Política

2x1 A GENOCIDAS

Masiva movilización contra el "2x1", la izquierda participó con un bloque independiente

Una histórica movilización colmó la plaza y rechazó el privilegio del 2x1. La bronca y el repudio de las calles. Omisiones en el discurso desde el palco. La izquierda marchó de manera independiente.

Jueves 11 de mayo | Edición del día


Drone: Marcha 2x1 contra la impunidad para los genocidas - YouTube

Apenas unos minutos habían pasado de las dos de la tarde y una imagen comenzaba a llamar la atención en la Plaza de Mayo. Mientras los organizadores terminaban los preparativos del escenario, pequeños grupos de estudiantes comenzaban a acercarse con sus carteles contra el "2x1" y se sentaban en el pasto a esperar lo que sería una marcha histórica. La escena se fue repitiendo a lo largo de la tarde y aquellos chicos y chicas empezaban a marcar lo que sería una postal de la jornada: lejos de los que quieren dar vuelta la página e instalar que el genocidio es una cosa del pasado, la lucha contra la impunidad de los genocidas continúa presente y trasciende generaciones.

Pasadas las 18 h ingresar a la plaza por Av. de Mayo era prácticamente imposible. La historia era la misma por Diagonal Norte o Diagonal Sur. Una multitud desbordaba las calles de bronca contra el fallo de la Corte Suprema. A la presencia de organizaciones de derechos humanos, sindicales, centros de estudiantes, y organizaciones políticas se sumaron familias enteras que concurrieron para gritar bien alto que no hay perdón, olvido, ni reconciliación posible. “El mejor lugar para un genocida es la cárcel común” podía leerse en uno de los miles de carteles que desfilaban en la convocatoria. “¡Hay que saltar, hay que saltar, el que no salta es militar!” gritaba un grupo entusiasta y contagiaba al resto en un efecto dominó.

La respuesta al reaccionario fallo firmado por los jueces Rosatti, Rosenkrantz y Highton de Nolasco fue contundente y da cuenta de la relación de fuerzas que existe, a pesar de que los magistrados se hayan empecinado en omitirla. El intento por parte de los senadores de desactivar la bomba en forma express, con la sanción del proyecto que limita el 2x1, es un reconocimiento a esa relación de fuerzas. El evidente malestar que manifestaban sus rostros, ofuscados por tener que tratar con urgencia un proyecto que cuestiona a los jueces que ellos mismos designaron, también. Los intentos de instalar un nuevo relato por parte del Gobierno y la pasada de rosca de los supremos encontraron un límite en el masivo rechazo que se expresó en la plaza y deja al Gobierno en medio de una crisis inesperada. El desprestigio de una institución como la Corte Suprema de Justicia es, a su vez, uno de los datos principales que surgen de la jornada.

El discurso desde el palco y un voto de confianza en las instituciones

Cerca de las 19 aparecieron en el escenario Nora Cortiñas, Tati Almeida, Estela de Carlotto y Lita Boitano para dar comienzo al acto. En el mismo leyeron un documento consensuado que volvió a gritar el “¡Nunca Más!” y remarcó que tras el fallo de la Corte Suprema “los representantes de los represores se agolparon en los tribunales para pedir el privilegio de sus defendidos”. En este sentido recalcaron que “los delitos de lesa humanidad no son delitos comunes, no prescriben, no son amnistiables” y reclamaron que “los genocidas, a 41 años del golpe siguen sin confesar el destino de nuestros hijos e hijas y todavía hay más de 300 hombres y mujeres que viven bajo una identidad falsa”.

Sin embargo, mientras se repudió el fallo se destacó la aprobación por parte de los legisladores del proyecto para frenar la aplicación del 2x1 a los represores. “Estas decisiones, como lo hizo el Senado también, nos llenan de esperanza y gratitud. Necesitamos que los representantes de los tres poderes del Estado tomen el reclamo del pueblo reunido en esta plaza. Que cada uno desde su espacio realice las gestiones y acciones pertinentes para dar vuelta este fallo antidemocrático y prodictadura”.

Es imposible obviar que los jueces no fueron puestos allí por un decreto presidencial, a pesar de las intenciones iniciales de Mauricio Macri. Para ocupar su sillón en la Corte Suprema de Justicia, Rosatti y Rosenkrantz fueron votados por la amplia mayoría de los senadores del FpV-PJ, Cambiemos y los radicales, algo omitido en el discurso. La responsabilidad política es evidente, como también es notorio que la bronca y el malestar social fueron el motor para el operativo de salvataje en el Congreso, que en menos de 24 horas aprobó la ley que limita el fallo.

Desviar esa enorme movilización y depositar un voto de confianza en esas instituciones es lo que pretende la operación de un régimen político que sólo busca garantizar la impunidad.

El Encuentro Memoria Verdad y Justicia participó de manera independiente

Los organismos de derechos humanos y los partidos de izquierda nucleados en el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia fueron parte de la movilización conformando un bloque independiente. En el documento unitario que elaboraron puede leerse: “El rechazo popular a ese fallo de la Corte es tan masivo, que el gobierno macrista tuvo que recular en chancletas [...] No confiamos en estos jueces y esta justicia sino en la movilización. Así fue como derrotamos el Punto Final y la Obediencia Debida, y como también vamos a derrotar para siempre este 2 x 1 aberrante”.

La numerosa columna estuvo encabezada por integrantes de la Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos, el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos, el SERPAJ de Pérez Esquivel, Correpi, Patricia Walsh y referentes de la izquierda como Myriam Bregman, Nicolás del Caño, Vilma Ripoll y Néstor Pitrola.

La referente del PTS y el Frente de Izquierda Myriam Bregman aseguró: “Les dedicamos horas y horas de nuestras vidas a esta pelea y no vamos a permitir que se salgan con la suya. Cuando tres jueces llenos de privilegios se creen que pueden pisotear una lucha de 40 años, se equivocan. Pero cuando decimos que peleamos por memoria, por verdad y por justicia tampoco hablamos del pasado. Poner a Milani en la jefatura del Ejército también es querer meternos la reconciliación, entonces ahora que no se laven la cara. Memoria es saber que esos jueces llegaron ahí porque se los votaron. Se los votó Cambiemos, los votaron los radicales y el PJ- Frente para la Victoria. Tienen todos las manos sucias”.

Terminando la masiva concentración Bregman insistió: “No crean que este Gobierno de ricos y para ricos se va a quedar tranquilo ahora que tiramos abajo el fallo. Van a intentar que esos genocidas vuelvan a salir, que los represores vuelvan a la calle porque los quieren volver a usar. Eso es lo más grave y lo que tenemos que transmitir a miles. Tenemos que seguir organizados, porque esta es la primera de muchas movilizaciones que vendrán”.






Temas relacionados

#NoAl2x1AGenocidas   /    Corte Suprema de Justicia de la Nación   /    Myriam Bregman   /    Impunidad   /    Nicolás del Caño   /    Encuentro Memoria Verdad y Justicia   /    PTS   /    CABA   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO