Política

VERDAD Y JUSTICIA

Malvinas: las tumbas con nombre, las lágrimas familiares y la vil maniobra de Macri

Familiares de 90 soldados recientemente identificados viajaron a las islas para visitar sus tumbas. Aún hay 32 NN. El Gobierno, de la indiferencia proimperialista al oportunismo caradura.

Daniel Satur

@saturnetroc

Martes 27 de marzo | Edición del día

Foto Télam

Un total de 248 familiares aterrizaron la mañana del lunes en las Islas Malvinas y se dirigieron al cementerio de Darwin, donde yacen los cuerpos de 123 caídos en la guerra de 1982. Hasta hace poco tiempo cada una de esas tumbas llevaba como toda leyenda “Soldado argentino sólo conocido por Dios”, en función de que las identidades se desconocían. Desde ayer, son 32 las lápidas que carecen de identificación.

Se trataba de cadáveres que fueron enterrados como NN apenas terminada la guerra y que nunca el Estado argentino había identificado. Luego de una larga búsqueda de familiares, acompañados por excombatientes y organismos de derechos humanos y con la asistencia científica del Comité Internacional de la Cruz Roja, 90 de esos cuerpos fueron identificados a través de análisis de ADN.

De esta manera, después de 36 años de comenzada la Guerra de Malvinas, 90 de las 123 placas que decían “Soldado argentino sólo conocido por Dios” fueron reemplazadas por otras con los respectivos nombres y apellidos.

Largo recorrido

El proceso de identificación de los cuerpos fue largo y tortuoso. En 1983 fue el coronel británico Geoffrey Cardozo quien recogió los cadáveres y los sepultó en Darwin. Durante más de dos décadas las familias de esos soldados se vieron impedidas de saber cuál había sido el verdadero destino de sus seres queridos.

En 2004, tras gestiones poco claras que incluyeron un enorme aporte económico del magnate Eduardo Eurnekián, una agrupación autodenominada Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur se hizo cargo de “administrar” el cementerio, con acuerdo del gobierno británico.

La comparación de diferentes documentos que elaboró Cardozo en 1983 con lo que posteriormente elaboraron desde esa “comisión”, generó fuertes controversias entre familiares de soldados caídos. Eso llevó a diferencias en cómo abordar el proceso de identificación de los restos sepultados allí.

Leé también Malvinas: los chicos murieron, los jefes los torturaron

Como se informó en otra nota de este diario, excombatientes de Malvinas denunciaron que la llamada Comisión de Familiares… fue “diseñada por la dictadura” (con un rol clave desempeñado por el espía del Batallón 601 Héctor Cisneros) y a lo largo de los 90 tuvo estrechos lazos con el gobierno de Carlos Menem (el de las “relaciones carnales” con la corona británica).

Una de sus más fervientes militantes de ese agrupamiento es María Fernanda Araujo, hermana de Elbio Eduardo Araujo Penón, uno de los 123 enterrados NN en Darwin. Pese a esa situación de su hermano, la mujer durante largo tiempo se negó a cotejar su ADN con los cadáveres enterrados y acusó a quienes querían llegar a la verdad de estar ligados a “vendepatrias” y “zurdos”.

En 2011 un fallo judicial avaló el pedido de ocho familias del Chaco que, acompañadas por el Centro de Ex Combatientes de La Plata (Cecim), reclamaban su derecho a saber la verdad y pedían que se analizaran los restos de Darwin para dar con sus hijos, hermanos y esposos. Al año siguiente se firmó con la Cruz Roja un protocolo humanitario para planificar la investigación sobre las tumbas. A lo largo de los años se sumaron más familias al reclamo.

En diciembre de 2016, en Ginebra (Suiza), se reunieron delegaciones de Argentina y del Reino Unido que llegaron a un principio de acuerdo para designar al Comité Internacional de la Cruz Roja como responsable de identificar a los soldados. Finalmente entre fines de junio y principios de agosto del año pasado, la Cruz Roja con colaboración del Equipo Argentino de Antropología Forense exhumó los 123 cuerpos. Los resultados fueron entregados al Estado argentino y a las 90 familias involucradas a fines de 2017.

Leé también Guerra de Malvinas: ¿se podía derrotar al imperialismo inglés?

El dolor de unos y las maniobras de otros

Ayer los familiares aterrizaron en Malvinas con mucha emoción y congoja. Allí dejaron rosas blancas de tela sobre las tumbas. Quienes son creyentes rezaron arrodillados y a su vez se depositaron rosas de metal fabricadas con material bélico proveniente de Malvinas por el orfebre Juan Carlos Pallarols.

Entre los familiares estaba la propia Araujo, quien afirmó ante varios periodistas que “este viaje significa cerrar la herida de la espera, pero es el comienzo de una etapa nueva, algo maravilloso sobre lo que tenemos que seguir trabajando para que siga sucediendo”.

Luego de que cada familia tuviera su tiempo junto a las tumbas de sus seres queridos, se realizó una conferencia de prensa en el salón “Malvinas Argentinas” del cementerio. Allí estuvieron Araujo y otros familiares junto a Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos de la Nación, y nada menos que un representante de Eduardo Eurnekian, quien además financió gran parte del viaje de los 248 deudos.

La visible participación el Gobierno de Mauricio Macri, a través de Avruj, no fue nada casual. Además de llevar bastante tiempo trabajando juntos con Araujo y sus aliados, el Poder Ejecutivo quiso aprovechar la ocasión para posar de comprometido con la verdad histórica.

Lo curioso es que tanto el Cecim La Plata como la Comisión Provincial por la Memoria, activos impulsores de la campaña internacional para que las tumbas NN fueran exhumadas y se identificaran esos restos, fueron durante largo tiempo blanco de ataques por parte de las huestes de Araujo. “No digan que en Malvinas hay enterrados NN ni desaparecidos”, solía responder la mujer ante las preguntas de periodistas, pidiendo a su vez que no se mezclara a “nuestros héroes de la Patria” con las víctimas de la dictadura. Esos ataques incluyeron un violento escrache en Aeroparque al Premio Novel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y a la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas cuando regresaban de Malvinas en el marco de la campaña.

Ahora el Gobierno y sus aliados se montaron sobre los resultados de la investigación de la Cruz Roja. Tan es así que, además de enviar a Avruj con la comitiva de familiares, la Casa Rosada digitó hasta los más mínimos detalles de la ceremonia. María Reyes Lobos, hermana de un soldado muerto en las Malvinas y recientemente identificado, dijo al diario Perfil que el Gobierno les proveyó los rosarios y las flores de tela y no los dejó “llevar otra cosa para dejar en la tumba, ni siquiera una plaquita chiquita con una frase”.

Leé también Malvinas de Alfonsín a Macri, un continuo intento por liquidar una causa nacional

Doble juego proimperialista

El Cecim La Plata saludó que las familias de los 90 soldados identificados viajaran a Malvinas. El sábado, en medio de la conmemoración de los 42 años del golpe cívico-militar, ese centro de excombatientes destacó que la identificación de todos esos caídos fue “un triunfo de los que seguimos pensando Malvinas en perspectiva de derechos humanos, a pesar de las amenazas y los aprietes de quienes habían impuesto un estatus quo contrario a la necesidad de la mayoría de las familias que necesitaban saber cuál había sido el destino final de sus seres queridos”.

A su vez los excombatientes exigieron al Gobierno nacional que, como aún quedan 32 tumbas NN bajo la inscripción “Soldado Argentino Solo Conocido por Dios”, se continúe el proceso de identificación de todos los cuerpos sepultados en Darwin.

Pero también el Cecim La Plata enumeró algunas de las políticas de Macri que chocan de frente con cualquier pretensión de verdadera defensa de los intereses nacionales. “Repudiamos el acuerdo firmado el 13 de septiembre de 2016 por el gobierno de Macri para favorecer los intereses británicos en el Atlántico Sur en contra de los intereses de los argentinos, violando la Constitución Nacional y leyes vigentes”, dijeron en un comunicado. Ese acuerdo, recordaron, fue firmado “mientras se llevaba a cabo el proceso de identificación de nuestros soldados solicitado a la Cruz Roja Internacional”.

En el comunicado difundido el sábado, los excombatientes afirman que “Malvinas es un campo de entrenamiento de las fuerzas armadas de Gran Bretaña y de la OTAN, caladero de la Cuarta Flota de los Estados Unidos y la puerta de entrada para la explotación de los recursos naturales de nuestra plataforma continental y del Sector Antártico Argentino”. Y denuncian que “mientras se aumenta el presupuesto militar en la base de Monte Agradable, se realizan Ejercicios Militares, se monta un aparato de espionaje electrónico hacia la región y aumentan los vuelos ilegales hacia Malvinas”.

En ese marco denuncian que “el Gobierno de Cambiemos firma acuerdos con los británicos para mejorar el desarrollo económico de las Islas Malvinas a cambio de nada”.








Temas relacionados

Claudio Avruj   /    Excombatientes   /    Guerra de Malvinas   /    Malvinas Argentinas   /    Comisión Provincial por la Memoria (CPM)   /    Mauricio Macri   /    Islas Malvinas    /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO