Cultura

LITERATURA TUCUMANA

“Manchón y cuenta nueva”, una antología sobre el aborto en primera persona

La presentación del libro se realizará en el marco del Festival T.A.N.O.A (Torbellino Artístico del NOA).

Martes 21 de noviembre | Edición del día

“Manchón y cuenta nueva” es el título de la primer antología que coloca el aborto en el centro de del relato, y será presentado el próximo 24 de noviembre a las 21:30 horas en el espacio cultural Fuera de Foco (Mendoza 2062). El libro contiene 5 relatos ficcionales escritos por Cecilia Yanicelli, Mariana Bustos, Vicky Tolosa, Pepena Breslin, y Silvia Gómez.

La edición (así como la iniciativa para su realización) corre por cuenta de Gato Gordo Ediciones, una editorial tucumana especializada en narrativa breve, que nació del corazón del escritor Fabricio Jiménez Osorio. El nombre es un homenaje al cuento de Cecilia Pavón "Discos Gato Gordo (o una nube con forma y color de moretón)". La editorial nace con el objetivo de intervenir en la escena artística local para dar circulación a textos experimentales y transgresores, mediante un catálogo amplio donde confluyan autores destacados junto a jóvenes emergentes e inéditos.

Entrevistamos a Fabricio Jiménez Osorio sobre el próximo lanzamiento, quién también nos hizo saber que el arte de tapa estuvo a cargo de Sofía Jatib, y la edición fue realizada por Patricio Dezalot.

¿Cómo toma cuerpo la idea de esta antología?

El libro surge como una propuesta editorial de Gato Gordo Ediciones hacia dos escritoras feministas de generaciones y espacios de lucha diferentes: Silvia Gómez y Natu Mamaní. La idea era darle continuación a la línea de antologías temáticas que la editorial había impulsado a principios de este año con "Ser pasiva me cambió la vida” (antología de textos sobre placer anal y orgullo pasivo), es decir, bajo la propuesta de empezar a poner en debate, desde el lenguaje literario con creación y producción local, temas que siguen siendo tabúes para la sociedad tucumana por más que atraviesen la vida entera de comunidades cada vez más expansivas. Y a su vez poder impulsar el ejercicio de plantear determinados temas con irreverencia y desde el rol de portavoces, en primera persona, a través de la autoficción.

¿Cómo fue la realización de “Manchón y cuenta nueva?

Silvia y Natu durante el mes de septiembre y parte de octubre llevaron adelante un taller interno de encuentros semanales de lectura, debate, producción y edición de cuentos y relatos sobre abortar. De ese taller resultaron los cinco cuentos que integran la antología. Los textos que componen el libro, si bien son historias verosímiles, no son hechos reales. El libro es íntegramente ficcional.

Su procedimiento se distancia en ese sentido de otras formas de abordaje del aborto, como las convocatorias abiertas para narrar anónimamente, o no, relatos vividos, o las ficciones basadas en entrevistas o testimonios reales. Porque está bueno empezar a explorar las múltiples formas posibles de "hablar de", en este caso el aborto, como dije antes, no tiene todavía gran cantidad de antecedentes en las publicaciones literarias, es increíble pero sobran los dedos de la mano para contar la literatura editada y publicada sobre esto.

¿Hay antecedentes en la producción literaria local?

En Tucumán es la primera vez que la literatura, en alianza con el activismo, lo toma al aborto como tema. La literatura tucumana habla de otras cosas, y tanto las chicas que participan del libro como así también la editorial Gato Gordo Ediciones, teníamos ganas de modificar activamente y creativamente eso. Además también movidas/os por algunos interrogantes como ¿qué impacto tiene la ficción en la realidad? ¿En qué momento o a partir de qué hecho podemos determinar que una fantasía está politizada, siempre o solo ante determinadas características? ¿Podemos también resignificar la ficción dándole un uso de apertura?

Y por otro lado, hay quienes sostienen que la ficción es la verdad que se esconde dentro de la mentira, entonces, ¿cuáles son las verdades que se propone plantear un libro como este a través de historias de mujeres ficticias pero no del todo ficticias? Porque por la forma en que están escritos los cuentos es altamente probable que las mujeres o las lesbianas que pasaron por situaciones similares a las planteadas, se sientan identificadas al leer, y de esa manera, quizás acompañadas o simplemente menos solas.








Temas relacionados

Tucumán   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO