Mundo Obrero

PANDEMIA

Mendoza: "Los obreros de viña y bodegas no somos inmunes al coronavirus"

Mientras el Gobierno te dice #QuedateEnCasa, los Trabajadores de viña y bodegas que no pueden hacerlo, nos hicieron llegar a La Izquierda Diario las condiciones en las que tienen que cumplir en con su trabajo.

Domingo 22 de marzo | 14:42

Decretada la cuarentena por el Presidente Fernández, el gobernador Suarez no tardó en garantizarle a las grandes empresas bodegueras de Mendoza la continuidad de la cosecha y la molienda. Esto implica que miles de trabajadores de viñas y bodegas queden exentos de cumplir con la cuarentena decretada y seguir con el trabajo.

El Gobierno provincial estableció un protocolo de trabajo para cosechadores y bodegas en el que se incluye, entre las medidas más importantes, son que en casos donde hay comedores, se coma por turno, solo un trabajador por tractor, que los medios de transportes deben tener autorización y trasladen el 50% de los pasajeros. En la cosecha, solo un trabajador por hilera, cada uno con su tijera y elementos, trabajar con guantes y lavarlos si no son descartables, lavar tijeras o tachos al menos dos veces al día. Además deben garantizarse la provisión de agua y jabón para el lavado de manos.

Estas medidas, además de ser elementales en el desempeño de cualquier trabajo (como tener un lugar donde comer, agua, jabón y baño) están lejos de ser cumplidas. Así lo demuestran los testimonios que decenas de trabajadores hicieron llegar a La Izquierda Diario.

Trabajadores de Lujan nos cuentan que comen en las viñas como pueden y en el mejor de los casos “el patrón” les lleva un tacho con un surtidor. Expresan que no tienen opción más que ir a trabajar porque sino “no van a tener para comer porque son temporarios”.

Te puede interesar: Bodegueros tienen meses de stock, pero obligan a trabajar a sus empleados en cuarentena

Cuentan que trabajan para “cuadrilleros” que son los que los trasladan y así “los dueños de las fincas se lavan las manos”.

En Rivadavia no es distinto: “Acá cada uno nos cuidamos a nuestra manera y estamos asustados”. Piensan “que esto no está bien organizado y los viñateros tenemos que seguir trabajando porque tenemos que levantar la cosecha”. “Tenemos mucha impotencia, los obreros de viña no somos inmunes al coronavirus. No esperamos nada del gobierno, nunca nos tuvieron en cuenta, somos invisibles para los gobiernos de cualquier color político”.

No les han llevado nada: “No tenemos nada de nada, ni alcohol en gel, ni barbijos, ni jabón y si no trabajamos, no cobramos”. “Agua potable tenemos y alimentos compramos hasta donde nos da la plata”.

Es necesario invertir las prioridades, solo los trabajadores pueden organizarse para llevar adelante un plan que proteja sus vidas, ya que queda claro que para el gobierno y las empresas bodegueras sus ganancias valen más que la vida de los trabajadores.

También podes leer: Mendoza: mucha policía y pocas medidas para ampliar el sistema de salud

Voces de trabajadores de viña y bodegas

“La verdad es que es vergonzoso. Para que no hagamos la cuarentena como corresponde, nos hacen pasar como trabajadores de alimentos y bebidas, pero nuestro sueldo es de vitivinícolas. Somos los que menos cobramos en el país, tenemos un básico de $ 20 mil. Estos poderosos no entienden y lo único que les importa es hacer dinero y nuestro sindicato se ha quedado callado. Es increíble que no tengan empatía por nadie, no les importa si nos enfermamos”.

“Estamos asustados por las cosas que tenemos que pasar. Sabemos que no es por necesidad alimenticia del pueblo, como puede ser una panadería”.

“Nosotros tenemos sueldos por debajo de la línea de la pobreza y el sindicato no nos apoya en esto que pasa con el coronavirus. Estamos muy asustados. El vino no es alimenticio, pero para los empresarios, si. Cuando quieren pelear para no pagar impuestos, como fue con lo del champagne, decían que éramos alimenticios, y nosotros nos preguntamos por qué no cobramos como los alimenticios, pero el sindicato está con los empresarios. La estamos pasando mal, porque cuando le preguntamos a la empresa quien se iba a hacer cargo si a alguien le pasa algo trabajando o si se contagia en la bodega y luego se lo pasa a sus hijos, nos respondieron que no sabían. No sabemos a quién recurrir, porque el sindicato no nos sirve. Pedimos desinfecciones de los container que vienen de otros países y aún no tenemos respuesta a eso tampoco. Los empresarios no nos van a escuchar, el sindicato tampoco. Ellos crecen y nosotros nos vamos para abajo”.

“Estamos muy enojados con el sindicato porque nos han abandonado. Muchos trabajan por miedo a perder el trabajo, pero estamos poniendo en riesgo nuestra vida y la de nuestra familia”.

"La verdad es que con todos mis compañeros estamos disconforme con toda esta situación. En un principio, en la bodega se va a trabajar los 3 días de la semana que viene y 3 días de la próxima semana. Después de eso se verá si seguimos trabajando o no, pero por lo que nos dijeron quieren levantar toda la cosecha y al personal administrativo lo han puesto en cuarentena".







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Mendoza   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO