Internacional

HURACAN MATTHEW

Más de mil muertos en Haití por Huracán Matthew

Las autoridades han declarado tres días de luto mientras entierran cuerpos en fosas masivas entre temores de un nuevo brote de cólera.

La Izquierda Diario

@izquierdadiario

Lunes 10 de octubre | 14:03

El huracán Matthew se alejaba esta mañana de las zonas costeras de EEUU, tras haberse debilitado, pasando de huracán a ciclón tropical. Ha dejado atrás 19 muertes en el país norteamericano y más de mil en Haití, donde existe una crisis de salud pública en ciernes por la propagación del cólera.

Menos de una semana después de que el huracán azotara a Haití, los casos de cólera han aumentado exponencialmente en las comunidades rurales que ahora carecen de agua potable, comida y lugares de refugio. En algunas zonas, casi todas las casas se han visto reducidas a poco más que escombros y hasta un 80% de los cultivos se han perdido, junto con una gran parte del ganado.

“Parece que hubiera estallado una bomba nuclear” dijo Paul Edouarzin, un empleado del Programa Ambiental de las Naciones Unidas con sede cerca de Port-a-Piment. “En términos de destrucción, a nivel ambiental y agrario, te puedo decir que 2016 es peor que 2010”, agregó, refiriéndose al terremoto devastador de 2010 del que Haití aún no se ha recuperado.

El país es el más pobre de la región y las construcciones en muchas zonas son endebles y propensas a las inundaciones. Mientras la capital y ciudad más grande, Port-au-Prince sufrió pocos daños, el sur se ha visto devastado. El colapso de carreteras y puentes ha dificultado la llegada de equipos de asistencia al millón de personas que necesitan ayuda, según CARE France, un grupo humanitario.

Una de las mayores preocupaciones son las consecuencias de la propagación del cólera, que desde el terremoto de 2010 ha matado a alrededor de 10.000 personas. Esta enfermedad se transmite a través del agua contaminada y tiene un corto período de incubación, lo que lleva a brotes rápidos de infección. Provoca cuadros graves de diarrea y puede ser letal en cuestión de horas en caso de que no sea tratada a tiempo.

Las autoridades han comenzado a enterrar a los muertos en fosas masivas en algunas zonas, como Jeremie, una ciudad de 30.000 personas, a medida que los cuerpos se empiezan a descomponer. Según el último balance provisional publicado por Protección Civil, las autoridades estiman el total de muertos en 336, pero fuentes de organismos de socorro y autoridades locales aseguraban que las víctimas letales ya son más de 1000.

Los funcionarios han entregado alimentos a los poblados más afectados, como Jeremie, pero han sido insuficientes. Además, se están utilizando al menos 156 escuelas como refugios para los damnificados, pero muchos de los establecimientos educativos han quedado inundados o destruidos y sigue habiendo muchas personas sin techo. “Hemos sido abandonados por un gobierno que nunca piensa en nosotros”, dice Marie-Ange Henry, al revisar su casa destruida en el pueblo de Chevalier, donde la población no ha recibido ninguna asistencia hasta el momento.

El huracán también ha provocado destrucción en EEUU, donde ha dejado ocho muertos en Carolina del Norte, seis en Florida, cuatro en Georgia y uno en Carolina del Sur. En Carolina del Norte ha causado inundaciones, miles de evacuaciones y falta de energía en más de 800.000 hogares y comercios.

Matthew llegó a tener la categoría de 5 y fue el huracán más potente que se formó en el Atlántico desde Félix, en 2007, dejó más de 130 muertos en Nicaragua. En esta temporada de huracanes en el Atlántico, se han formado catorce tormentas tropicales, de las que seis se han convertido en huracanes. A pesar de estos datos, en los medios masivos se ha hablado poco y nada de la relación entre la creciente intensidad y frecuencia de las tormentas en esta zona y el cambio climático, que ha sido un factor determinante en la actividad de los huracanes.




Temas relacionados

Huracán Matthew   /    Estados Unidos   /    Haití   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO