra de la fuerza y potencia que este grupo sabe proyectar. Esta exquisita adaptación cuestiona profundamente el poder, desafía los roles de género de la obra original y propone una atemporalidad que nos hace repensar las problemáticas en tiempo presente.

El domingo comenzó la jornada con la presentación del libro Con/texto en Obra, Hacia una cartografía de dramaturgias resistentes, propuesta que busca dibujar un mapa de praxis escénicas que están sostenidas en escrituras dramáticas diversas, divergentes e insumisas. Un recorrido por dramaturgas, dramaturgos y grupos dedicados a trazar caminos alternativos.

En la presentación, diferentes artistas participantes del festival leyeron fragmentos de las obras reunidas por la editorial Funda/Mental que representan a diferentes países (Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador y México). La lectura fue acompañada melódicamente por el contrabajo de Omar Peraza. La presentación acercó al público a las diferentes dramaturgias y algunas anécdotas sobre las y los dramaturgos a cargo del equipo editorial conformado por Alejandro Acuña Moreno, María Paula Compañy, Gabriel Penner y Violeta Pugliese.

Continuaron dando apertura a la escena internacional las actrices Elina Martinelli y Julia Giletta con su espectáculo Panfletarias, del grupo Fulanas y Menganas y el Espacio Cultural Bataclana, de Córdoba, Argentina. Audaces e irónicas, estas payasas, cuestionan el estado y sus instituciones desde el humor, interactúan con el público e interpelan a los espectadores a través y a pesar de la risa.

5 Minutos se titula la obra del grupo Inclasificables de Brasil. Un unipersonal con gran despliegue físico y actoral a cargo de Leandro Batz, quien encarna la historia de Manuel, el protagonista de la canción “Te recuerdo Amanda” del gran trovador chileno Víctor Jara. Cuya poética nos trajo a nuestro imaginario a otros personajes como Manoel Fiel Filho y a las miles de víctimas de las diferentes dictaduras latinoamericanas. Otra propuesta audaz que rompe con el espacio convencional y profundiza en el encuentro íntimo entre actor y espectador, desafiando el espacio teatro y el espacio calle, como escenario necesario de las resistencias.

Siguiendo la ruta de los unipersonales, el teatro el Bardo de Paraná, trajo desde Argentina a escena la obra Bienvenida Casandra. Otra propuesta sólida y audaz que rescata los clásicos griegos, desacralizando a los dioses y acercándolos a la cotidianeidad. Con un lenguaje coloquial y no por eso menos profundo, Nadia Grandón despliega su talento para hacernos reír y pensar sobre las maldiciones que sufre esta mujer por atreverse a rechazar a un dios. Otra propuesta que juega con el tiempo para hacernos pensar desde la historia hasta el tiempo presente.

México y EEUU presentaron La diáspora del llanto, una coproducción de la mano de las artistas Amanda Quezadas y Sarah Jaffe, dos actrices y bailarinas cuyas identidades y corporalidades cuentan desde el mismo momento que aparecen en escena. Un intercambio cultural cuyo juego con las imágenes y la iluminación interpelan al público sobre una realidad acuciante no solo en Latinoamérica, sino en todo el planeta: las y los migrantes. Una propuesta muy emotiva y para nada casual, en un festival internacional cuya red Iberoamericana de teatro se denomina Cruzando Fronteras.

El grupo Célula Cype, Buenos Aires, estrenó en el marco del 16° FITI otro destacado unipersonal a cargo de María Paula Compañy, actriz y directora de la propuesta, cuya dramaturgia y musicalización desempeña Gabriel Penner. Ifigenia trifásica es el tÍtulo de eta propuesta que rescata los clásicos del teatro griego para adaptarlos y resignificarlos en el cuerpo de la actriz que con pocos elementos (una serie de mascaras y una red), mantiene el hilo de la historia junto a las melodías y propuestas sonoras que interactúan durante todo el espectáculo.

Desde CDMX, Tadeco, otro de los grupos organizadores, presentó la obra Acteal. Obra que relata el genocidio de aquel 22 de diciembre de 1997 en el Municipio de Chenalhó, donde 45 personas fueron asesinadas. Los olores, los sabores, los sonidos y la poesía nos sumergen en una propuesta sensorial y nos invita a no olvidar la actualidad de lo vivido en aquellos años.

Ocho días a puro teatro y a puro encuentro donde cada grupo, desde su propia poética, muestra la inmensa necesidad de hablar de temas urgentes, pasados y presentes. Un grito contra la injusticia, la poesía hecha cuerpo y resistencia.

#Dejar juntos huella y #Que nuestro rastro signifique, fueron las frases que identificaron este festival que además de las funciones, contó con desmontajes y conversatorios sobre los espectáculos, los grupos, su forma de trabajar y las diferentes realidades que atraviesan los artistas en sus lugares de origen, además de un taller sobre el uso de redes sociales para artistas independientes a cargo de Sandra Gayou. Estas actividades se realizaron articulando con diferentes espacios e instituciones como el Centro Cultural Lorca, Tapanco Centro Cultural, la Facultad de Antropología de la UADY, y Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales de la UNAM.

El festival se despide de Mérida el día domingo con la banda Emiliano Buenfil y la Chancil Tropical, pero como es costumbre, se extienden todas las propuestas a CDMX. Desde el 24 y hasta el 29 de abril, el público capitalino podrá disfrutar de estas propuestas internacionales, que se trasladaran llenas de aplausos y devoluciones desde la península de Yucatán para seguir brillando y acercando el teatro a la gente. Todas las funciones serán en El Albergue del Arte, con entrada liberada y cooperación solidaria.

Aquí podes conocer la programación completa.






Temas relacionados

Teatro   /   Bataclana   /   México   /   Teatro   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO