Internacional

AMÉRICA LATINA

Mercosur: Brasil pide retrasar el traspaso de mando a Venezuela

Juan Andrés Gallardo

@juanagallardo1

Miércoles 6 de julio de 2016 | 10:28

El canciller de Brasil, José Serra, se reunió el martes en Montevideo con el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, y le propuso postergar hasta mediados de agosto la decisión sobre si traspasar o no a Venezuela la presidencia temporal del Mercosur.

Esta decisión, que forma parte de los nuevos realineamientos regionales tras la asunción de Macri en Argentina y el golpe institucional contra Rousseff en Brasil, tienen al gobierno de Maduro en la mira.

Las tensiones que durante las semanas previas recorrieron la asamblea de la OEA y que terminaron con la derrota de la posición que pedía aplicar la "carta democrática" de la organización al país caribeño, ahora se trasladan al interior del bloque del Mercosur.

Uruguay, que actualmente preside el bloque regional, manifestó su intención de cumplir con el reglamento del grupo -al que también pertenecen Argentina y Paraguay- y traspasar el mandato del Mercosur a Venezuela, lo cual se debatirá, en principio, en una reunión de cancilleres en Montevideo el próximo 11 de julio.

"Hice la propuesta de que dejáramos la decisión para mediados de agosto, cuando Venezuela tendría que concluir los requisitos (para formar parte del grupo) del Mercosur que fueron fijados hace cuatro años y que hasta ahora los cumplió parcialmente", dijo Serra en una rueda de prensa tras almorzar con Novoa en la capital uruguaya.

Sin embargo, estas últimas no son las verdaderas razones por las que Brasil insiste en extender los plazos para transferir la presidencia a Venezuela. El propio Serra considera que a mediados de agosto los países miembro tendrán más elementos para poder tomar una decisión en cuanto al traspaso de la presidencia pro tempore a Venezuela, que atraviesa una situación política "nebulosa".

La dilatación del traspaso de mando tiene que ver con el compromiso que tanto el gobierno de Temer como el de Macri tienen con la oposición de derecha venezolana, que pide con urgencia el llamado a un referéndum revocatorio contra Maduro. Ambos gobiernos tienen estrechos lazos con la oposición venezolana, que quedaron plasmados en el reciente viaje de Capriles por la región. De esta manera la maniobra sobre el traspaso de mando de la presidencia del Mercosur parecería estar mas cerca de una herramienta de extorsión sobre el gobierno venezolano en sus asuntos domésticos que en el del incumplimiento parcial de algunas de las clausulas del bloque comercial.

Dentro de esta "grupo de presión" también se encuentra Paraguay, que fue el único país que ha dado su apoyo explícito al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en el proceso de aplicación de la Carta Democrática de esta organización a Venezuela, un instrumento jurídico que busca aumentar la presión internacional sobre el Gobierno de Nicolás Maduro.

El gobierno de Temer, por su parte busca algo de tiempo para mejorar su posición, jaqueado por los escándalos de corrupción de su entorno y el de sus aliados, como por la creciente crisis económica. Un panorama que esperan tener más despejado hacia agosto cuando el Senado dictamine la resolución sobre el proceso de juicio político a Dilma Rousseff. Un escenario que aún no tiene resolución cierta.






Temas relacionados

Michel Temer   /    Venezuela   /    José Serra   /    Mercosur   /    Nicolás Maduro   /    América Latina   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO