Economía

COMERCIO EXTERIOR CON CHINA

Más comercio, más asimetría

La participación de China en el comercio exterior argentino alcanzó en 2014 un máximo histórico. La presidenta arribó ayer a ese país para concretar convenios y mantener reuniones con el mandatario chino y empresarios.

Martes 3 de febrero de 2015 | Edición del día

La participación de China en el comercio exterior argentino, que representa la suma de las exportaciones argentinas hacia China y las importaciones con ese origen, alcanzó una participación de 11,50% en el 2014, máximo histórico. Estos resultados fueron publicados por la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

Las exportaciones de Argentina hacia China, en 2014, significaron 5.006 millones de dólares, es decir un 7 % de las ventas externas del país. Las importaciones argentinas con origen en China totalizaron 10.795 millones de dólares, equivalentes al 16,50 por ciento de las compras totales.

El comercio entre ambos países se ha incrementado en los últimos años, entre 1994 y 2014 el intercambio bilateral medido en dólares corrientes se multiplicó por 16, que representa una tasa de crecimiento promedio anual de 15.10%.

Esta mayor participación en el comercio argentino es asimétrico, así lo confirma hasta el Indec. El informe de intercambio comercial argentino publicado en enero de este año describe que “el intercambio comercial durante el año 2014 resultó con un saldo negativo de 2.100 millones de dólares. Las exportaciones bajaron el 10% con respecto a igual período del año anterior, como consecuencia de las menores ventas de Productos primarios, Combustibles y energía y Manufacturas de origen industrial; ya que las Manufacturas de origen agropecuario crecieron”.

El oficialismo en busca de más negocios

Cristina Kirchner arribó ayer a China para continuar con los acuerdos bilaterales. La mandataria aseguró que firmará "importantísimos acuerdos" con el titular del gobierno Xi Jinping, durante su visita oficial de cuatro días.

Por su parte el Ministro de Economía, Axel Kicillof, visitó en Beijing las instalaciones de la firma tecnológica Huawei, empresa destacada en el ámbito de las comunicaciones y cenó con representantes de bancos chinos ICBC, CDB, Bank of China, EximBank y la aseguradora estatal SINOSURE. El funcionario afirmó que “ estamos dispuestos a trabajar en proyectos que sumen mayor producción de valor agregado en nuestro país", y agregó que "nuestro desafío es lograr más instalación de capacidad productiva tecnológica en Argentina".

En los próximos días, Kicillof asistirá al encuentro de Cristina Fernández con los CEOs de empresas chinas con inversiones en Argentina y participará de la inauguración de la sucursal del Banco Nación en la capital china.

El Ministerio de Economía destacó los proyectos impulsados por China y Argentina en el ámbito local como las represas hidroeléctricas, la puesta en valor del ferrocarril Belgrano Cargas. Dijo también que " se dialogó sobre futuros proyectos de inversión en distintas áreas como energía, infraestructura y tecnología, y los representantes chinos se manifestaron interesados en avanzar en el amplio abanico de proyectos a concretar".

La profundización de los negocios con China es una política del oficialismo para mostrar una alternativa al imperialismo. Sin embargo, se está creando un nuevo lazo de dependencia con este país, donde Argentina ocupa un lugar de proveedor de materias primas mientras recibe bienes industriales. Para China, el país es un espacio para aumentar los negocios con mercaderías y capitales. Estos “importantísimos acuerdos” conducen a que la asimetría en el comercio se acentué, con una primarización de la economía y nuevas ataduras de dependencia.







Temas relacionados

CAC   /    Axel Kicillof    /    China   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO