Internacional

ALEMANIA

Merkel afirmó que continuará con las deportaciones de afganos

Así lo indicó este jueves en la conferencia de prensa que dio de manera conjunta con el primer ministro chino. La declaración es realizada luego del atentado en Kabul, donde murieron 90 personas, en una zona cercana a la embajada alemana en Afganistán.

Jueves 1ro de junio | 11:08

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó este jueves que continuarán las deportaciones a Afganistán de ciudadanos a los que se le rechaza la petición de asilo en Alemania. En conferencia de prensa junto al primer ministro chino, Li Keqiang, Merkel se refirió al futuro de esas deportaciones tras el grave atentado registrado el miércoles en Kabul y ante las críticas de las principales ONG que trabajan con refugiados y de políticos socialdemócratas y verdes.

El atentado en Kabul, capital de Afganistán, el más sangriento de los últimos 15 años al causar 90 muertos y 463 heridos, motivó la cancelación de un vuelo para deportar a un grupo de afganos que debía haber despegado el miércoles desde Alemania. Según explicó el Ministerio del Interior, se suspendía por motivos logísticos, ya que la embajada de Alemania en Kabul, muy dañada en el atentado, no podía participar en la recepción de los deportados.

El Gobierno alemán sostiene que el nivel de inseguridad no es igual en todas las regiones afganas y mantiene su apuesta por deportar a los solicitantes de asilo que no consiguen protección en Alemania, aunque ONG como Amnistía Internacional o Pro Asyl creen que esa práctica supone poner en peligro la vida de seres humanos.

Según datos difundidos por medios locales, desde que el acuerdo para agilizar las repatriaciones que firmaron el pasado mes de octubre las autoridades alemanas y Afganistán, han sido devueltos a su país de origen 106 afganos.

Una de esos intentos de deportación derivó el miércoles en violentos disturbios en la ciudad de Núremberg al sur del país, cuando los estudiantes de un instituto de formación profesional intentaron evitar la detención de uno de sus compañeros, un afgano de 20 años, con orden de expulsión. Alrededor de trescientas personas se unieron finalmente en una protesta espontánea, donde tres personas fueran detenidas.

Estas declaraciones de Merkel no son un rayo en cielo sereno, sino que viene expresando una posición de mano dura contra los refugiados e inmigrantes, planteando directamente la deportación e intentando un acuerdo con Turquía para que funcione como tapón en el camino de entrada a Europa, violando los derechos humanos de miles de personas que año a año intentan llegar al viejo continente.

En el mes de febrero, la líder conservadora puso en marcha un plan llamado de “esfuerzo nacional” para acelerar la deportación de aquellos inmigrantes a los que se les haya denegado la residencia. El programa de 16 puntos ideado, incluye medidas como dar vía libre a las autoridades alemanas para registrar los celulares y la tarjeta SIM de los inmigrantes rechazados para investigar y aclarecer su identidad. Otro punto es la creación de un centro de detención para aquellos a los que se les ha denegado el derecho al asilo, sin especificar siquiera el tiempo máximo de retención de los inmigrantes.






Temas relacionados

Deportaciones   /    Refugiados   /    Angela Merkel   /    Afganistán   /    Alemania   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO