Política

ANÁLISIS // OPINIÓN

Más solo que Randazzo el Día de la Lealtad

En los medios, la figura de Randazzo sigue siendo presentada como la del cuarto candidato, pero las encuestas están reñidas por el título. A un PJ vaciado por la retirada de CFK, ¿el FIT le puede llegar a comer los pies?

Santiago Trinchero

@trincherotw

Domingo 2 de julio | 11:29

Fotografía: La Nación

Creerle ciegamente a las encuestas después del Brexit, de Trump y de otros chascos internacionales puede ser un poco inocente. Pero si a eso le sumamos el poder de fuego de las corporaciones mediáticas el nivel de credibilidad termina por el piso. Si abrimos los diarios de hoy, veremos que Clarín anuncia una leve diferencia del 1 % entre las listas de Cambiemos y de Unidad Ciudadana, mientras que diarios como Perfil dicen que esa misma diferencia es de un 10 %. La Nación, en cambio, anuncia en portada que el gobierno prepara importantes reformas laborales, tributarias y previsionales y con ese título si uno no conociera la tradición de los Mitre no sabría para quién juegan. Sin embargo, militantes y políticos usan la información de las encuestas para operar, para convencer, para asegurar que “estamos ahí de ganar y de ganar bien”, por lo que no se puede escribir sobre política sin tenerlas en cuenta. Digamos entonces que si las elecciones fueran hoy el PJ podría rondar los 5 puntos (Managment & Fit), 4,3 (Analogías) o los 4,6 (MyR Asociados). Un puntito arriba del FIT para la lista de senadores. En el caso de diputados, la diferencia corre a favor de Nicolás del Caño, que llega a los 6 puntos.

Margarita ya ganó, le toca a Florencio (y a Cambiemos)

Antes de irse con Massa, Stolbizer, cuyo mejor aporte a la política a la fecha sigue siendo la campaña de Argen y Tina, había transitado los estudios televisivos durante el 2015 y los grandes medios le auspiciaron una moderada elección en el cuarto puesto. Porque a la democracia para ricos en la que vivimos le faltarán propuestas para el pueblo trabajador pero siempre le gustó la pluralidad de ofertas. Pero no le alcanzó: terminó desbancada del cuarto puesto por Frente de Izquierda encabezado por Nicolás del Caño con 150.000 votos de ventaja. Desde que se confirmó la apuesta de CFK de ir por fuera del aparato del PJ, la misma operación comenzó a correr para el candidato del Frente Justicialista. Esta vez alimentada con más saña todavía, pues la apuesta es que cada voto a Randazzo sea un voto menos a Cristina.

Las acusaciones por ver quién era más funcional al macrismo (si la ex presidenta que no se quiere jubilar todavía o el ex ministro que reivindica a Néstor pero fue funcionario de su esposa ocho años) ya corren como la pólvora en las redes sociales.

Del tren de la renovación a los botes

En la reunión que mantuvieron hace unas semanas la expresidenta y el exministro, fue sugestivo el pedido de CFK a que al menos, quemados todos los puentes, diera libertad de acción a los intendentes Zavaleta y Katopodis para que se sumaran a su lista. Zabaleta se había reunido esa semana con Máximo Kirchner, en el tercer piso de la Cámara de Diputados. En el kirchnerismo lo consideran un dirigente cercano. Sin embargo la pretendida cercanía no impidió que Unidad Ciudadana prepara en los distritos de Hurlingham y San Martín listas de peso para enfrentar con fuerza a los últimos intendentes que le quedan a la cara de la “renovación peronista”. Las líneas de falla en el armado de Randazzo ya se comenzaron a sentir.

En el día de ayer Natacha Ghergo, candidata a primera concejal por el distrito de Hurlingham, renunció a su postulación argumentando que al momento de discutir la conformación de las listas dentro del Movimiento Evita ella no supo decir que no. Le acompañan en el renunciamiento varios funcionarios municipales de Zavaleta. Los que renunciaron del gabinete de Hurlingham son: Florencia Lampreabe, directora de Desarrollo Social y candidata en la lista de Cristina, Damián Selci, director de Cultura (La Cámpora); Eugenio Garrica, director de Seguridad (La Cámpora); Carolina Castro, directora de Tránsito (Nuevo Encuentro); y Viviana Lodos, directora de Educación (Movimiento Mayo). Resta esperar a ver si en los próximos días se repite una situación similar en San Martín aunque es menos probable: allí Katopodis pudo conformar una lista con gente de su riñón, menos permeable a la crisis que parece estar atravesando el Movimiento Evita de Taiana para abajo.

A la pata sindical de Florencio no le va mejor. Héctor Daer, triunviro de la CGT, pasó de anunciar hace poco más de un mes que su acercamiento a Randazzo vaticinaba la consolidación de una nueva mayoría dentro del PJ, a ceder amablemente su candidatura a Oscar Romero (Smata) que iría cuarto en la lista de diputados.

Daer siguió el camino de Sergio Sassia (Unión Ferroviaria) que también desistió de su candidatura en el espacio de Randazzo. Romero, quien fuera uno de los invitantes a la patota del Smata que atacó a los gritos a Nicolás del Caño durante el conflicto de Lear en 2014 tiene escasas posibilidades de renovar su banca. El escenario para la burocracia sindical no podría ser más desolador: en estas elecciones se terminan los mandatos de cinco de las once bancas que poseen distintos referentes de los gremios de la CGT.

Tanto cheque en blanco al ajuste se paga, al menos en las formas de representación dentro de los partidos del régimen. Si hay burócratas que no se noten.

De pedir PASO a negarlas

Tanto Abal Medina como Randazzo aseguraron que hubieran preferido una interna de toda la oposición peronista en agosto. Éste último volvió a afirmarlo en la conferencia de prensa de esta semana, donde rompió su voto de silencio de año y medio. Pero recientemente la junta del PJ, dominada por randazzistas (si tal cosa existió, y cabría preguntarse también si sigue existiendo todavía), negó la presentación de las listas de Yañez, y de Ottavis. El primero era el delfín de Ishii, barón de Jose C. Paz, que hizo como Daer y pasó de anunciar que enfrentaría a quién le pongan enfrente a decir que mejor que vaya otro y él se candidateaba para el senado provincial. Jose Ottavis hasta viene amagando con una denuncia penal: "Quien durante semanas reclamó la participación de las PASO y cuando tiene la Junta electoral bajo su mando, excluye al resto de las fuerzas que quieren participar de manera democrática en las primarias", se quejó. Las presentaciones ante la justicia electoral para que finalmente se concreten las primarias dentro del espacio del PJ todavía esperan una respuesta que llegará en los próximos días.






Temas relacionados

Cumplir   /    Unidad Ciudadana   /    Mario Ishii   /    Frente de Izquierda   /    PASO   /    PJ   /    Florencio Randazzo   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO