Política

ELECCIONES 2015

“Malvinas Argentinas: La fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud se abre paso en el feudo Cariglinista”

Los trabajadores ni siquiera podemos soñar con la posibilidad de tener casa propia, vivimos alquilando o construyendo en el terreno de nuestros padres

Martes 21 de julio de 2015 | Edición del día

En Malvinas Argentinas, existen hospitales que parecen shoppings y lujosos edificios municipales, pero "no todo lo que brilla es oro": adentro de esos mismos hospitales son miles los que trabajan precarizados, en las peores condiciones y en estos 20 años de "Gestión y coraje" se privatizó gran parte de los servicios de salud, al punto de que se le niega la atencion a los sectores mas empobrecidos que no cuentan con obra social.Como sub-producto de esta situacion precaria crecieron las denuncias por "mala praxis" con movilizaciones de familiares de las victimas que fueron reprimidas por orden del municipio, por lo que esta procesado el mismo Cariglino, que la semana pasada fue citado a indagatoria.

Esta política de la "cáscara vacía" es impuesta por un intendente que tiene decenas de causas por corrupción, que gobierna el municipio gracias a una enorme red de punteros que ejercen control territorial, llenando de policías las calles y acallando cualquier oposición con patotas, aprietes y amenazas. Los grandes negociados del municipio con la obra pública, los entramados mafiosos y la corrupción con la connivencia policial, son harto conocidas por todos.

Como contracara del lujo y el depilfarro, existe la Malvinas Argentinas profunda, la de los barrios obreros, lejos de esos monumentos arquitectónicos. Por todo el distrito, se extienden los asentamientos precarios, donde viven miles de familias trabajadoras hacinadas, en casillas, al costado de los puentes.

Son estos mismos trabajadores quienes día a día viajan "como ganado al matadero" a ser explotados en las grandes fábricas de la zona. Las escuelas, donde van nuestros hijos, no tienen estufas, ni ventiladores, dos por tres falta la comida de los comedores y los docentes hacen malabares para tener los materiales necesarios, incluso pasando meses sin cobrar sus sueldos. Los cortes de luz, la falta de asfaltos, cloacas y gas son la evidencia irrefutable de que "su" política, no es la nuestra.

Cariglino, parte del armado massista pero hasta hace un par de meses macrista, se maneja en el distrito como un señor feudal. Ante esto, el candidato del kirchnerismo Leonardo Nardini, director de Anses, pretende presentarse como el cambio, lo nuevo y habla de "militancia desde lo social"... de la mano de Scioli, un menemista de la primera hora, el mismo que no le paga a los docentes hace meses y que mandó a reprimir con la bonaerense a los "indomables" trabajadores de Lear. Nardini mismo inclusive hace propaganda electoral con la entrega de jubilaciones y pensiones que estaban "demoradas" desde el año pasado, dejando en claro que "el cambio" es más de lo mismo.

Lo nuevo, es lo que surge desde abajo

Desde hace semanas, la Lista 1A "Renovar y Fortalecer el Frente de Izquierda", que lleva como candidato a intendente al trabajador de Kraft (Ex- Terrabusi) Juan Centurión, a Primer Concejal al trabajador de Pepsico, Luis Enrique Medina, a Mei Cabrera docente de la escuela secundaria N° 26, a los jóvenes estudiantes Julián Matu y Carina Cardillo de la UNGS, entre otra decenas de luchadores, viene desplegando una enorme campaña militante, disputando el voto a estas variantes patronales.

La creatividad obrera, docente y estudiantil se puso en marcha: pegatinas, agitaciones, recorridas por los barrios de los candidatos, habladas en los trenes, conferencia de prensa, mateadas, peñas y caravanas, poco a poco se van ganando la simpatía de los que habitan este gran dormitorio obrero de la zona.

No es para menos, los candidatos son trabajadores de las fábricas donde trabajan ellos mismos, o sus familiares, son nuestros mismos vecinos del barrio a los que conocemos de toda la vida, son las maestras de nuestros hijos o nuestros compañeros de estudio. Las muestras de apoyo y aliento se multiplican a medida que avanza con fuerza el tramo final de una campaña histórica de la izquierda en el distrito.

Muchos se sorprenden de que los candidatos se suban a los trenes, con sus pilchas de laburo, a hablarles cara a cara, que laburantes, mujeres y jóvenes estemos apostados desde las 5 de la mañana en las estaciones de tren. Esos miles ven con simpatía ese "discurso", porque se sienten identificados, porque no es el discurso abstracto de los políticos de siempre, es la realidad cotidiana de los barrios, de las escuelas, de los hospitales del distrito.

Es la realidad de la vida de la clase obrera, las que se abren paso son las ideas de la izquierda clasista que pelea todos los días en las fábricas, las escuelas, las universidades, y que hoy se propone dar una batalla por ser la alternativa política de los trabajadores, con la convicción de que la única salida es por izquierda.







Temas relacionados

Malvinas Argentinas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO