Géneros y Sexualidades

DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS

México: aumentan embarazos no deseados y abortos clandestinos en medio de la pandemia

En medio de la pandemia se ha registrado una disminución del 40% en abortos legales, ¿qué hay detrás de esta cifra?

Joss Espinosa

@Joss_font

Martes 30 de junio | 10:33

En medio de la pandemia, se espera un repunte en los embarazos no deseados. Esto se debe en gran medida a la falta de anticonceptivos, sumado a la imposibilidad de practicarse un aborto de manera legal y segura.

Se estima que los abortos legales disminuyeron un 40 % en medio de la pandemia, esto es lo que reportan algunas clínicas privadas ubicadas en la ciudad de México. Esto se debe a distintos factores. Por un lado, se redujo la movilidad y muchas mujeres por miedo al contagio no asisten a las clínicas a practicarse un aborto. Por otro lado, el aborto sólo esta despenalizado en la ciudad de México y en Oaxaca, y por la crisis sanitaria ha disminuido la asistencia de mujeres del interior de la república.

Sumado a esto se reporta que ante el miedo a contagiarse hay mujeres que acuden hasta la semana 10 de gestación, mientras previo a la pandemia normalmente las solicitudes se realizaban con 5 u 8 semanas. Esto puede provocar que mujeres asistan con más de 12 semanas de gestación y no sean atendidas.

Por otro lado, las clínicas de ILE han mencionado que se ha frenado la importación de medicamentos para realizar el procedimiento. Esto llevaría a una escasez en medicamentos como misoprostol y mifepristona, lo cual trae como consecuencia que no puedan atender los abortos solicitados.

Esta disminución en los abortos legales no quiere decir que los abortos disminuyan, pues se ha reportado un aumento del 20 % en llamadas que piden información sobre el procedimiento. Por el contrario, esto puede generar un aumento en los abortos clandestinos e inseguros, sin ningún tipo de asistencia médica.

Te puede interesar: Aborto legal en la pandemia: más indispensable que nunca

Una ofensiva contra nuestros derechos

Debido a la pandemia se estima que las condiciones de vida de las mujeres en América Latina y el Caribe están retrocediendo de forma brutal. Por un lado, hay que contemplar que casi el 60 % de las mujeres de la zona acceden a los métodos anticonceptivos a través del sector público, debido a la pandemia y el desabastecimiento se estima que más de 17 millones de mujeres no pueden acceder a ellos en plena crisis, sumado a las millones que previo a la pandemia no tenían acceso a ningún tipo de anticonceptivo.

Cabe destacar que las más afectadas son las trabajadoras y las jóvenes precarizadas, que son quienes se sirven del servicio público para acceder a anticonceptivos, pues es incosteable por la vía privada para dicho sectores. Sumado a que el derecho al aborto sigue siendo restringido para un pequeño sector, pues mientras se reducen las posibilidades de acceder a un aborto gratuito o de bajo costo, las ricas pueden costearse un aborto en clínicas privadas.

Por otro lado, los gobiernos aprovechan la pandemia para dejar en pausa proyectos de legalización del aborto o avanzar contra este derecho. En Estados Unidos por ejemplo, se recortaron los fondos a las clínicas que practican abortos.

Te puede interesar: ¿#ProVida o Pro Abortos Clandestinos? Radiografía para la lucha por aborto legal

En México, pese a que el año pasado se celebraba la despenalización del aborto en Oaxaca, lo que vemos en medio de la pandemia es un avance contra los derechos sexuales y reproductivos. En Querétaro, San Luis Potosí, y Guanajuato, los partidos conservadores aprovechan la ausencia del movimiento de mujeres, para bloquear toda posibilidad de despenalizar el aborto; en Nuevo León y otros estados se discute el PIN parental que atenta contra la educación sexual en el marco de los altos índices de embarazo adolescente.

Toda esta situación implica un enorme retroceso en los derechos sexuales y reproductivos para las mujeres, que se estima puede resultar en más de 2,200,000 embarazos no deseados en toda América Latina. Esta situación, sumada a la condición de clandestinidad que tiene el aborto, puede resultar en cifras brutales de muertes por abortos inseguros.

Resulta importante, en medio de la pandemia, no olvidar los derechos que nos falta por conquistar. No podemos permitir que los gobiernos y la derecha organizada, avancen contra nuestros derechos, aprovechando la crisis sanitaria y económica. El movimiento de mujeres debe retomar las calles, para, de la mano de exigir educación sexual integral, no sexista y anticonceptivos gratuitos, arrancarle a los gobiernos, aborto legal, seguro libre y gratuito garantizado en todos los hospitales.

Te puede interesar: Carta abierta a las mujeres que viven la precarización







Comentarios

DEJAR COMENTARIO