Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Marcha de las CTA: algo de ruido y pocas nueces

Ayer se movilizaron ambas CTA. Con poca convocatoria, no hubo propuestas de plan de lucha ni paro nacional. Contemplativos con los gerontos de la CGT. La izquierda sindical exigió paro nacional ya.

Carlos Artacho

Miembro de Comisión Directiva de FOETRA Sindicato de las Telecomunicaciones, cargo rotativo por la oposición

Viernes 3 de junio de 2016 | 15:22

Ante la tregua de las CGT, que vienen dejando pasar el ajuste, los despidos y el tarifazo, ambas CTA convocan a acciones que solo pareciera tener un objetivo, la expresión de un sector sindical Kirchnerista y la movilización de ayer fue una expresión de ello. Un acto con sólo dos oradores, cuando estaban presentes los trabajadores de Tierra del Fuego, donde para colmo de males mostraron condescendencia la con la burocracia sindical de la CGTs, limitándose a decir que hay que buscar la unidad pero sin perspectivas de ellas.

La movilización, no sólo fue limitada en convocatoria -ya que no fue parte de un paro nacional- sino también en programa y planteos: fueron contemplativos con el resto de la dirigencia sindical y no hablaron de las luchas de Tierra del Fuego o Santa Cruz. Y la ausencia total de un plan de lucha, para que triunfen todos los conflictos en curso. Una movilización que además de llega tarde, tras varias semanas luego del veto presidencial a la ley anti despidos.

Mientras la CTA se movilizaban a Plaza de Mayo, en Santa Cruz van más de 100 días de lucha, con más de 35 días de paro de Adosac y ATE (dos gremios de las CTA). Los trabajadores de Tierra del Fuego y de Santa Cruz lo están dando todo. Pero falta que las grandes centrales sindicales convoquen a un paro nacional, las tres CGT, la misma Ctera (principal gremio que dirige Yasky) que está ausente en esta dura lucha, aislando a los compañeros, debe llamar a un paro nacional de los docentes. El viaje de Nicolás del Caño, llevando el apoyo del Frente de Izquierda, tanto a Santa Cruz como a Tierra del Fuego, cumple ese rol. Una tregua tanto a Macri como a Alicia Kirchner y Rossana Bertone.

También fueron los valientes trabajadores de los ingenios en Jujuy y Salta, que se estaban movilizando en forma inmediata, cuando el proyecto de Ley del Gobernador Gerardo Morales fue aprobado por mayoría simple, avalando los despidos masivos. Más de mil obreros se movilizaron a la legislatura en defensa del empleo.

Estas son las luchas que realmente vienen enfrentando los despidos y el ajuste de Macri y de todos los gobernadores, sean del partido que sean y se merecen triunfar.

El rol de la conducción del Yaskismo, es completamente electoral. Dirigen el principal gremio que se podía haber movilizado, la Ctera. Posan de opositores, mientras dejan pasar los ataques a las y los trabajadores, de su propio gremio, solo por intereses partidistas. Así se preparan para el Frente Ciudadano, olvidándose y dejando aislados a los docentes que vienen luchando desde principio de año. Hay que decirlo, el Frente Ciudadano es Alicia Kirchner y Rosana Bertone. Las gobernadoras del FpV que ellos defienden, llevaron el mensaje de Macri de represión y del ajuste hasta el final, y son las primeras en dar cátedra contra los trabajadores. Lo de Santa Cruz también es un bochorno y está encabezado por Alicia Kirchner. Los límites de su resistencia con aguante se expresan en el laboratorio del ajuste del sur.

¿Paro nacional? No, gracias…

Pablo Micheli (CTA Autónoma) hizo un llamamiento “a los demás sindicatos, a las demás centrales: hay que construir un paro nacional, hay que parar el ajuste con un paro poderoso de todas las centrales. O lo hacemos todos juntos, o lo hacemos las dos CTA, pero paro va a haber”. Micheli, quien “sufre” divisiones internas en su propia central, dice que hay que llamar a un paro nacional. Pero lo hace desde la televisión y en el palco, ya que su central sindical, no tiene el peso necesario para poder convocarlo.

El principal gremio de la CTA Autónoma, el de los estatales de ATE está dirigido por Cachorro Godoy de la Unidad Popular, de Víctor De Gennaro, y pegó el faltazo a esta movilización. Este faltazo no fue por lo limitado de la movilización o por diferencias de cómo luchar o por estar en Santa Cruz o Tierra del Fuego apoyando esas luchas, sino por disputas políticas entre los dirigentes, ajenas a los intereses de los trabajadores. Micheli pretende unir las CTA en acuerdo con Yasky, mientras Godoy y De Gennaro pretenden arrebatarle la conducción de la CTA Autónoma a Pablo Micheli, solo para comandar un aparato sindical para sus propios proyectos político personales, nada mas alejado de las necesidades de los trabajadores.

Todas estas disputas, son parte del reacomodamiento de los dirigentes sindicales, por fuera de las luchas reales que los trabajadores vienen dando contra el ajuste del macrismo y de los gobernadores de Cambiemos y el FPV. Ya los trabajadores del estado que exigían a cada paso unidad para enfrentar los despidos, tuvieron y tienen que lidiar con las disputas entre ATE Nacional Y Provincia de Bs. As., dirigidos por Cachorro Godoy y las seccionales dirigidas por los kirchneristas.

Mientras todos unidos critican a los llamados “traidores” de la CGT. Los insultos provenientes de referentes del kirchnerismo hacia los “traidores”, olvidan que fue bajo la administración anterior que se mantuvo intacto el poder de los traidores: la “traición” fue acordaba en la sede de UPCN (estatales nacionales) que junto al Suterh (empleados de edificio) fueron pilares de las unidades básicas del FpV en Ciudad de Buenos Aires. Antonio Caló, Ricardo Pignanelli (Smata) y hasta el “Centauro” Andrés Rodríguez (UPCN), posaban como los “muchachos” mimados en los años kirchneristas.

Está clara su política, es llevar a los trabajadores detrás de otro sector que incluso en esas provincias aplica también ajuste y represión. Al contrario de tener una política de reorganización, coordinación y apoyo a las luchas, abriendo no solo el escenario para que puedan expresarse los mimos sino también los sectores combativos del Movimiento Obrero (que también se movilizaron en una columna independiente junto al Sutna, la oposición del Subte, Suteba opositores, entre varios).

En la marcha también se expresaron otros sectores enrolados en la CGT pero que han acompañado esta marcha, como Curtidores, Aceiteros, Telefónicos de Foetra, UOM Matanza, entre algunos otros. Que distinto sería si desde estas CTA tuvieran realmente una política de coordinación para enfrentar el ajuste entre todos los sectores que quieren pelear.

La izquierda combativa, marchó diferenciada

La izquierda marchó con una columna independiente. Un importante contingente de sectores combativos de los trabajadores y de la izquierda se movilizó como un bloque independiente en la jornada de protesta que tuvo lugar este jueves.

Con la participación de los Sutebas opositores de Tigre, Escobar, Ensenada, La Plata, Ademys, AGD-UBA, el Sutna, estatales con ATE Sur, la junta interna de la Dir. de Música, entre otras organizaciones obreras, este sector marchó de manera diferenciada y no participó del acto de cierre donde hablaron Hugo Yasky y Pablo Micheli. Al retirarse los dirigentes Alejandro Crespo del Sutna y Claudio Dellecarbonara de la directiva de la AGTSyP, hicieron uso de la palabra ante los trabajadores presentes, donde expresaron las diferencias con las CTA convocantes.

Junto a ellos se encontraban varios referentes del sindicalismo combativo como Javier “Poke” Hermosilla de Kraft Terrabusi, Chaplin de la cerámica Zanón quien están peleando contra el tarifazo, dirigentes y delegados del Astillero Rio Santiago, entre otros.

Trabajadores estatales de Tierra del Fuego, que se encuentran en Buenos Aires para dar a conocer su conflicto, fueron parte de esta columna independiente que además de denunciar el ajuste que lleva adelante el gobierno de Macri también denunciaron el que impulsan los gobiernos provinciales del Frente para la Victoria en Santa Cruz y Tierra del Fuego.

De este bloque participan también partidos de izquierda como el PTS, IS y PO, integrantes del Frente de Izquierda. Referentes, como Christian Castillo y Gabriel Solano estuvieron en la cabecera de esta movilización, donde una bandera exigía un inmediato paro nacional.

Al contrario de esto, las CTA solo esperan una veña de las CGT, cuando realmente muestran que están más por dejar pasar el ajuste que por poner en carrera al movimiento obrero que ya mostró sus voluntad de pelea en la marcha del 29/4 donde se movilizaron alrededor de 150 mil trabajadores.

Esto muestran los límites no solo en la movilización sino centralmente en la política de las CTA que muy por el contrario de ser una alternativa de las CGT, se ubican detrás de ellas.







Temas relacionados

CGT   /    CTA   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO