Mundo Obrero

A PLAZA DE MAYO

Martes 22: todos a la marcha por el salario y contra el ajuste de Macri y los empresarios

Este martes a las 16:30 horas un bloque de organizaciones sindicales, sociales y de izquierda convocan a la primera gran acción unitaria contra las medidas del gobierno y en defensa del salario. Por qué tenemos que estar.

Lunes 21 de diciembre de 2015 | 10:15

El nuevo gobierno de Mauricio Macri no lleva dos semanas y ya ha aplicado, a fuerza de decretazos, medidas que benefician a los grandes empresarios del campo, la industria y la banca. Estos han aprovechado el último mes para aumentar los precios del consumo popular y siguen amenazando con despidos como en Cresta Reja o Siderca, entre otros. La devaluación busca licuar el salario obrero, para mejorar la rentabilidad de los capitalistas.

Este primer ataque a las condiciones de vida del pueblo trabajador ya ha despertado respuestas. Si ellos “no perdieron un día”, un importante sector del sindicalismo combativo y de izquierda ha reaccionado también sin demoras. Como reflejamos en La Izquierda Diario, una serie de organizaciones sindicales, sociales y políticas ha acordado convocar este martes 22 de diciembre a la primera acción unitaria contra el ajuste de Macri, con el punto central de exigir un bono de fin de año ante la escalada de los precios.

Entre los convocantes se encuentra la CTA Autónoma , sindicatos y comisiones internas (ferroviarios, aceiteros, camioneros, docentes, juntas internas de ATE), así como de partidos políticos de izquierda (PTS, PO, IS, MST, MAS) y organizaciones sociales y de trabajadores precarizados (FPDS, AGTCAP y CTEP; en esta última participan sectores kirchneristas como el Movimiento Evita).

La convocatoria partirá desde la esquina de Belgrano y 9 de Julio a las 16:30 horas, para movilizarse a la Plaza de Mayo. Aunque no hay un programa de conjunto acordado, sobre la base de la movilización unitaria por el bono de fin de año, en el acto harán uso de la palabra los principales referentes de las organizaciones convocantes, pudiendo así plantearse el programa y la perspectiva de lucha frente al gobierno ajustador. Claudio Dellecarbonara, miembro del Secretariado Ejecutivo por la minoría clasista del sindicato del Subte (AGTSyP), lo hará en representación del PTS en el Frente de Izquierda y sus agrupaciones en decenas de gremios.

Marcharemos junto a los combativos obreros de Cresta Roja, que resisten los despidos masivos, y los de Madygraf (ex Donnelley) y Worldcolor, que tomaron sus fábricas y las pusieron a producir ante los cierres patronales, y que luchan por la expropiación de sus fábricas.

La izquierda clasista levantará el pliego de demandas frente al ajuste y los decretazos del nuevo gobierno, sin dejar de señalar que las grandes patronales agrarias e industriales que hoy se benefician con la devaluación y para las que gobernarán los CEOs que Macri puso al frente del gobierno, vienen de “levantarla en pala” bajo los gobiernos kirchneristas, como no se cansaba de decir Cristina Fernández. Por esto el Frente de Izquierda alertó que el ajuste lo preparaban tanto Macri como Scioli o Massa.

Uno de los ejes convocantes será el reclamo de “un bono de emergencia antes de fin de año a los trabajadores, jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales y asignación universal por hijo”. Pero además de este planteo urgente, sobran los motivos para marchar el 22 y comenzar la resistencia contra el ajuste de Macri y los empresarios.

-Defendamos el salario.  La devaluación acelerará una inflación que ya se siente en el bolsillo popular, y hará caer el salario real como las devaluaciones de 2002 y 2014. Por un bono de fin de año para todos los trabajadores, privados y estatales, registrados y no registrados, jubilados, desocupados y beneficiarios de planes sociales. Por un salario mínimo igual a la canasta familiar y una cláusula gatillo que lo actualice de acuerdo a la inflación real. Por el adelantamiento de paritarias sin techo, con delegados elegidos en asamblea. Anulación del impuesto a las ganancias aplicado sobre el salario.

-Ni un despido. La devaluación y el ajuste también traerán recesión y la “salida” de las patronales: despidos. Cresta Roja y Siderca se han convertido en dos ejemplos testigos de la lucha en defensa de los puestos de trabajo. Con despidos, retiros voluntarios y no renovación de contratos, los empresarios quieren dejar más familias en la calle, pero también imponer condiciones de trabajo más precarias. Peligran puestos de trabajo en las autopartistas, las petroleras y otras industrias, y el gobierno también amenaza puestos de trabajo en el Estado. Por la reincorporación de los despedidos de Metalsa, Hutchinson, Mondelez, Fel-Fort, Coca-Cola y demás empresas. Prohibición de despidos por 2 años, como lo propone el proyecto de ley presentado por Myriam Bregman y Nicolás del Caño en el Congreso. Reparto de las horas de trabajo sin tocar el salario; estatización bajo control obrero de toda fábrica o empresa que cierre o despida masivamente. Por la expropiación de Madygraf y Worldcolor.


- Basta a la precarización laboral.
 Los empresarios buscan imponer peores condiciones de trabajo, a pesar de que el kirchnerismo terminó su gestión con la mitad de la clase obrera precarizada. Quieren seguir dividiendo a la clase obrera entre los que están “en blanco”, tercerizados, con convenio flexibles, “en negro” y quienes cobran planes sociales. En medio de una resistencia de las bases autoconvocadas, Siderca utilizó el chantaje para despedir tercerizados (contratistas) y flexibilizar efectivos, gracias al acuerdo entre Rocca, Vidal y Furlán (Uom y FPV). Como los trabajadores del Subte, hay que luchar contra la tercerización y pelear por el pase a planta permanente, con el mejor convenio.

-No permitamos la judicialización y represión de las luchas. Esta semana el Gobierno anunció que prepara un “protocolo de protesta social”. Quieren tener más herramientas para reprimir y perseguir a quienes encabecen las luchas de resistencia. Defendamos del derecho de huelga y protesta. Por la absolución de los petroleros de Las Heras, de los docentes y camioneros fueguinos, de los docentes santacruceños de ADOSAC y desprocesamiento de todos los procesados por luchar. Además, seguiremos impulsando la campaña contra la expulsión de Alejandro Vilca del SEOM de Jujuy.

-Hay que rechazar el “Pacto Social” que prepara el gobierno junto a los empresarios y las cúpulas sindicales. Moyano y los “Gordos” de la CGT piden un bono de fin de año pero no mueven un dedo. Caló dice que apoyará las medidas buenas y RicardoPignanelli de SMATA propone darle 100 días al nuevo gobierno. Impulsemos asambleas y reuniones de coordinación en cada gremio, ciudad o provincia para apoyar cada lucha y exigir Que las centrales sindicales rompan con la tregua y convoquen a un plan de lucha contra los aumentos de precios, en defensa del salario y los puestos de trabajo. 

-Que la crisis la paguen los capitalistas. Ante las medidas del gobierno hay que oponer una salida obrera y popular. Frente a la baja y eliminación de las retenciones, proponemos impuestos progresivos a las grandes fortunas, así como los grandes terratenientes, cerealeras, banqueros. Frente a la liberalización total del mercado de capitales para convertir al país en una fuente de especulación financiera, proponemos la nacionalización de banca, el no pago de la deuda externa y la centralización del crédito para beneficiar al país en función de las necesidades populares (vivienda, infraestructura, salud, créditos a los pequeños comerciantes).

-Para resistir estos planes del gobierno y la clase empresaria, es necesario organizar la mayor fuerza posible. Como se empezó a discutir en la reunión de dirigentes combativos del 11/12 y en el Encuentro Obrero de la Zona Norte del 12/12, hay que avanzar sin demoras en la unidad y coordinación de los trabajadores y todas las organizaciones clasistas, antiburocráticas y de la izquierda combativa. Preparemos el encuentro nacional del 5 de marzo, abierto a las bases, a los que no tienen representación gremial, y a miles de trabajadores que quieran sumarse a la lucha. Mientras lo preparamos, es importante comenzar desde ahora, en la acciones unitarias como la marcha de este martes 22, con todas las organizaciones obreras y populares que estén dispuestos a enfrentar el ajuste y apoyar cada lucha.




Temas relacionados

Sindicalismo combativo   /    Sindicalismo de izquierda   /    Plaza de Mayo   /    Frente de Izquierda   /    Bono de fin de año   /    MadyGraf (ex- Donnelley)   /    CTA   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO