Sociedad

AGROTOXICOS

Mendoza: pese a la prohibición, se realizan fumigaciones aéreas en San Carlos

Si bien el municipio había prohibido las fumigaciones aéreas, vecinos de San Carlos denuncian que el Iscamen comenzó hoy con las fumigaciones.

Jueves 23 de noviembre | 16:22


Mendoza: pese a la prohibición, se realizan fumigaciones aéreas en San Carlos - YouTube

Vecinos de San Carlos, junto a organizaciones socioambientales denunciaron este jueves que el Iscamen comenzó con las fumigaciones aéreas en el departamento, desconociendo la prohibición para realizarlas en el municipio.

Como se ve en el video, difundido por las organizaciones socioambientales, avionetas están sobrevolando el departamento fumigando campos, pese a que el Concejo Deliberante del departamento las había prohibido.

"Sin cumplir con sus promesas, sin evaluación de impacto ambiental ni con la legislación vigente, asi son vulnerados nuestros derechos", denunciaron desde las organizaciones, que se convocaron esta misma mañana en el Concejo Deliberante municipal.

Aval judicial a la contaminación

Las fumigaciones aéreas para combatir la plaga de Lobesia Botrana, más conocida como polilla de la vid, se está realizando sobre más de 140 hectáreas en toda la provincia, y desde las organizaciones socioambientales denuncian que esta práctica se está realizando sin los controles de impacto ambiental correspondiente. Por ello presentaron un recurso de amparo en la justicia, que fue denegado con el argumento que "el perjuicio invocado por la parte actora no ha sido probado".

Desde la Asamblea por la Soberanía Alimentaria, mediante un comunicado, cuestionaron el fallo judicial que "exige que el pueblo demuestre el daño una vez ocurrido, en lugar de exigirle a las instituciones que demuestren previamente la inocuidad de sus acciones, o mismo prevenirlas".

El comunicado detalla que el fallo "reconoce que las pulverizaciones no cuentan con la Declaración de Impacto Ambiental ni presentan ningún argumento técnico probatorio de seguridad para la salud de los habitantes de Mendoza". Además denunciaron que "tenemos videos y fotos que muestran a las avionetas fumigando encima de casas rurales y cerca de escuelas, cursos de agua y rutas, sin respetar las medidas mínimas de seguridad que establece el mismo ISCAMEN, que pasa por supervisar correctamente el operativo".

Además, desde la Asamblea difundieron un estudio realizado por el Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIMA) de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, donde se establece que la presencia de Clorantraniliprol (el agrotóxico utilizado por ISCAMEN) en las muestras de agua obtenida, duplican los índices máximos permitidos.


Mirá el comunicado:

Acudimos al Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIMA) de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, donde el Dr. Damián Marino (científico de la ciencia digna, comprometido y al servicio de la sociedad) realizó los análisis de las muestras que entregamos. El equipo del Dr. Marino es conocido por haber detectado los altos niveles del herbicida Glifosato y AMPA en productos industrializados como algodón, gasas, hisopos, toallitas, etc., así como en la cuenca hídrica del Río Paraná.

Los análisis de nuestras aguas determinaron que en más de la mitad de las muestras los valores de Clorantraniliprol presente (el agrotóxico utilizado por ISCAMEN) duplican y hasta quintuplican los valores máximos permitidos de 100 nanogramos/litro (tomando como guía las regulaciones de la Comunidad Europea ya que Argentina no cuenta con regulaciones para este producto de reciente implementación). Este producto es inmunotóxico y podría generar enfermedades crónicas y congénitas en las personas, por lo que advertimos a todas las personas que viven en zonas rurales.








Temas relacionados

San Carlos   /    Agrotóxicos   /    Ecología y medioambiente   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO