Deportes

FÚTBOL LIGA ESPAÑOLA

Messi, su gol 600 y una liga que empieza a definirse

El Fútbol Club Barcelona le ganó por la mínima al Atlético de Madrid, en un duelo parejo, y estiró su ventaja a ocho sobre el equipo dirigido por Diego Simeone.

Alfredo Blanco

@ablanco1985

Domingo 4 de marzo | 21:19

En un Camp Nou colmado, el conjunto dirigido por Ernesto Valverde logró tres puntos importantísimos de cara a la definición del campeonato español. El club rojiblanco llegó a Barcelona con la ilusión de achicar la ventaja de cinco unidades que llevaban los locales, pero enfrente tuvieron a un rival muy sólido en defensa y mediocampo y a un Messi cada vez más determinante en los partidos importantes.

Si bien el Atlético insinuó una presión muy dinámica en los primeros minutos de juego, el Barcelona supo salir airoso a fuerza de pases y una posesión que dejó sin fútbol al equipo de Simeone. Remates a larga distancia de Philippe Coutinho y un Iniesta protagonista en cada ataque, fueron empujando de a poco al “Colchonero” en su propia meta. El circuito de juego del conjunto madrileño estuvo desconectado y esto afectó la proyección de los laterales y la generación de los volantes.

Llegando a los veinticinco minutos de la primera etapa, el ghanés Thomas le cometió una falta a Lionel Messi a pocos metros del área grande, por lo que el árbitro Gil Manzano no tuvo más remedio que cobrar un tiro libre a pedir del argentino. Habiendo colocado el balón a su perfil más cómodo, el capitán de la selección argentina remató con un zurdazo que pasó por encima de la barrera y se clavó en el ángulo superior izquierdo, dejando sin respuestas al guardameta esloveno Jan Oblak. Gol 600 para el rosarino y ventaja para un Barcelona cada vez más dueño de La Liga.

El uno a cero no hizo más que confirmar el desarrollo de gran parte del primer tiempo: un Barcelona dominante y un Atlético que no encontraba respuestas desde los jugadores en la cancha y el cuerpo técnico en el banco. Los minutos posteriores al gol tuvieron como suceso la salida de Iniesta por lesión, la entrada de un André Gómez resistido por el público del Camp Nou y a Oblak como responsable de que la ventaja en el partido no se estire a dos o tres goles.

El desarrollo del segundo tiempo mostró a los dirigidos por Simeone con mayor ambición hacia el arco rival. Si bien el ataque fue carente de claridad, lograron inquietar en más de una oportunidad al arquero alemán Marc Ter Stegen. La inclusión del delantero argentino Ángel Correa, por el lateral croata Vrsaljko, le dio mayor dinamismo a los rojiblancos, conectándose por momentos con sus compañeros de delantera, Antoine Griezmann y Diego Costa.

El complemento estuvo caracterizado por un Atlético en búsqueda del empate y un Barcelona sólido en todas sus líneas. El colegiado Gil Manzano anuló un gol para cada bando: tanto Luis Suarez, de escasa participación, como Diego Costa, se encontraron en fuera de juego al momento de cada definición. Más allá de estas incidencias, el equipo de Valverde se mantuvo entero y en pleno control del partido y si bien no fue muy superior a su rival, contó con un Lionel Messi cada vez más categórico.







Temas relacionados

Diego Simeone   /    Lionel Messi   /    Atlético de Madrid   /    Liga BBVA   /    Barcelona   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO