Sociedad

ECOLOGÍA Y MEDIOAMBIENTE

Mendoza: ¿por qué debemos proteger la riqueza natural y cultural de Uspallata?

Los vecinos de Uspallata se vienen reuniendo en Asamblea desde hace años, primero alarmados por el Proyecto megaminero San Jorge, el que lograron desactivar con la lucha.La primer asamblea después de la histórica lucha en defensa de la 7722 fue masiva y se discutieron acciones locales, provinciales y la solidaridad con Chubut.

Prof. Celia Segal

Miembro de la Coordinadora por el Agua y los Bienes Comunes

Martes 14 de enero | 12:04

Foto: MendoVoz

Desde 2015 se vienen manteniendo conversaciones entre diferentes estamentos técnicos de Nación y Provincia para concretar lo que podría ser el primer Parque Nacional en Mendoza: el proyecto de creación del Área Natural Protegida Uspallata – Polvaredas. En medio de la mayor crisis hídrica de la historia de Mendoza se hace urgente y necesario avanzar en medidas urgentes para resguardar este vital recurso.

En este singular faldeo occidental de la Cordillera del Tigre y el Valle de Uspallata, conviven tres ecorregiones: el monte, la puna o cardonal y los altos andes. Allí existe una gran biodiversidad a pesar de tratarse de una región árida y el patrimonio cultural existente que abarca vestigios de los primeros pobladores americanos, pasando por los Huarpes, la ocupación incaica, la conquista y colonización, la gesta sanmartiniana, el apogeo y decadencia del ferrocarril, entre otros hitos.

Toda esta riqueza natural y cultural debe ser protegida, no sólo por sus características únicas que constituyen un valor universal de conservación, sino también para beneficio y goce de la población, para proteger las fuentes de agua que abastecen al Valle de Uspallata y al Gran Mendoza, y principalmente para brindar una herramienta que garantice el crecimiento económico local basado en una experiencia de vida armónica entre el hombre y la naturaleza.

(de izq. a der. y de arr. a ab.): 1) Petroglifos del Cerro Tunduqueral, 2) Senecio uspallatensis (endemismo), 3) Cerro Tambillos, 4) Cañón del A° del Durazno, 5) Seracs en el Glaciar Tambillos, 6) Humedal de Yalguaraz, 7) Cardonal de Denmoza rodocantha, 8) Arroyo del Chiquero, 9) Qhapaq Ñan y sitios asociados, 10) Río Mendoza, 11) Argylia uspallatensis (endemismo), 12) Bloques erráticos en la margen oriental del Río de las Vacas, 13) Arroyo San Alberto, 14) Quebrada de la Gloria en el Cerro de los Azules, 15) Nieve en San Alberto, 16) Guanaco (monumento natural provincial).

Te puede interesar: Histórica conquista del pueblo mendocino: volvió la 7722

Teniendo en cuenta que la población de las provincias de San Juan y Neuquén están sufriendo embates por actividades extractivas altamente contaminantes entendemos fundamental en nuestra provincia la preservación de la biodiversidad que comparte con estas ecorregiones. Se puede resaltar, con la presencia de especies comunes, la utilidad de las plantas (medicinal, comestible, combustible, etc.) que están en el Flanco Oriental del Cordón del Plata con las de Ñacuñan por ejemplo.
La creación e implementación de Áreas Naturales Protegidas implica un auténtico ejercicio de soberanía, ya que son nuestros bienes comunes, evitando su contaminación y enajenación, poniendo de manifiesto el destacado rol que desempeñan para la sociedad las áreas naturales protegidas como herramientas jurídicas válidas para el cuidado del ambiente y la biodiversidad, constituyendo genuinas experiencias de vida armónica entre el hombre y la naturaleza.

Los vecinos autoconvocados en las Asambleas x el Agua Pura entendemos el cuidado de la naturaleza como beneficiario de innumerables actividades productivas sostenibles que dan un valor agregado a la producción y a servicios por la calidad ambiental. Es fundamental para la vida y la economía de todo el norte de la Provincia de Mendoza, la preservación de la cuenca del Río Mendoza completa, al menos en la zona cordillerana, donde se localizan las fuentes de agua de los ríos y arroyos que la constituyen. También una lucha contra el saqueo de empresas que arrasan con todo, territorios, poblaciones, flora y fauna con el único afán de llevarse millones sin dejar nada, de nada.

Las cuatro ecorregiones presentes en Mendoza (Puna, Monte, Patagonia Extraandina y Altos Andes) presentan características ecológicas singulares, que las hacen importantes, desde el punto de vista científico, no solo a nivel local y nacional, sino también a nivel mundial, ya que las cuatro están citadas entre las 200 más importantes para la conservación de la biodiversidad a nivel mundial (Informe “G 200”, Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza-Fondo Mundial para la Naturaleza, 2003).

También podes leer: [Video 360] La juventud pelea contra la crisis climática

La Vega del Sol, en las nacientes del Arroyo San Alberto, es uno de los humedales altoandinos más importantes por su extensión, pristinidad, cantidad y diversidad de flora y fauna nativa observada, singularidad y estado de conservación de las mismas. A primera vista se presenta como uno de los valores puntuales más importantes para preservar y destinar a la investigación científica.

Si tenemos en cuenta que estas regiones están rodeadas de actividades extractivas altamente contaminantes ( Veladero en San Juan donde Jachal es parte de la misma ecorregión y Vaca Muerta que ya ha perdido la biodiversidad que acá todavía conservamos ) entendemos la importancia de proteger nuestro patrimonio biológico y cultural que hace a nuestra soberanía.

El Cordón del Tigre y el Valle de Uspallata constituyen un enclave con características particulares desde el punto de vista geológico y geomorfológico, constituyendo una barrera orográfica que ataja la parte posterior de los temporales cordilleranos de invierno, generando una importante acumulación nívea, que sin llegar a tener la relevancia de las nieves de la cordillera principal, sustenta el oasis de Uspallata. Por lo que es fundamental su preservación tal cual está.

Una voladura de cualquier fracción de esta barrera orográfica generaría una nube de polvo altamente tóxica y contaminante incluso si no usaran cianuro (como es la propuesta que tiene en carpeta el consorcio ruso dueño de la estancia el Yaguaraz). Esto además genera sulfuros naturales por exposición al aire de metales pesados que antes estaban en el subsuelo. Estos son volátiles y además se infiltran en las napas contaminando aguas abajo.

También te puede interesar: La política extractivista y su impacto socioambiental en Río Negro

El principal tipo de atractivo turístico de la región lo constituye sin lugar a dudas la belleza escénica del paisaje natural. Lamentablemente este paisaje está deteriorado por la presencia humana que depreda ensucia y contamina. Por eso desde la Asamblea del Agua de Uspallata se están organizando jornadas de limpieza y reciclado de residuos en una zona en particular que es un vertedero de residuos de todo tipo; autos abandonados, lavarropas viejos, cartón vidrio, plástico, latas, etc…Terminará la jornada con una charla sobre reciclado y un festival artístico en la plaza “ Rincón del Agua pura” ex Plaza del Informador Turístico.

Junto al resto de las asambleas de Mendoza por el Agua Pura arrancó una campaña por la necesaria creación del Área protegida Uspallata-Polvaredas. Después de las masivas movilizaciones que conmovieron Mendoza al grito de: “el agua de Mendoza no se negocia”, en la que defendimos la 7722 contra el brutal acuerdo entre el gobierno provincial, el gobierno nacional y las empresas megamineras, el pueblo de Uspallata sigue atento y movilizado.







Temas relacionados

Asambleas Mendocinas por el Agua Pura   /    Megaminería   /    Ecología y medioambiente   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO