Internacional

Más de 80 mil trabajadores marcharon en la capital de Costa Rica contra el ajuste fiscal

A una semana de la movilización del 1ero de mayo, día internacional de la clase trabajadora, la ciudad de San José, Costa Rica, fue testigo de una masiva marcha en la que participaron alrededor de 80 mil personas, convocada por los principales sindicatos (Ande, Apse, Undeca, AsdeICE, Sindeu) contra el ajuste fiscal que ataca los intereses de las masas asalariadas.

Viernes 27 de abril | Edición del día

El ajuste lo intenta implementar el gobierno de Luis Guillermo Solís en sus últimas semanas como presidente, cuya obra de ataques será continuada con seguridad por Carlos Alvarado quien acaba de ganar las presidenciales y que es parte del mismo partido, el PAC (Partido de Acción Ciudadana).

El rechazo a la Ley para el fortalecimiento de las finanzas públicas fue eje en toda la manifestación, mostrando con masiva participación la contundente respuesta que le dan los trabajadores a dicha Ley. Desgraciadamente, las direcciones burocráticas de los sindicatos en vez de darle continuidad a esta lucha para derrotar el proyecto de Ley, solicitan negociar en mesas de diálogo con el gobierno. Lejos están de convocar a un paro nacional como parte de un plan de lucha que termine en una huelga general para derrotar los ataques contra la clase trabajadora. Por tanto, las direcciones sindicales no sólo se colocan detrás de los objetivos que tienen los trabajadores, demostrados en esta importante movilización, sino que buscan frenar la organización del pueblo trabajador llevando la discusión a una mesa de negociaciones.

El PAC dará inicio este 8 de mayo, día en que asume Carlos Alvarado, su segundo mandato tal como empezó el primero: con miles de trabajadores en la calle. Aunque durante el primer periodo presidencial de este partido fueron pocas las manifestaciones de la clase trabajadora, a pesar de los ataques llevados a cabo por estos personeros del capital costarricense; esta masiva manifestación de empleados públicos de diferentes instituciones, de trabajadores y trabajadoras de los más variados sectores, estratos y oficios, paralizó la capital del país. Es claro que el capital político de este segundo gobierno PAC no es como el primero y esta contundente manifestación, señala que no le dejarán pasar ningún plan antiobrero y antipopular.

La movilización refleja el descontento de toda la clase trabajadora contra los impuestos al consumo de bienes y servicios vía IVA, incrementos en las cargas tributarias ya vigentes y la inclusión de nuevos tributos. La debilidad del gobierno, que a duras penas fue electo y que se vio obligado a pactar con sus adversarios políticos, sumada a la disposición de pelea de grandes sectores trabajadores, condicionan si se impondrá el ajuste.

El hecho de que con una capacidad política limitada la Asamblea Legislativa haya votado en Comisión (previo al Plenario), horas después de la marcha, un aumento impositivo de 2% a la canasta básica, da cuenta de las intenciones de los partidos patronales, que intentan aprovechar la coyuntura reaccionaria de las elecciones para avanzar contra los trabajadores.

En este sentido, se plantea para la clase trabajadora organizarse desde las bases para salir a pelear con un plan de lucha unificado, para garantizar que las burocracias sindicales no lleven a las masas trabajadoras al callejón sin salida de la negociación o “mesas de diálogo”. Hoy más que nunca se hace necesaria la tarea de superar a estas dirigencias sindicales, que no son más que correas de transmisión de los intereses patronales o del Estado, peleando por direcciones combativas en los sindicatos y llevar la lucha hacia el final, tomando las calles hasta detener el ajuste. Que sea el gobierno y los empresarios los que paguen la crisis que ellos mismos crearon, y no el pueblo trabajador.

Desde el equipo militante de Organización Socialista, planteamos la necesidad de impulsar movilizaciones con total independencia del gobierno y los empresarios, peleando por sindicatos combativos, democráticos e independientes del Estado y de los partidos patronales, tarea que solo es posible luchando por fracciones revolucionarias en los sindicatos luchando contra la burocracia sindical.

Es importante que las decenas de miles que marcharon este miércoles contra el ajuste nos volvamos a movilizar, y redoblemos la convocatoria, este 1º de Mayo, levantando nuestras demandas y nuestra lucha contra los ataques que nos quieren imponer el gobierno y los partidos patronales. Desde Organización Socialista estaremos participando activamente en la marcha del día internacional de la clase trabajadora, donde estaremos planteando la necesidad de un verdadero programa de lucha para enfrentar los ataques, así como la necesidad de un partido propio de los trabajadores, un partido socialista, revolucionario e internacionalista, que retome las experiencias de las luchas de la clase trabajadora y las mujeres alrededor del mundo.

Es de destacar que esta gran movilización del miércoles tuvo la particularidad de un rasgo internacionalista marcado: la solidaridad con la lucha del pueblo nicaragüense contra las imposiciones neoliberales de Daniel Ortega. Un “detalle” como este no pasa desapercibido y, aunque no fue expresado por las direcciones sindicales, desde las propias bases que se manifestaban se hicieron presentes estas expresiones de solidaridad.







Temas relacionados

Organización Socialista (Costa Rica)   /    Ajuste fiscal   /    Costa Rica   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO