Economía

EL CÍRCULO ROJO

Mercatante y Schorr: la crisis, el cepo tan temido y los problemas de Fondo

Esteban Mercatante presentó su libro “Salir del Fondo” en el programa radial El Círculo Rojo. También participó Martín Schorr. Además, analizaron las medidas anunciadas por el gobierno.

Lunes 2 de septiembre | 13:30

Escuchá aquí la entrevista completa

Esteban Mercatante es economista y coeditor de economía en La Izquierda Diario y en el Semanario Ideas de Izquierda. También es autor de "La economía argentina en su laberinto", que analiza el período kirchnerista. Y del libro que convoca a esta entrevista, Salir del Fondo.

Martín Schorr es Sociólogo, investigador y autor de numerosos libros sobre el desarrollo industrial argentino y sobre el comportamiento de los grupos económicos dominantes en el país, como "Industria y Nación", o el más reciente "La financiarización del capital", este último editado junto a Andrés Wainer. Y escribió el prólogo de "Salir del Fondo".

Entrevistados por El Círculo Rojo abordaron la situación económica a partir de los anuncios del control de cambios establecido por el Gobierno de Mauricio Macri el día domingo para luego tratar toda la gestión de Cambiemos que es el objeto del libro "Salir del Fondo". Aquí reproducimos los principales conceptos.

Sobre las medidas, Esteban Mercatante analizó que “todos los que tengan depósitos en dólares van a ir desde primera hora de mañana (lunes) a sacarlos. La intención del gobierno con esta medida es desincentivar o limitar de alguna forma las compras, y aguantar con los dólares que tiene hasta fin de año”. Y amplió la idea: “Cuando el Estado se empieza a quedar sin dólares, no hay reservas en el Banco Central o son escasas, todos van a sacar sus pesos y dólares depositados, el Banco Central no puede responder a los bancos, los bancos tampoco a los depositantes, y se termina en estos desfalcos. Esta medida (el cepo) intenta prevenir eso. Es lo último que habría querido hacer Macri”.

Mercatante también advirtió que al Banco Central de la República Argentina (BCRA) actualmente le quedan U$S 12 o 13 mil millones de reservas utilizables. “Si un millón de personas fueran a comprar U$S 10 mil, estaríamos hablando de U$S 10.000 millones”. Considerando que además van a seguir pagando deuda a las “personas humanas” por alrededor de U$S 8 mil millones, la cuenta da que las reservas no alcanzan. “Por eso es probable que conozcamos más restricciones a la compra de dólares”, indicó el economista.

Por su parte, Schorr explicó que “es el final anunciado de una política económica que durante estos cuatro años -de la mano de la liberalización financiera, la liberalización comercial- generó un ciclo de endeudamiento externo fabuloso, anclado en un negocio financiero muy fuerte, con lo cual me parece que a muchos de los que estamos en estas discusiones este final era claro: la crónica de un final anunciado. Tuviste ya una crisis de deuda, que es lo que vivimos en la semana anterior que pasó. Tuviste una gran crisis cambiaria, que es lo que estamos transitando en este tiempo. Hay que ver -esta semana que viene es clave- si vas al tercer eslabón de este proceso que es una crisis bancaria y el final de todo. Esta semana es clave en este sentido: en ver sí el gobierno con estas medidas logra poner algún dique de contención en el frente bancario”. El sociólogo no descartó que haya ampliaciones del cepo.

Introducido en la conversación sobre el libro, Martín Schorr afirmó que "La verdad es que hicieron (el gobierno) mucho daño. Cuando analizas por dónde se fueron los dólares: timba financiera que se fue al exterior, anclado en un proceso de endeudamiento externo fabuloso; tenés todo lo que tiene que ver con la no reversión y la profundización de la extranjerización de la economía y salida de divisas por un montón de renglones de la balanza de pagos. Hay un tercer aspecto que nadie habla, que es una herencia tremenda que deja este gobierno: la destrucción del aparato productivo de la mano de un proceso de apertura comercial muy grande. Lo que se reprimarizó la estructura productiva estos años y el desmantelamiento industrial es equiparable a los noventa o a la dictadura. Estás hablando en cuatro años de un ciclo de reestructuración regresiva del aparato productivo muy fuerte. Es verdad que venían por todo y terminaron siendo graduales y que sin duda la disputa social marcó un límite, pero desde el punto de vista de los principales problemas estructurales que Esteban atiende en su trabajo -el prodominio del capital extranjero en la economía, el perfil de especialización y cómo la Argentina se inserta en el mercado mundial- las herencias que están dejando son realmente muy profundas y van a ser muy difíciles de revertir".

Esteban Mercatante consideró que Cambiemos “tuvo una gran confianza, al ser un gobierno ’amigable’ a los mercados, de que los acreedores les iban a mantener abierto el grifo del financiamiento, y su complemento que fue la entrada de capitales que alimentó la bicicleta financiera (la “bomba de las Lebac”). Opinaron que ese combustible les iba a alcanzar para aplicar su ’gradualismo’. Hay que decir que el ’gradualismo’ en bajar el déficit público fue porque realizó importantes transferencias de ingresos a través de reducciones de impuestos. Lo primero que hizo fue bajar las retenciones, pero también Bienes Personales que es un impuesto que pagan sobre todo los ricos, y Ganancias para las empresas, y Contribuciones Patronales a la Seguridad Social. Una política muy agresiva de transferencia de ingresos, que aumentó el déficit y tuvo que financiarse con endeudamiento. Confiaron en que lo iban a poder sostener”.

El autor de "Salir del Fondo" agregó que "La confianza en que se mantendría el financiamiento de los mercados de manera indefinida terminó de manera abrupta a finales de 2017. Estados Unidos empezó a subir las tasas de interés, lo cual determina que los capitales se van de países ’emergentes’ como la Argentina. Además, el gobierno de Macri terminó ese año con el fracaso del ’reformismo permanente’, cuando aprobaron la reforma previsional en medio de enfrentamientos en el Congreso. Y finalmente, estuvo el 28 de diciembre de ese año el anuncio de los cambios en las metas de inflación y baja de las tasas de interés. Todo eso determinó que se cortara el financiamiento para el país, y lentamente primero, y de manera pronunciada desde marzo, se fugaran capitales, empezara la corrida, y la Argentina se quedara sin otro financiamiento que el del FMI”.

Para debatir las alternativas desde el punto de vista de la clase trabajadora, como plantea el libro desde el título, Mercatante afirmó que “la cuestión que buscamos poner en discusión es ’¿por qué no salir del Fondo?’. La idea de que ’no podés romper con el Fondo’ tiene que ver con los intereses de los grandes empresarios como Rocca o Madanes quintanilla, que tienen acciones que cotizan en Nueva York, se endeudan en moneda extranjera, y necesitan que el país se mantenga dentro del sistema de pagos internacionales del cual el FMI es garante. Pero para el pueblo trabajador está fuera de ser una cosa indiscutible que el país tenga que mantenerse dentro del FMI, que es básicamente un matón de los acreedores. Quedarse en el FMI es subordinar toda la política económica al pago de la deuda, de la cual el pueblo trabajador no vio un dólar”.

Sobre las salidas posibles, Schorr señaló que en el libro de Mercatante, “por primera vez en mucho tiempo hay propuestas y creo que eso es muy rico para la discusión en distintos sectores –académicos, políticos-. Los trabajos académicos no incluyen muchas propuestas y me parece que ahí hay un aspecto importante. Además de lo de la deuda, él avanza en dos o tres cosas que a mí me parece que son clave. Primero la nacionalización del comercio exterior, que a mí me parece que es una cuestión central. En Argentina, 50 empresas concentran el 75 % de las exportaciones. Lo segundo es la nacionalización del sistema financiero. Pero hay un tercer aspecto que es central: ¿Qué vamos a hacer con todo el marco normativo que venimos heredando de capas geológicas de neoliberalismo: la OMC, la ley de inversiones de la dictadura que sigue vigente, los tratados bilaterales de inversión? Por eso me parece muy rico el trabajo”.







Temas relacionados

Martín Schorr   /    Esteban Mercatante   /    Cepo cambiario   /    FMI   /    Dólar   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO