Internacional

CATALUÑA

Manifestación en Barcelona contra el estado de alarma y por un plan de rescate para los trabajadores

La acción fue convocada por la Plataforma 3-O para protestar contra las restricciones impuestas por el gobierno autonómico y central. Se realizó este jueves por la tarde en Barcelona bajo el lema “No a la represión, no al estado de alarma. Plan de rescate para los trabajadores/as”.

Viernes 20 de noviembre | 15:41

Bajo el lema “No a la represión, no al estado de alarma. Plan de rescate para los trabajadores/as” se denunció este jueves en Barcelona la culpabilización de los sectores más vulnerables de la sociedad para ocultar la nefasta gestión política de la pandemia. Así, se señaló que “los verdaderos responsables del colapso sanitario y económico que sufrimos son los Gobiernos central y autonómicos, y una patronal que solo mira por el beneficio propio”.

La rueda de prensa fue convocada por la Plataforma 3-O para protestar contra las restricciones impuestas por el gobierno autonómico y central. El acto empezó a las 19h en la Plaza Sant Jaume frente al edificio de la Generalitat, donde se leyó el manifiesto de la plataforma

El malestar por los años de recortes en el sector público y la falta de medidas sanitarias ante el coronavirus también estuvo presente. En este sentido, la respuesta represiva de los distintos Gobiernos fue duramente criticada y se destacó que “esta represión, como quedó patente en el primer estado de alarma, castiga esencialmente las clases populares y económicamente más desfavorecidas.”

Ligado a poner freno a semejante deriva represiva de los Gobiernos y diciendo no al estado de alarma, la plataforma defendió una serie de medidas sociales para atajar la crisis. Entre ellas, un plan de rescate que asegure sanidad, educación y servicios sociales 100% públicos, financiado con impuestos a la gran patronal y la banca; acabar con los despidos, los desahucios y los cortes de suministros básico y, ante los transportes públicos abarrotados con riesgo de contagio, el aumento de la frecuencia y la gestión de estos por trabajadores y usuarios para garantizar las medidas de seguridad.

La rueda de prensa, aunque modesta todavía como movilización, es uno de los poquísimos actos de protesta en las calles convocadas por la izquierda alternativa explícitamente contra el estado de alarma, señalando a empresas y gobiernos como responsables de la crisis. Como parte integrante de la plataforma asistimos organizaciones como la Corriente Revolucionaria de las y los Trabajadores (CRT) o Lucha Internacionalista.

Quien no estuvo presente fue la Izquierda independentista que celebró el miércoles por la tarde otro acto en Barcelona. Las organizaciones de la Izquierda Independentista Arran, CUP, COS, Endavant, SEPC y Alerta Solidaria celebraron una concentración en Plaza Cataluña de 150 personas bajo la consigna “que la crisis la paguen los ricos, no la clase trabajadora”.

Allí se presentaron 11 medidas, entre las cuales se encontraban algunas como la suspensión de desahucios y pagos de alquileres e hipotecas, la expropiación de viviendas vacías en manos de grandes tenedores, el no pago de la deuda, el retorno del rescate bancario, la puesta bajo control público de todos los recursos asistenciales y privados y la prohibición de despidos y ERTEs a empresas con grandes beneficios.

Pero si bien se criticó al gobierno central de conjunto, poco o nada apareció la crítica al Govern de la Generalitat. Como ya hicieron en la votación en el Congreso con su abstención, tampoco se posicionaron claramente contra el estado de alarma. La izquierda independentista llama a la movilización como herramienta para hacer frente a la crisis y pelear por hacer pagar la crisis a los ricos, pero lo hace evitando chocar duramente con la Generalitat, el Gobierno que efectivamente gestiona esta crisis en Catalunya. Esto es parte de la vuelta a la mano extendida hacia la burguesía catalana por parte de la izquierda independentista.

Ante la grave situación de crisis sociosanitaria y la actuación de los gobiernos que aumentan las medidas restrictivas sin tomar medidas de fondo que ataquen a las grandes fortunas, hace falta una izquierda anticapitalista en Cataluña, que cuestione al PSOE y UP por la gestión de la pandemia, pero también a la Generalitat. Una izquierda que, frente al malestar social que genera el estado de alarma plantee abiertamente que se trata de una medida represiva, destinada a seguir protegiendo los beneficios de las empresas, mientras los trabajadores se arriesgan a contagiarse.

Desde la CRT participamos con esta posición en la concentración del miércoles con los lemas: “No al estado de alarma. Refuerzo de sanidad, educación y transporte ¡Que la crisis la paguen los capitalistas!”. Creemos que la división de concentraciones entre la Izquierda Independentista y la Plataforma 3-O obedece a diferencias políticas que deben poder debatirse abiertamente. Si verdaderamente queremos impulsar movilizaciones masivas que cuestionen al gobierno desde la izquierda para no regalar la calle a la extrema derecha, estas diferencias políticas entre las organizaciones deben expresarse en espacios comunes, donde podamos debatir, pero después unamos fuerzas para golpear juntos por un programa para que la crisis no la pague la clase trabajadora.







Temas relacionados

Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Estado español   /    Cataluña   /    Barcelona   /    Catalunya   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO