CARTA ABIERTA

“Me llamo Marcos, soy estudiante de UNGS y trabajador despedido”

Reproducimos carta abierta de estudiante de UNGS a toda la comunidad universitaria, segunda de una serie de cartas enviadas a la Izquierda diario.

Jueves 6 de septiembre de 2018 | Edición del día

1 / 1

Tal vez te interese: “¡Nosotros que somos la primera generación de universitarios, vamos a defender la educación pública porque nadie nunca nos regalo nada!”

Me llamo Marcos, soy estudiante de la UNGS y trabajador despedido, prácticamente desde que terminé el secundario, alla por el año 2011 tuve muchas ganas de estudiar una carrera y a raíz de problemas económicos y familiares no me fue posible, soy primera generación de estudiantes Universitarios.

En el año 2017 por fin consigo un trabajo de turno fijo. Mi rutina en ese momento era cursar de 18:00 a 22:00 cuatro veces por semana y luego ir a trabajar todos los días de 23:00 a 08:00. Con el pasar de los meses tuve que dejar una materia ya que era insostenible trabajar y estudiar tantas horas.

Por cuestiones de salud producto de la presión laboral y la carga horaria me veo obligado a dejar de estudiar en la mitad del segundo semestre pensando así, reanudar mis estudios al año siguiente.

En el transcurso del primer semestre de este año soy despedido junto a tres compañeros más, para mí esto fue desmoralizador, una vez que por fin con seguía un trabajo de lunes a viernes fijo sucede esto... Hoy en día me veo obligado nuevamente a elegir entre estudiar o trabajar ya que el contexto económico y político hace que estás oportunidades sean casi nulas.

Nosotrxs los trabajadores tenemos derecho a hacer usufructo de la educación pública tanto los estudiantes que por suerte pueden dedicarse solo a su carrera. Es una OBLIGACIÓN nuestra defender la educación pública y pelear por su calidad.







Temas relacionados

Juventud    /    Universidad Nacional General Sarmiento (UNGS)   /    Despidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO