Política

CONGRESO NACIONAL

Madrugada para blanqueadores

En la Cámara de Diputados, con 162 votos a favor y 76 en contra, el proyecto fue aprobado en general. Parte del FpV votó a favor. El Frente de Izquierda criticó duramente la propuesta.

Jueves 16 de junio de 2016 | Edición del día

Fotografía: DyN / Pablo Molina

Al cierre de esta edición la Cámara de Diputados de la Nación debatía aun, en una reunión maratónica, el proyecto de ley de blanqueo de capitales impulsado por el gobierno nacional. Se esperaba la finalización de la sesión alrededor de las 3 de la madrugada. Pasada la medianoche, el proyecto había sido votado en general por 162 votos a favor y 76 en contra.

Te puede interesar: Cómo votó cada diputado nacional en la ley de blanqueo de capitales.

En una sesión que empezó poco después de las 11 de la mañana del miércoles, lo que se puso en discusión es la llamada "ley ómnibus" que reúne un conjunto de proyectos destinados, en el discurso gubernamental, al objetivo de garantizar la llamada “reparación histórica” a los jubilados.

¡¡Otro tema!!

Sin embargo, lo que marcó la jornada estuvo lejos de ser la discusión de esta norma. Por el contrario, lo que cruzó el día legislativo fue la crisis abierta en el kirchnerismo por la detención de José López, en la madrugada del martes, con casi 9 millones de dólares en su poder.

Como parte de las consecuencias del estallido de esa crisis, pudo verse a legisladores kirchneristas contrariados condenando a López, pidiendo que la Justicia actúe y tratando de mostrar a Cristina Fernández como alguien que, seguramente, estaría tan “enojada” como ellos.

Sin embargo, hasta el cierre de esta nota, no se conocían pronunciamientos ni de la expresidenta ni tampoco del exministro Julio de Vido que ayer, a pesar de ser diputado, no apareció por el Congreso.

Los diputados de Cambiemos, el Frente Renovador y otros bloques cercanos al oficialismo no se privaron de señalar que siempre tuvieron razón con sus denuncias.

En el medio de todo esto, un sector identificado formalmente con el kirchnerismo, decidió abandonar el FpV. Se trataba nada más que de un “sinceramiento”, ya que hacía tiempo que el exgobernador de Misiones, Maurice Closs, jugaba su propio juego. En un programa televisivo Héctor Recalde buscaba mostrarlo casi como una cuestión “administrativa”. Se entiende, no había muchas formas de explicarlo sin acusarlos de “traidores”. Y ya “traidores” es lo que sobran.

Voto cantado

Cambiemos había consensuado el proyecto de ley con el Frente Renovador y el Bloque Justicialista de Diego Bossio. Los cambios tenían además, el consenso de los sectores de legisladores que, tanto en el la cámara baja como en el Senado, responden a los gobernadores.

Como denunció en su intervención de ayer Myriam Bregman, diputada del PTS-Frente de Izquierda, el “partido de los gobernadores” y el oficialismo tienen muy pocas diferencias. Las declaraciones de Miguel Ángel Pichetto en Senadores y el apoyo “con reparos” de José Luis Gioja en Diputados, lo grafican plenamente.

Te puede interesar: Bregman:“Todo el que se involucra en la obra pública en Argentina termina millonario”

Esta división en el FpV tiene una clara funcionalidad política. Mientras Héctor Recalde y el kirchnerismo “duro” criticaba abiertamente el proyecto, el resto del FpV garantizaría su aprobación. Como en el juego, hay un "opositor bueno" y un "opositor malo". En este caso ambos son parte del mismo espacio político.

Festejo de evasores

Como ya se viene señalado en este medio, el proyecto enviado al Congreso es, esencialmente, un premio a los grandes fugadores y evasores. La tan cacareada “reparación histórica” a los jubilados tiene múltiples límites. Pero lo esencial del proyecto es garantizar toda una serie de ventajas para los grandes empresarios que evadieron impuestos y sacaron su dinero del país.

Te puede interesar: Hoy festejan los grandes evasores

En aras de lograr la aprobación del proyecto, el gobierno fue retrocediendo en aspectos que consideró secundarios. En la noche del miércoles, mientras se debatía en el Congreso, Nicolás Massot, presidente del bloque del PRO, había afirmado que se podrían hacer nuevos cambios en aras de lograr los votos positivos.

¿La vuelta del “cogobierno”?

El proyecto fue garantizado en la cámara baja por los votos del Frente Renovador y del Bloque Justicialista de Diego Bossio. Como ocurrió con la aprobación del acuerdo con los fondos buitre hace unos meses, ellos tendieron el puente de plata para que el gobierno, que no tiene mayoría propia en ambas cámaras, pueda lograr la aprobación en este caso. En el Senado será -como también ocurrió en aquella ocasión- el FpV el que aporte los votos positivos. Ayer mismo, para no dejar dudas, aprobaron los pliegos de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz para integrar la Corte Suprema, en una votación contundente que Macri, desde Colombia debe estar festejando. Con "opositores" como éstos ¿quien necesita "oficialistas"?

La denuncia de la izquierda

Ayer la izquierda denunció abiertamente el proyecto de blanqueo del gobierno y desnudó la hipocresía de la “reparación” para los jubilados. Myriam Bregman (PTS-FIT) al mismo tiempo recordó que fue Cristina Fernández la que vetó el 82% móvil para los jubilados. En ese marco, el FIT anunció el apoyo a un dictamen propio que propone establecer ese monto de pago para jubilados y pensionados, entre otras medidas.

Te puede interesar: La farsa de la “reparación histórica” a los jubilados

La diputada señaló que el proyecto enviado por el gobierno servirá para blanquear el “dinero sucio de los José López”. Quedó en evidencia que, una vez más, la única oposición consecuente fue la de este sector.







Temas relacionados

Ley de blanqueo   /    Blanqueo de capitales   /    82 % móvil   /    Myriam Bregman   /    Congreso Nacional   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO