Géneros y Sexualidades

MUNDO OBRERO

Madygraf y Pan y Rosas: crónica de un encuentro

Desde la Comisión de Mujeres de Madygraf y Pan y Rosas venimos debatiendo acerca del Encuentro Nacional de Mujeres. La última vez, aprovechamos para divertirnos y recaudar plata para el viaje con un bingo. Así viví uno de nuestras tantas reuniones antes del viaje.

Luli

Obrera de Madygraf

Miércoles 5 de octubre | Edición del día

Los primeros mates empezaban a circular, los niños por su parte se divertían en el inflable. El bingo ya estaba en marcha, todo era alegría. El entusiasmo de las mujeres y los varones que deseaban llevarse algún premio se empezaba a oír. Luego de varias partidas, las mujeres tomamos la palabra para agradecerle a los presentes por haber venido y contarles acerca del Encuentro Nacional de Mujeres (ENM), los talleres, la marcha, las miles de mujeres debatiendo y luchando por sus derechos. Esta vez Rosario nos recibirá y se espera que seamos más de sesenta mil mujeres.

Hablamos de los derechos que nos faltan. Sabemos que cada 30 hs. muere una mujer en manos de la violencia machista, con un gobierno que no declara emergencia en violencia de género, que cierra los refugios donde las mujeres asistían con sus niños, y a modo de burla aporta $4,50 por mujer en situación extrema. El femicidio el último eslabón de una larga cadena de violencia.

Para nosotras el ENM otra gran pelea es defensa de los puestos de trabajo de Madygraf, fábrica recuperada y puesta a producir por sus obreros y obreras. Porque a dos años de gestión obrera, doscientas familias resistimos el ajuste. Tenemos el objetivo de poner la fábrica al servicio de la comunidad, imprimiendo libros y cuadernos para los sectores más humildes. Pero para que esto sea posible, necesitamos la Expropiación de Donnelley para los trabajadores de Madygraf. A fines de este mes se vence el contrato de alquiler y peligra nuestra fuente de trabajo y nuestra juegoteca. Pretenden dejarnos nuevamente en la calle, cuestión que no se lo vamos a permitir. Por eso queremos sumar a esta campaña por la expropiación a las miles de mujeres que este fin de semana se encontraran en este XXXI ENM.

La ansiedad y el orgullo por llevar a este multitudinario Encuentro Nacional de Mujeres todas nuestras demandas y lograr que este año sea resolutivo se hizo sentir en esta jornada de bingo, más aún luego de las palabras de Andrea de la Comisión de Mujeres de Lear, que nos trajo a la memoria anécdotas del Encuentro 2014 en Salta, en plena lucha de Lear y Madygraf en la cual ambas comisiones de mujeres nos hermanamos, nos fortalecimos y estrechamos lazos de solidaridad que nos dio mucha moral para continuar, para que nuestras luchas no sean quebradas por hambre. Y así fue que movimos los fondos de lucha y marchamos juntas con nuestros brazos entrelazados, al grito de nuestro mayor lema ¡¡Familias en la calle nunca más!!

Y a medida que avanzaba la jornada, pasaban por mi mente cada uno de los duros momentos que atravesamos con nuestras familias cuando quedamos en la calle. Y pensaba que sin la ayuda y la inagotable solidaridad de tanta gente, que nos daba fuerzas para seguir en pie no hubiéramos logrado llegar hasta acá. Hasta en las tardes de bingo se refleja que la única salida para los trabajadores es la unidad, la organización, la solidaridad de clase y la lucha de conjunto. Rosario nos espera para dar juntas todas estas batallas, contra los femicidios, por la Expropiación de Donnelley, por todos nuestros derechos, por todas nuestras libertades.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO