Sociedad

MENDOZA / CORONAVIRUS

Mendoza: las personas en situación de calle ante la crisis del coronavirus

Desde el gobierno no hay respuesta satisfactorias para personas en situación de calle. A pesar que ya en la semana se había parado gran parte de las actividades provinciales y estamos a tres días de la implementación de la cuarentena obligatoria, parece no importar que sean personas de alto riesgo.

Ailen Suyai

Estudiante avanzada de Sociología, especialista en Salud

Domingo 22 de marzo | 12:30

Fotos: Cristian Lozano

Lamentablemente no es nuevo ver en las calles mendocinas cada vez más personas en situación de calle. En mayo de 2019 el entonces Subsecretario de Desarrollo Social de la provincia Alejandro Varón, informaba que eran 350 las personas que estaban en esta situación de total vulnerabilidad.

Desde la Izquierda Diario nos acercamos a hablar con un grupo de personas en el centro que viven esta situación. Una mujer, quién además está embarazada, nos contó que “nadie por parte del gobierno se ha acercado a ofrecernos ningún tipo de resguardo, ni siquiera insumos básicos de higiene” para evitar, si con eso tan solo eso fuera suficiente, el contagio del virus que tiene en jaque al mundo.

También nos comentaron que “de las Iglesias nos echan con la policía”, recordemos que propiedades de estas instituciones están vacías y que además reciben subsidios millonarios por parte del Estado, una vez más muestran la cara más terribles de esta nefasta alianza entre Iglesia y Estado, que bien debieran ser asunto separado.

Es de público conocimiento para todas y todos, que los cajeros de los bancos suelen ser lugares de "refugio" para muchas personas que no tienen algo tan básico como es un lugar para vivir. Sin embargo Ramón nos contó que ese mismo día, su esposa Carolina había sido sacada a golpes y empujones por una oficial de policía.

Con todos los derechos vulnerados, estas personas no tienen una mínima respuesta ni mucho menos iniciativa por parte del Gobierno para protegerse..

En un país donde se produce alimento para veinte veces su población, donde se calcula dos millones de viviendas ociosas. Sólo en la ciudad de Mendoza, de 51.482 viviendas particulares 14.442 se encuentran deshabitadas. Si se tiene en cuenta que en capital hay un déficit de vivienda de 33.356 hogares, casi la mitad se solucionaría sólo con las viviendas deshabitadas (INDEC, 2010).

Las medidas tomadas por el gobierno hacen que grandes hoteles de la provincia queden con habitaciones completamente disponibles para alojar a toda aquella persona que lo necesite. El Estado tiene que hacerse cargo.
Para tener más información sobre las medidas que se están tomando respecto al tema, entrevistamos a una de las organizaciones que se dedica todos los días a brindar asistencia a personas en situación de calle.

- Cuál es la situación de las personas en situación de calle en Mendoza?

La situación de calle es una problemática muy compleja y heterogénea, por lo que cada persona va generando una trayectoria de vida bastante particular en función de las redes que pueda ir tejiendo. El panorama en líneas generales es difícil. Sobre todo porque en muchos casos son parejas o familias quienes se quedan en situación de calle y los albergues no permiten que entren juntes.

En relación a lo alimenticio, las diferentes organizaciones nos hemos organizado para intentar cubrir todos los días de la semana. Y en la Iglesia La Merced reciben desayunos y pueden ducharse.

Por otro lado, la inserción laboral es muy difícil. Es realmente complejo que los empleen estando en situación de calle y en el caso de que lo consigan es casi imposible soportar jornadas laborales largas cuando se está durmiendo en la calle. Las posibilidades en general se reducen a trabajos precarizados que implican mucho esfuerzo físico. Eso deja por fuera a una franja etaria grande.

El código contravencional de la provincia limitó muchos las estrategias de vida en calle también.

- ¿Cuántas personas hay en esta situación?

Es complejo responder porque no hay datos oficiales. Como organización uno de nuestros objetivos es poder censar a la población, pero entendemos que se necesitan muchos recursos para llevarlo adelante. Sería esencial poder desarrollar la tarea en conjunto con el resto de las organizaciones y el Estado. Entendemos que es un paso clave porque ayudaría a la visibilización de la situación y permitiría pensar políticas públicas.

- ¿Qué políticas hay por parte del Estado para combatir esta situación de vulnerabilidad? ¿Cuántos albergues hay en la provincia adaptados?

Una vez al año pueden acceder a un subsidio que en el año 2019 era de alrededor de 7 mil pesos. Pero a largo plazo no hay programas, ni proyectos del Estado.
En la calle Patricias Mendocinas se encuentra el albergue “El Camino”. El mismo se encuentra sobrepoblado. REMAR tiene dos albergues más, uno para mujeres y otro para hombres.

- ¿Qué relación hay entre la precariedad de sus condiciones de vida con su salud-enfermedad?

Muchas son las enfermedades a las que están expuestos, de hecho, la esperanza de vida de las personas en situación de calle es mucho más corta que el promedio. Esta población es de riesgo porque sufren enfermedades crónicas, afecciones pulmonares, diabetes, problemas de nutrición, etc. Se encuentran muy vulnerables no solo desde lo físico sino también desde lo mental. El desamparo, la discriminación, la ruptura de lazos, la incertidumbre, son factores afectan lo emocional. Por otro lado, muchas personas quedan en la calle producto de enfermedades o síndromes. Por ejemplo muchas personas vivencias situaciones en relación a la salud mental y durante un tiempo quedan internados pero luego se encuentran en la calle.

- ¿Cuál es la relación con la policía?

No es buena. En general la relación es muy conflictiva, ya que varias veces por semana o por mes al ser detenidas por averiguación de antecedentes, por el sólo hecho de estar deambulando o pernoctando en la calle.

- En el marco de la pandemia ¿Cómo les afecta a ellas y ellos específicamente?

Un gran número de personas en situación de calle se encuentran en el grupo de riesgo. Por su edad o complicaciones en relación a la salud. Por otro lado, el dormir en calle, no recibir la alimentación adecuada, no acceder a la posibilidad de higienizarse continuamente, ni acceder a los artículos de higiene, genera que se encuentren en una situación de vulnerabilidad mucho mayor que el resto de la población.

- ¿Hay respuesta desde el Estado?

Desde el Estado se ha habilitado el albergue ubicado en la calle Patricias Mendocinas las 24h. Y en función de las características de las personas como le edad, estado de salud, etc. depende de a donde se las derive. Creemos que se está trabajando pero aún faltan medidas para que se garantice la cuarentena de todas las personas en situación de calle en condiciones dignas.

UN PROGRAMA PARA QUE LA PANDEMIA NO SE COBRE LA VIDA DE LOS MÁS VULNERABLES

Es evidente que ni el frío que el año pasado durante la ola polar arrasó con la vida de muchas personas en situación de calle, ni el virus son los verdaderos responsables, sino las políticas gubernamentales que dejan por fuera de cualquier prevención a estas personas.

Ante esta coyuntura acuciante, la cual es una muestra más de la verdadera cara de un sistema social irracional como es el capitalismo basado en una profunda desigualdad y en los privilegios de clase. La salida no puede ser reforzar el poder de policía del Estado, cuando bien sabemos cómo lo denuncian las mismas personas en situación de calle y organizaciones, estas personas sufren cotidianamente el hostigamiento policial. Porque al igual que toda medida punitiva no soluciona de fondo esta problemática habitacional estructural ni el problema del contagio.

Los Test masivos de acceso gratuito a la población es una medida urgente a tomar por el Estado. Esto permitiría una forma eficiente de aislar a ciencia cierta a quienes efectivamente están infectados de COVID-19 y actuar de manera rápida ante la situación, con una atención digna para combatir la enfermedad.

Albergues de inmediato para las personas en situación de calle con todas las medidas de prevención, sanidad, alimentación y servicios básicos en hoteles y viviendas ociosas.

La vida de los más vulnerables tiene que ser una prioridad y no las ganancias del gobierno, empresarios y especuladores.

¡PLATA PARA SALUD Y VIVIENDA, NO PARA LA DEUDA!
¡NUESTRAS VIDAS VALEN MÁS QUE SUS GANANCIAS!







Temas relacionados

Test   /    Coronavirus   /    Familias en la calle   /    Salud mental   /    Salud pública   /    Crisis    /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO