Política México

MILITARIZACIÓN LEGALIZADA

Meade defiende la Ley de Seguridad Interior

Mientras se prepara para las elecciones del 2018, el precandidato por el PRI José Antonio Meade habla de la “certeza” que la ley de seguridad interior da a la ciudadanía y a las Fuerzas Armadas.

Martes 19 de diciembre de 2017 | 16:02

El precandidato del PRI a la presidencia, José Antonio Meade, en su visita al estado de Campeche sostuvo que la discusión en torno a la ley de seguridad interior recientemente aprobada tiene que “dar certeza” tanto a la ciudadanía como a las Fuerzas Armadas.

“El hecho de tener ya una pieza legislativa no quiere decir que no podamos enriquecerla, pero es un buen punto de partida el que empecemos ya a discutir no binariamente, sino cuáles son las modalidades de participación. Eso abonará en que el ciudadano tenga certeza y las Fuerzas Armadas también” aseguro el ex Secretario de Hacienda.

De esta forma José Antonio Meade, lanza un mensaje de que la Ley de Seguridad Interior no esta a discusión, sino que hay que "integrarse" y que tampoco está a discusión si las fuerzas deben estar dentro o fuera de los cuarteles. Al mismo tiempo busca verse democrático como si la “certeza” de la población radicara, en "enriquecer" una Ley que viola sus derechos.

La única certeza que tenemos ahora los ciudadanos de a pie es que veremos por las calles a las patrullas de sodados armados cometiendo un sinnúmero de abusos sobre la gente pacífica en beneficio de los de arriba: los grandes empresarios y su gobierno. El peligro estará más latente para quien salga a enfrentar los decretos y abusos gubernamentales contra la población, amagados por las armas de los miembros del Ejército y la Armada.

Meade, apoyándose el tema de los desastres naturales asegura que “está normado cómo, cuándo, bajo qué modalidad y en qué tiempo participan esas Fuerzas Armadas en el tema de la seguridad interior. El que tengamos un marco normativo que nos dé tiempo, modo y circunstancia de participación es la mejor garantía para el ciudadano y la Fuerza Armada”

La verdadera cara de la mlitarización

Tanto en desastres naturales, como en cuestión de seguridad, el ejército ha demostrado de qué lado esta. Con la militarización del país, se ha demostrado que el ejército no está para brindar seguridad a la población, basta recordar que fue el mismo ejército el que colaboró en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y que el feminicidio aumentó 800 por ciento desde que el ejército está en las calles.

En los días de los sismos de septiembre pasado el ejército también salió a las calles, únicamente para ejercer control sobre las zonas de desastre con el fin de desarticular la autoorganización de la población. Para “regresar a la normalidad” (es decir, que las “autoridades” encabezaran el rescate y la ayuda) lo antes posible, mientras que los partidos patronales y los empresarios se llenaron los bolsillos con el dinero de una ayuda que jamás llegó a los que más lo necesitan.

Con su discurso Meade busca una justificación retórica frente al descontento generado por la nueva Ley de Seguridad Interior intentando aparentar que ésta sí beneficiará a la población. Parafraseando a su jefe y amigo Peña Nieto, nos habla de “certeza” para la ciudadanía (la certeza de la represión a los trabajadores y el campesinado pobre y los pueblos indígenas, según las experiencias recientes) mientras esta ley pasa por encima de los derechos democráticos más elementales.

La Ley de Seguridad Interior únicamente es la forma en la que se busca blindar al régimen rumbo al 2018. En el marco de un mayor descontento de la población contra el gobierno de Enrique Peña, que se viene acrecentando desde que asumió la presidencia en el 2012.

La militarización del país se vuelve indispensable para garantizar los planes en contra del pueblo trabajador y uno de esos planes adquiere una importancia clave: garantizar con el amago de las armas el control de las urnas de la votación presidencial, para reproducir el gobierno de turno e impedir que el descontento popular desborde el control de los partidos oficiales.

Son la juventud, las mujeres y los trabajadores, sus organizaciones y las centrales sindicales democráticas, es decir, los que mueven los engranes productivos de este país, los que deben salir a luchar de manera independiente de los partidos que votaron esta ley e imponer el alto a la militarización del país y la disolución de los cuerpos represivos echando abajo la Ley que busca legitimar este intento de gobierno de mano dura.







Temas relacionados

Ley de Seguridad Interior   /    José Antonio Meade   /    Política México   /    #FueElEjército   /    Militarización   /    Enrique Peña Nieto

Comentarios

DEJAR COMENTARIO