Política Internacional

CARAVANA MIGRANTE

Mattis, secretario de Defensa de EE.UU. visitará a las tropas en la frontera con México

La caravana de migrantes centroamericanos ha recorrido unos 2.400 kilómetros desde que comenzaron su marcha en Honduras el pasado 13 de octubre. Donald Trump continúa desplegando fuerzas militares en la frontera con México, donde ya se desarrollan cierres de los principales puntos fronterizos para evitar la entrada de migrantes.

Martes 13 de noviembre de 2018 | 16:46

Un mes después de haber iniciado la Caravana migrante desde Honduras, cientos de migrantes han dejado a su paso la denuncia de los gobiernos de sus países de origen sumando la denuncia de la política racista y xenófoba del gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto y Donald Trump.

Así, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza anunció que cerrará esta semana cuatro carriles en los concurridos puertos de entrada de San Ysidro y Otay Mesa en San Diego, California. Agregó que los cierres son necesarios para instalar equipos de infraestructura para reforzar los “puertos en preparación para la caravana de migrantes y el riesgo potencial de seguridad y protección que podría causar".

Sin embargo, para los miles de migrantes centroamericanos que se dirigen hacia el estado de Nayarit, en la costa del Pacífico de México, la perspectiva de encontrarse con una recepción hostil en la frontera no es nada nuevo. Su trayecto ha estado plagado de irregularidades propiciadas por las autoridades federales y locales en México, así como de los organismos como la CNDH provocando la fragmentación de la caravana al evitar proporcionar transporte seguro para los migrantes.

A esta situación se suma la visita del secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, para verificar el despliegue de las tropas estadounidenses en la frontera sur con México desde el miércoles. Una declaración oficial desde el Pentágono agregó más tarde que Mattis viajará el miércoles a McAllen, Texas, para "reunirse con los miembros del servicio desplegados actualmente en apoyo de la misión de la frontera suroeste".

Las tropas estadounidenses se encuentran en la frontera con presencia de aproximadamente 7 mil soldados e infantes de marina en Texas, California y Arizona para apoyar las operaciones de Aduanas y Protección Fronteriza en la frontera. Alrededor de 2.800 soldados están en Texas. Dicho despliegue militar se realizó por ordenes del mandatario Donald Trump bajo el contexto de las elecciones legislativas declarando públicamente que su gobierno rechazaría las solicitantes de asilo a “delincuentes invasores” como calificó el magnate a los migrantes. Cabe señalar, que Trump aseguró que el despliegue podría crecer hasta 15 mil soldados, más que el conteo oficial del Pentágono para el número desplegado en Afganistán y cuyo costo se perfila entre los 42 a 110 millones de dólares.

Se sabe que la visita de Mattis contempla una parada en la Base de la Fuerza Aérea Warren de F.E. en Wyoming. Allí, asistirá a una ceremonia que marca el inicio del proceso para el regreso de Bells of Balangiga a Filipinas, de acuerdo con la declaración del Pentágono.

Mientras tanto la segunda avanzada de alrededor de mil migrantes de la caravana arribó a la Ciudad de México este lunes y una tercera caravana se dirige hacia la capital. La mayoría de los migrantes huyen de la pobreza, la violencia y la inestabilidad política, principalmente en Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO