Economía

ALEMANIA

Merkel reconoce la fragilidad de Europa y se mantiene firme en la austeridad

Angela Merkel, la canciller de Alemania reconoció la fragilidad de la economía de la eurozona en una reunión frente a empresarios. Reafirmó su programa de austeridad marcando la cancha al resto de Europa que espera medidas de estímulo por parte del BCE.

Miércoles 5 de noviembre de 2014 | Edición del día

Fotografía de archivo: REUTERS/Hannibal Hanschke

La canciller alemán, Angela Merkel, afirmó ayer martes que la zona euro era extremadamente frágil y dejó en claro que Alemania, la mayor economía de Europa, no debería pedir más prestado para invertir, resistiendo la presión de algunos de sus socios a hacer más para impulsar el crecimiento.

Se logró un progreso económico en la zona euro desde la crisis de deuda del bloque, dijo Merkel, señalando que Irlanda, Portugal, España y Grecia habían concluido o estaban próximos a salir de sus programas de rescate.

"Pero aún así la situación en la zona euro sigue siendo extremadamente frágil", dijo Merkel a la asociación de empleadores BDA, alentando la implementación de nuevas reformas estructurales en algunos países.

La Comisión Europea dijo antes de las declaraciones de Merkel que la zona euro necesitaría un año más para alcanzar un modesto nivel de crecimiento económico, luego de revisar a la baja sus previsiones de crecimiento y predecir aún más baja inflación y alto desempleo para este año.

Una Alemania orientada a la exportación ha recortado su previsión de crecimiento para este año y el próximo a un 1,2 por ciento y 1,3 por ciento respectivamente, culpando al modesto crecimiento mundial y a las crisis internacionales. Sus previsiones anteriores eran del 2 por ciento y el 1,8 por ciento.

También se ha visto afectada por la debilidad de algunos de sus socios europeos, especialmente Francia e Italia.

Merkel dijo que la economía nacional fue afectada por eventos internacionales, como la crisis de Ucrania, que con las sanciones contra Rusia hirieron a algunas empresas alemanas provocando un clima de negocios incierto.

"Los riesgos económicos pueden haber aumentado para la economía alemana debido a la situación geopolítica, pero al mismo tiempo podemos decir que todavía tenemos una situación estable", dijo.

Merkel no se salió de la raya y dijo que era importante mantener la credibilidad en las reglas de déficit de Europa, o el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.
"Queremos atenernos al Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Esto también tiene que ver con el crecimiento y es por eso que tenemos que rechazar un debate sobre la austeridad contra el crecimiento. Esto es un error porque necesitamos de ambos" dijo Merkel.

Alemania está empezando en lograr un presupuesto equilibrado el próximo año y mientras Merkel y el ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, han dicho que van a aumentar la inversión en Alemania, no será a expensas de ese objetivo.
"Es necesario invertir, pero no con nuevo endeudamiento", dijo Merkel.

Ella dijo que además de los gastos del estado, el gobierno estaba buscando la forma de atraer una mayor inversión privada y que en este sentido las contribuciones de pensiones a cargo de las patronales se reducirían.
Merkel también dijo que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, estaba en lo cierto al decir que la política monetaria no puede compensar las fallas políticas.

El mes pasado, Draghi dijo que los gobiernos deben desempeñar un papel en el impulso de la economía de la zona euro, vacilante, algo que tensó la relación entre el presidente del Banco Central Europeo y Alemania.

Fuente: Reuters







Temas relacionados

BCE   /    Angela Merkel   /    Austeridad   /    Crecimiento   /    Alemania   /    Economía Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO