Política

OPINIÓN

Mendoza nos pide batallas y nosotrxs se las damos

“Eficiencia”, “Eficacia”, “Orden en la gestión”, “Seguridad”, “Estado Normal”… A quienes gobiernan la provincia les encanta repetirnos esas palabras una y otra vez. Pero a nosotrxs no nos da respuesta, son significantes vacíos lanzados al aire.

Lunes 30 de septiembre | 22:00

Porque mientras nada significan para lxs miles que hacen fila en comedores y merenderos, para nuestros abuelos que no reciben su medicación, para lxs que no tienen hogares y de forma precaria montan sus casas a base de chapa y nylon, para lxs que tuvieron que abandonar las carreras, para lxs pibes a lxs que les sacaron la comida en las escuelas, para lxs niñxs que están cosechando y lxs viñateros que quedan a su buena suerte. Pero mientras ajustan…procesan maestrxs por luchar. Ese es el único orden que conocen.

Qué significa para los trabajadores de La Cooperativa La Terre que están resistiendo contra fallos para sacarlos de la fábrica y proteger esa “propiedad privada”.

Para las mujeres que sufren más la crisis, las que se encargan de llevar algo a la mesa de sus hijxs, que soportan la violencia machista de los empresarios, sus superiores, compañerxs de trabajo y maridos, entre una lista que podría ser interminable.

Naturalizan que empresas como La Campagnola (Arcor) levante sus cosas y decida irse dejando familias en las calles, que miles de jóvenes se queden sin ningún futuro, que el fracking sea el modo de financiarse a costa de nuestra salud y el deterioro del medioambiente, que los docentes trabajen enfermos para no recibir descuentos enormes. Esa legalidad sí se puede ver. Y no la del derecho al trabajo, a la vivienda, a la educación o la salud.

Te puede interesar: Trabajadores de La Terre permanecen en estado de alerta

Pues, sus palabras no dicen nada sobre nuestras vidas, no hablan de nosotrxs porque no saben ni imaginan nuestra cotidianeidad. Son una casta política que está lejos de poder siquiera figurarse la rutina de los laburantes. Algunos si quiera lo imaginen, pero están lejos de tener la más mínima empatía, esa la guardan para sus amigos de clase.

La grieta que existe entre el oficialismo y la falsa oposición que ha cogobernado sin problema en levantarles la mano para aprobar sus ataques; y nosotrxs, es irreconciliable.

Cada vez nos exige más batallas que estamos dispuestos a dar. No naturalizamos que docentes sean procesados por luchar, no naturalizamos los policías tomando nuestras huellas digitales en cada esquina, ni llevándose pibes para mantener “limpia” la ciudad. No naturalizamos topadoras pasando por arriba de viviendas precarias de familias que no tienen nada.

No naturalizamos que docentes sean procesados por luchar, no naturalizamos los policías tomando nuestras huellas digitales en cada esquina, ni llevándose pibes para mantener “limpia” la ciudad. No naturalizamos topadoras pasando por arriba de viviendas precarias de familias que no tienen nada.

También podes leer: Cornejo y Bermejo desalojan en conjunto a familias pobres en Maipu

La costanera alumbrada no nos sirve si en cada una de sus esquinas hay pibes y madres con sus hijos pidiendo ayuda para poder sobrevivir.

Seguimos del mismo lado, porque mientras más nos atacan, más nos organizaremos para estar más firmes. Porque para nosotrxs las prioridades son otras y queremos dar vuelta todo en éste sistema injusto, porque creemos que otro mundo es posible.

Porque seguiremos sosteniendo el SUTE de los docentes para enfrentar el terrible Ítem Aula, defendiendo cada puesto de lucha que hemos conquistado en la legislatura y en los concejos municipales, en cada escuela y facultad donde estudiamos, en cada lugar donde trabajamos.

Mendoza nos está pidiendo batallas y desde el Frente de Izquierda se las seguiremos dando. Ante los planes que tienen los poderosos, el FMI, los empresarios, banqueros, especuladores y los políticos, que son cómplices de la decadencia a la que nos están llevando, dejando un planeta inhabitable pata todxs lxs que vienen, tenemos que construir una gran fuerza social que no se resigne a las migajas que la casta política tiene para ofrecernos. Para que no silencien nuestra voz y para que esta crisis que no generamos no recaiga en nuestras espaldas y la paguen quienes sí lo hicieron.







Temas relacionados

Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO