Internacional

INTERNACIONAL

Más de 200 muertos por ataque en una mezquita de Egipto

Al menos 235 personas murieron y 120 resultaron heridas este viernes en un ataque terrorista contra una mezquita sufí en el oeste de la ciudad de Al Arish, Egipto.

Viernes 24 de noviembre | 11:32

Más de 235 muertos y al menos 120 heridos es el saldo de un ataque terrorista contra una mezquita en Egipto, según informó este viernes la agencia oficial, MENA.

Se trata del ataque más importante de la historia reciente del país.

Los atacantes habrían colocado artefactos explosivos de fabricación casera alrededor de la mezquita Al Rauda, situada en el distrito de Bear al Abd, en el extrarradio de Al Arish, y los hicieron detonar a la salida de los fieles del rezo del viernes -día sagrado para los musulmanes-, indicó una fuente de seguridad a la agencia Efe, que añadió que los atacantes le dispararon a las personas que pudieron escapar a medida que salían del edificio.

El Ministerio de Sanidad ha elevado la alerta en el servicio de ambulancias y todos los hospitales de la provincia, apuntó la agencia MENA.

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, está reunido con el Consejo de Defensa Nacional, según una fuente de seguridad.

La presidencia egipcia, además, declaró tres días de luto nacional por las víctimas del ataque en la mezquita sufí, que todavía no ha sido reivindicado por ningúna organización.

En la provincia del Norte del Sinaí opera la rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), llamada Wilayat Sina, que se ha atribuido la mayoría de los atentados ocurridos en los últimos años en el país.

Desde el pasado diciembre, Egipto ha vivido una serie de atentados contra los cristianos coptos y el país se encuentra en estado de emergencia desde abril por los atentados contra dos iglesias coptas en el delta del Nilo.

Las causas profundas de la radicalización de sectores que son atraídos por grupos yihadistas hay que buscarlas en la política sistemática de represión y persecusión del gobierno de Abdul Fatah Al Sisi. Al Sisi llegó al poder tras el golpe de estado que derrocó al presidente Mohamed Morsi, en el año 2013. Morsi, miembro de la Hermandad Musulmana había sido el primer jefe de Estado elegido en elecciones, tras la caída de Mubarak durante las movilizaciones de la llamada Primavera Árabe.
Al derrocamiento de Morsi le siguió la persecución, encarcelamiento y asesinato de miles de militantes de la Hermandad Musulmana. Un año después Al Sisi se convirtió en presidente tras unas elecciones completamente amañadas y redobló la política represiva, de persecución a los opositores políticos, de recorte de los derechos civiles, e imposición de un estado de emergencia selectivo. Este ambiente represivo es complementado por una fuerte crisis económica que tiene a los jóvenes como principales perjudicados, con un 40% de ellos sufriendo la desocupación.

Este es el caldo de cultivo que han sabido aprovechar las organizaciones yihadistas para fortalecerse en ciertas áreas, como es el caso del Sinaí.

El de este viernes es el atentado más importante bajo el gobierno de Al Sisi y el más sangriento de los últimos años en Egipto.








Temas relacionados

Egipto   /    Atentado    /    África   /    Al Sisi   /    Egipto    /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO