Sociedad

25 DE FEBRERO

Mañana vuelven a marchar en Buenos Aires contra Monsanto

El día 25 se realiza como cada mes la movilización en contra de Monsanto en Argentina y el mundo. Estas movilizaciones en contra de la multinacional se reproducen en la mayoría de los países latinoamericanos, a poco tiempo de la llegada del presidente Obama a la Argentina.

Sergio Rojas

@sergiorojas63

Miércoles 24 de febrero de 2016 | Edición del día

El Gobierno de Mauricio Macri, actual garante de los negocios capitalistas en Argentina, profundiza las políticas que el kirchnerismo tuvo con las corporaciones del agronegocio que “la levantaron en pala” los últimos doce años.

Algunas de las más notables expresiones de esto son la permanencia de Lino Barañao (exdirectivo de Monsanto y máxima autoridad del CONICET durante el menemismo) en el Ministerio de Ciencia, Técnica e Innovación Tecnológica. El único ministro que no cambió con Cambiemos.

Al mismo tiempo que continúa en sus funciones el principal mediador de los agronegocios imperialistas en el país, el Gobierno lleva adelante la quita de retenciones a la importación de granos y cereales, desmantela la Secretaría de Agricultura Familiar (donde los pequeños productores obtienen apoyo estatal) a través de despidos de los trabajadores de dicho organismo, como el de la excandidata del FIT Natalia Morales, y promueve la incorporación de Argentina al TPP (Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica). A partir de dicho acuerdo, Cambiemos pretende otorgarle a Monsanto el control corporativo de la comercialización de las principales exportaciones del país (harina de soja, aceite de soja y maiz). También daría vía libre para que la multinacional estadounidense avance en el acaparamiento del negocio de la producción y distribución de semillas transgénicas (que dan plantas infértiles y resistentes a la marca de agroquímicos que la misma Monsanto comercializa) a través de la aprobación de la Ley de Semillas.

Como antecedentes, existen el caso de Colombia, donde la aprobación de dicha ley trajo consigo el despliegue de Monsanto junto a su ejército privado de mercenarios a lo largo y ancho de los campos colombianos, en una avanzada de muerte, desapariciones y quema de cosechas de los campesinos que hace centenas de años vienen seleccionando sus propias semillas y que en 2013 protagonizaron el paro nacional agrario contra el TLC. Otro es el caso de Paraguay, donde esta empresa criminal tuvo un rol destacado en el “golpe parlamentario” llevado a cabo durante la presidencia de Lugo. En nuestro país ya se aprobó dicha ley en la provincia de Córdoba, en 2014, en medio de una brutal represión a quienes se manifestaron en contra. Andrés Carrasco (biólogo investigador, exdirector del CONICET y exjefe del Departamento de Embriología de la UBA) en 2009 fue desacreditado por Lino Barañao en el programa de Héctor Huergo, jefe de Clarín Rural, por llevar a cabo y publicar investigaciones en donde corroboró los efectos devastadores que los agrotóxicos utilizados tienen sobre embriones de anfibios y ratones, así como también convulsiones y muerte cerebral en estos últimos. Carrasco renunció a su cargo político ese mismo año luego de enfrentarse a las camarillas pro Monsanto instaladas en el gobierno anterior y recibir todo tipo de amenazas por parte de estas.

A todo esto hay que sumarle un hecho verdaderamente escandaloso: la visita programada a Argentina del presidente de los EE. UU., Barack Obama, el día 24 de marzo, con todo lo que significa esta fecha para el pueblo argentino y los que luchamos por la memoria, la verdad y la justicia de ayer y hoy. No es casualidad que ante semejante paquete de medidas antipopulares Patricia Bullrich haya anunciado la aprobación del protocolo para criminalizar la protesta. Saben muy bien que van a encontrar resistencia en las calles y en las rutas, por eso pretenden darle cinco minutos para “desalojar” a quienes quieran ejercer su legítimo derecho a protestar.
La Juventud del PTS, integrante del Frente de Izquierda, junto a independientes, plantean que el modelo extractivo capitalista y sus expresiones como el agronegocio o la megaminería a cielo abierto (que también recibió grandes beneficios por la quita de retenciones) no hacen más que profundizar el socavamiento de los bienes comunes del país, al mismo tiempo que contaminan con agrotóxicos, cianuro y metales pesados a las poblaciones y comunidades originarias (que muchas veces son desplazadas de sus propios territorios), llevando muerte y enfermedad a sus tierras y recursos hídricos.
Desde este espacio se considera que "la lucha contra las corporaciones capitalistas contaminantes es una de las tareas que se deben llevar a cabo en conjunto con los trabajadores, las mujeres y la juventud para poder cambiar la historia de la humanidad". De otro modo, sostienen, se habrá "transitado por este planeta sin haber logrado una vida armoniosa con la naturaleza. Del mismo modo que Karl Marx planteó que ’el socialismo es el naturalismo consumado’, consideramos que únicamente con la suma de las luchas sociales dirigidas hacia un horizonte de cambio de paradigma de sociedad tendremos una salida a los problemas que el capitalismo generó en su perverso afán de acumulación a través de la explotación del hombre por el hombre".

Este jueves 25 movilizarán con las consignas "Abajo la ley antipiquetes de Bullrich y Macri", "Fuera Obama, saqueador imperialista de los pueblos", "¡Basta de agrotóxicos!" y
"¡Fuera Monsanto de Argentina y América Latina!", entre otras.







Temas relacionados

Minería a cielo abierto   /    Minería   /    Contaminación   /    Megaminería   /    Ecología y medioambiente   /    Monsanto   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO