Política

VIOLENCIA INSTITUCIONAL

Marcharon a siete meses de la Masacre de Pergamino

Familiares y amigos de los siete fallecidos el 2 de marzo en la Comisaría Primera de esa localidad bonaerense se movilizaron exigiendo justicia junto a organismos de derechos humanos.

Lunes 2 de octubre | Edición del día

Madres, padres, hermanos, amigos y vecinos de las siete víctimas de la Masacre de Pergamino ocurrida el 2 de marzo en la Comisaría Primera, se movilizaron este lunes por las calles de esa ciudad bonaerense. Con el lema “7 meses, 7 chicos, 7 familias” marcharon desde la Plaza Merced a la Plaza 9 de Julio.

Se sumaron organismos de derechos humanos y familiares de muchas otras víctimas de violencia institucional, gatillo fácil y torturas en cárceles y comisarías.

La bandera con los rostros de Sergio Filiberto, Fernando Latorre, Franco Pizarro, Alan Córdoba, Juan José Cabrera, John Claros y Federico Perrota encabezó la columna de cientos de personas. Al llegar a la Plaza 9 de Julio los familiares tomaron la palabra.

Cristina Gramajo, mamá de Sergio Filiberto, agradeció “el esfuerzo de todos los que están acompañando y un especial agradecimiento a los jóvenes que se sensibilizan con esta causa, que es difícil y que no sale de toda la sociedad, espontáneamente, la idea de acompañarnos. Es muy valioso que haya gente que haya viajado y esté acá, parada al lado nuestro, que nos estén conteniendo”, afirmó.

En referencia a los policías asesinos de sus familiares Gramajo dijo que “en las mentes de ellos está esa perversidad. Hace siete meses que decimos lo mismo: a nuestros hijos no nos los van a devolver, pero sí podemos hacer algo por todos los otros jóvenes que están expuestos a este proceder de la Justicia que se ha naturalizado de tal manera que la sociedad en general cree que ésa es la forma que tienen que actuar. Es una violencia a la que le tenemos que decir basta. Tenemos que ir hacia los funcionarios”.

La mujer recordó que el domingo estuvo en Pergamino la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y cuestionó duramente al intendente de Pergamino Javier Martínez. “Con él estuvimos el viernes pidiéndole compromiso y acompañamiento pero no nos dio la oportunidad de por lo menos hablar con la ministra, o de que ella misma se interese por este caso. Eso nos duele”.

Mariana Noguera, esposa de Fernando Latorre, también agradeció “a cada uno de quienes vinieron. Que no vuelva a pasar nunca más algo así. Esto es doloroso. Estoy a favor de la vida, nadie tiene el derecho a quitarle la vida a nadie. Y menos de esa forma tan cruel”.

La mujer recordó que “los chicos pasaron 40 minutos gritando desesperadamente. Eso no me lo saca nadie de la cabeza. Nadie los ayudó. Dicen que perdieron las llaves y un montón de cosas que uno dice cómo carajo puede un ser humano no ayudar a otro. Es terrible que mi marido y los otros chicos se hayan muerto agarrándose de las rejas y pidiendo por favor”.

Noguera agregó que parte de la sociedad “no ve que detrás de cada fallecido hay una familia. Así que por amor a ellos seguimos. Aunque me derrumbe mil veces, me voy a levantar para pedir justicia por él y los otros seis chicos”.

Sobre el final del acto se entonó el tradicional cántico “atención, atención, no es un policía, es toda la institución” y se gritó con fuerza “¡Presente!” luego de que se nombrara a cada uno de los fallecidos.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO