Política

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Mendoza: este viernes se volverá a tratar la resistida reforma de la Corte Suprema

Luego de que se cayera la sesión del senado por la negativa de dos legisladores propios, el oficialismo tratará de votar la reforma de la Suprema Corte. Fuertes criticas de la izquierda y organismos de DDHH

Jueves 16 de noviembre | 20:44

Foto: Canal 9

Luego que se cayera la sesión del martes pasado, 16 legisladores oficialistas convocaron a una sesión especial para tratar los temas que se esperaban tratar en lo que algunos medios denominaron un Super Martes.

Para este viernes está convocada la sesión especial en el senado para tratar la reforma que pretende aumentar la cantidad de miembros de la Suprema Corte provincial, junto a otros temas como las leyes de Avalúo e Impositiva y Ley de Acceso a la Información Pública, entre otros 5 proyectos . El gobierno provincial trabaja contrareloj para tener el quorum necesario para votarlo, ya que la sesión del martes pasado, donde se iba a votar este controvertido proyecto, se cayó por la ausencia de dos senadores "disidentes" dentro de la propia UCR.

En dicha sesión, los senadores radicales Walter Soto y Raúl Ferrer se ausentaron de la sesión, dejando sin quorum a su propio bloque para votar la reforma, ya que tanto el FIT como el peronismo habían adelantado su rechazo a la reforma. "Estamos estudiándolo para poder definir, precisamente, si estamos o no en contra. Como dije en su momento, no tuve el tiempo para discernir si era lo mejor o no", declaró al portal MDZ Ferrer este jueves, poniendo en duda su participación en la sesión de este viernes.

"Con la excusa de la agilización de la justicia lo que se busca es atentar contra la división de poderes y la independencia que debería tener el Poder Judicial. Esta reforma es para poner mas jueces como Valerio, que nada tienen que ver con una justicia independiente", declaró Noelia Barbeito, senadora del PTS en el FIT, explicando que votará contra la reforma de la Corte.

Desde la izquierda, compararon esta reforma con la realizada por Menem: "es lo mismo que hizo Carlos Menem en 1990 para tener una corte completamente adicta a sus intereses. Parece que no le alcanza al gobernador con la concentración de poder que tiene con las mayorías automáticas en la legislatura y el control del Ministerio Público Fiscal y ahora busca su mayoría automática en la Suprema Corte".

Por su parte, desde el peronismo también rechazaron el proyecto, reconociendo que es lo mismo que hizo el PJ en los 90s. "Esto se parece a lo que hizo Menem en su momento que ya fue un error y con los mismos argumentos que ahora usa Cornejo", declaró Patricia Fadel. La senadora, además exigió un plebiscito sobre el tema: "Habría que llamar a un plebiscito para que sea la gente quien decida si se debe o no reformar la Corte porque esto se ha hecho inconsulto contrapuesto con lo que pide el propio Macri consenso y diálogo".

Babreito también fue critica con el peronismo, pese a su voto negativo a la reforma: "el peronismo también defiende este sistema de elección de jueces a dedo por el Poder Ejecutivo y 38 senadores de forma secreta para poner magistrados de su propia línea política". Por último, Barbeito declaró que "para dar un paso en terminar con los privilegios de la corporación judicial y a los sectores políticos que responden proponemos que se trate nuestro proyecto de ley para reformar la constitución y que los jueces se elijan por el voto popular, se establezcan los juicios por jurados y cobren como cualquier trabajador, siendo que hoy ni siquiera pagan impuesto a las ganancias".

Rechazos de los organismos de DDHH

Organismos de Derechos Humanos de la provincia, se sumaron al rechazo de la ampliación de la Corte Suprema. En un comunicado firmado por Madres de Plaza de Mayo Mendoza, el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, Familiares de Detenidos Desaparecidos e H.I.J.O.S. Mendoza, entre otros, denunciaron que el proyecto "es evidentemente un truco para crear una Corte adicta al Poder Ejecutivo, experiencia que ya los argentinos conocemos desde los tiempos de aquella mayoría automática".

Por su parte, la Organización XUMEK también rechaza la reforma. "Nos permitimos dudar de que los verdaderos fundamentos sean los esgrimidos formalmente, teniendo en cuenta que la iniciativa surgió del Gobernador Alfredo Cornejo, quien en numerosas oportunidades ha manifestado públicamente sus diferencias y su descontento con el sector por él donominado “garantista” de la Corte Provincial, e incluso ha descalificado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos", dice un comunicado difundido desde la asociación. En sintonía con el rechazo de un amplio abanico de organizaciones, desde XUMEK consideraron que "la propuesta, bajo la apartente intención de lograr celeridad en la Justicia, busca en realidad contar con una mayoría adepta al gobierno actual en el máximo órgano judicial de la provincia, que le permita implementar sin contratiempos y con escaso control su política criminal y de seguridad".








Temas relacionados

Corte Suprema provincial   /    Alfredo Cornejo   /    Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO