Política

INFORME DE PEÑA EN EL SENADO

Mentiras Pro: para Marcos Peña el acuerdo con el FMI es “innovador”

Alabanzas al acuerdo con el FMI y guiños al peronismo en el informe de gestión que brindó el jefe de Gabinete en el Senado.

Miércoles 27 de junio | Edición del día

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, presentó este miércoles el segundo informe de la gestión gubernamental, ante la Cámara de Senadores, en el que, cínica e inexplicablemente, quiso convencer a la población de los beneficios del acuerdo con el FMI.

En el informe anterior que había presentado en abril de este año, Peña ya había hecho gala de sus dotes histriónicas cuando pronunció un discurso totalmente alejado de la realidad en el que manifestó que “el rumbo es el correcto” y que “lograremos superar la pobreza y la desigualdad en nuestro país”.

En esta ocasión, sin ruborizarse apenas un poco, Peña afirmó que desde mediados de 2016 hasta fines de 2017, el Gobierno había logrado reducir la pobreza, que la economía crezca y la inversión aumente. Pero tuvo que admitir que en abril " se registró una desaceleración", y el panorama cambió.

Peña compareció otra vez ante el mismo público que hace dos meses y no sólo eligió mantener la misma línea, sino animarse a más al calificar como “innovador” el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y explicó que recurrir al organismo internacional, que nefastas consecuencias dejó en Argentina y otros países del mundo como Grecia por nombrar solo algunos, “fue la mejor manera de evitar una crisis”.

Peña, para fundamentar su extraña teoría, argumentó que “se decidió preventivamente solicitar la asistencia de Fondo Monetario Internacional, para minimizar el impacto de las turbulencias sobre nuestra economía”. Y agregó que esa fue “la mejor manera de defender el gradualismo y evitar una crisis”.

"Estamos convencidos de que éste es el camino y que las dificultades las vamos a superar mas rápido y mejor cuanto más juntos estemos", así transmitió Peña un claro mensaje a un sector de la oposición política que viene siendo funcional a sus planes y clave a la hora de mantener la gobernabilidad: el peronismo.

En esta línea, el jefe de Gabinete les pidió a los senadores su colaboración para aprobar los tres proyectos de ley (blanqueo de trabajadores en negro, la creación de una agencia nacional de evaluación de tecnología de la salud, y sobre capacitación laboral –pasantias-) que forman parte de la reforma laboral, y que es uno de los pedidos del FMI.

Mucho ruido y pocas luchas

Peña tuvo que soportar los comentarios críticos y dudas de sectores de la oposición que cuestionaron sobre todo las medidas económicas del Gobierno nacional.

"Hace una semana tuvimos un paro general fuertísimo, creo que el Gobierno tomó nota porque un paro general de esa magnitud no se da si hay conformidad con las políticas en marcha", expresó el senador formoseño José Mayans.

El senador tiene razón. La huelga del pasado lunes que paralizó por completo el país fue una demostración contundente de la bronca y el rechazo de la inmensa mayoría de la población al rumbo económico del Gobierno nacional.

Sin embargo, Mayans se olvida, o más bien pretende que nos olvidemos, que él viene siendo uno de los senadores que más ha colaborado con los planes oficiales. En diciembre pasado fue uno de los que votó a favor de la mal llamada reforma previsional. Unos meses después, en abril de este año, fue el que “ayudó” al entonces ministro de Finanzas, Luis Caputo, a levantar una reunión en el Congreso en la que estaba siendo cuestionado por sus empresas offshore y por la política de endeudamiento gubernamental.

Pero Mayans no es el único colaborador dentro del peronismo. Por esa razón, en el informe anterior Peña había agradecido la labor y la buena voluntad de los gobernadores, en su mayoría peronistas, para con el Gobierno Nacional. Era un agradecimiento más que merecido, ya que los gobernadores y sobre todo aquellos enrolados en las distintas variantes del peronismo, fueron de gran ayuda para que el Gobierno logre los votos necesarios para hacer ley el saqueo a los jubilados.

Recientemente el peronismo le hizo otro gran favor al macrismo. Fue apenas la semana pasada, cuando fracasó la sesión especial en Diputados pedida por el Frente de Izquierda entre otros, para que el Congreso discuta el acuerdo con el FMI, al no dar quórum el peronismo federal y el massismo.

Te puede interesar: Congreso Nacional: otro gran favor del peronismo a Macri y el FMI

No es de extrañar esta actitud. El peronismo, tanto en Diputados como en Senadores, votó por ejemplo la ley del pago a los fondos buitres y dejaron trascender que aprobarán la ley del Presupuesto 2019, que será de más ajuste y saqueo para el pueblo trabajador.

El oficialismo no tiene la mayoría ni en la Cámara de Senadores, ni en la de Diputados y a pesar de ello ha logrado avanzar con leyes claves para su gestión. La colaboración peronista es la explicación.

En la vereda opuesta, el Frente de Izquierda plantea el desconocimiento del acuerdo con el FMI y el no pago de la deuda pública, que es ilegal, ilegítima y fraudulenta, como algunas de las medidas fundamentales para que la crisis la paguen los capitalistas y no se concrete un nuevo saqueo contra el pueblo trabajador.







Temas relacionados

Marcos Peña   /    Congreso   /    Senadores   /    Peronismo   /    Diputados   /    FMI   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO