Sociedad

EDUCACIÓN

Madres de la Escuela N°51 de Jujuy: “esta lucha va a seguir”

Desde La Izquierda Diario entrevistamos a Natalia Vercellone y Lorena Valverde, mamás de la Escuela Santa Rosa de Lima, cuya comunidad viene luchando por la finalización de las obras en el colegio.

Martes 11 de febrero | 21:24

La comunidad de la escuela N° 51 "Santa Rosa de Lima" viene reclamando hace más de un año y medio la finalización de las obras en el colegio. Conversamos con Natalia y Lorena, dos de las mamás que forman parte de esta lucha.

LID: ¿Cuál es el conflicto que vienen teniendo en torno a la construcción de la escuela?

Natalia Vercellone: “el problema que tenemos es el tema de la obra de la escuela que quedó suspendida y que después de hacer movilizaciones y marchas todos los papás, recién pudimos conseguir audiencia con la ministra. El martes 4 hicimos una protesta pacífica fuera del Ministerio de Educación, en donde la secretaria Alejandra Mollón nos informó de que la ministra no nos podía atender, de una manera muy prepotente. Nos dijo que no eran las condiciones que ellos manejan, que la ministra estaba en Buenos Aires y después nos dimos con que la ministra salió dando notas a los medios locales ese mismo día. Recién el viernes 14 tiene una reunión el presidente de la cooperadora con la ministra, a las 16hs, solamente lo va a recibir a él y no quiere papás ni a nadie más sino solamente los que son de la cooperadora porque dice que ellos son los que solicitaron la audiencia, no los papás. Si bien, yo ya había pedido en noviembre de 2018 una audiencia con la ministra pero nunca se llegó a hacer efectiva una respuesta a ese pedido”

LID: En medios locales, la ministra declaró que las familias no ven los avances porque “miran desde afuera”, ¿Qué opinión tienen sobre esas declaraciones?

NV: “la ministra sale diciendo de que nosotros no vemos los avances porque vemos de afuera, pero durante todos estos meses la arquitecta Liliana Gimenez que es del Ministerio de Educación nos vino diciendo de que la obra estaba suspendida porque no había fondos y ahora resulta de que sí se estaba trabajando pero por adentro y que nosotros no lo podemos ver! Nosotros vivimos ahí, estamos constantemente, vivimos en el barrio y vemos si entran o no entran obreros, si salen o no salen o qué es lo que hacen. Hemos hablado con personas que trabajan en la obra y ni siquiera llega nada para desmalezar, está todo adentro destruido. No es que nosotros no lo vemos, sino que son los hechos. Que la ministra quiera dibujar algo es otra cosa, pero que diga la verdad: dónde están los fondos, qué es lo que pasó y que nos entreguen la escuela en condiciones, no así nomás. Que no hay ascensor, que no va a haber esto o aquello o sin pintar, porque después se pinta. No, se firmó un contrato y se tiene que hacer valer ese contrato”

Lorena Valverde: “Soy mamá de un alumno, egresada de la escuela y vecina del barrio donde está la escuela. Estamos en esta problemática de que nos resulta raro que cada vez que marchamos pasa algo, como que hay un obrero trabajando, si no hacemos nada la obra está quieta y yo tengo todos los días documentados que fuimos sacando fotografías o videos de cuando no hay nadie. Pero cada vez que marchamos ponen una chapa. Cuando nos unimos y hacemos algo, recién reaccionan para darnos una cita o un informe y ahora la gran preocupación es que estuvimos un año y medio padeciendo, llevando a los chicos a cinco lugares diferentes, corriendo de un lado al otro sin saber cómo hacer. Pero ahora nos dicen que la escuela sí va a estar para el 2 de marzo y nosotros queremos saber cómo nos van a entregar esa escuela. O sea, si nosotros mismos estamos viendo que hay un deterioro por completo, ellos nos dicen que está en un 70 %, pero yo si la miro, no tengo un título referido a eso, pero yo me doy cuenta de que no es un 70%, falta mucho más. Según ellos dicen que en una semana la van a hacer, pero en una semana es muchísimo el trabajo que tienen que hacer, entonces necesitamos saber con seguridad que nuestros niños van a ir a un lugar seguro; que ellos de verdad se comprometan a que no va a haber ningún inconveniente. Por otro lado, también está el tema, como decía Natalia, de que nosotros firmamos un contrato por ascensor, por pintura, por parte eléctrica y ellos nos dicen que algunas cosas se van a priorizar y otras se van a sacar. Entonces si te van a sacar esas cosas, qué es lo que nos pueden brindar con esos fondos, porque si no van a poner un ascensor que en ese momento valía unos 4 ó 5 millones de pesos, qué se va a hacer a cambio, ¿se va a plantar un árbol? Queremos que de verdad sean obras para los niños, mobiliario, porque sino nos van a entregar con una pizarra y sin tizas, nos van a entregar un mobiliario y no nos van a entregar un montón de otras cosas. Queremos que esos fondos, de verdad vayan invertidos en los niños, en educación, eso es lo que estamos ahora pidiendo”.

LID: ¿Cuáles son las obras que faltan para completar la construcción de la escuela?

NV: “lo principal es el techo ya que lo primero que hicieron fue sacar el techo y por eso se arruinó todo lo que es el piso, se llenó de un montón de bichos adentro, empezó a crecer pasto debajo de las baldosas de tanta humedad que había, eso es lo principal. Después hay que hacer arreglar pisos de nuevo, las aulas también porque se han inundado, o sea todo es cómo si estuviera abandonado, lamentablemente”.

LID: O sea, la negligencia y la desidia no sólo no permite avanzar sino que se deteriora lo que ya estaba hecho

NV: “claro, exacto. Yo no sé cómo es el proyecto o cómo la empresa Sidera SRL tenía previsto eso porque estuvo un año y medio sin techo ese lugar. Entonces por las cuestiones climáticas se deterioró todo. Nosotros lo que queríamos destacar es que en las marchas y movilizaciones siempre van ancianos, abuelos, porque hay papás que no pueden ir y vamos con niños. O sea, nosotros no es que vamos y queremos “quemar gomas”, somos papás, niños y abuelos de la escuela y vecinos del barrio. No somos unos violentos como ellos nos quisieron mostrar. Si realmente la arquitecta Gimenez no está capacitada para su cargo que renuncie. Lo mismo, la secretaria Alejandra Mollón que el día de la marcha nos trató como si fuéramos unos ignorantes o cómo si no tuviéramos dos dedos de frente, la verdad que con la forma que nos atendió, ellos creen que nosotros no nos vamos a informar, que no vamos a preguntar a profesionales o que no vamos a hacer nada”.

LV: “De todas formas parecía como gracioso porque el mismo video en el que a la ministra le hacen la nota, salimos nosotros gritando de fondo y reconocemos las cornetas y las voces de lo que estábamos pidiendo. Entonces porqué negarse a recibirnos y decir que estaba en una reunión en Bs As y no venir a decirnos de frente qué es lo que está pasando. Somos padres que estábamos con los niños. Incluso hasta cuando les pedimos agua porque les dijimos que los niños estaban toda la mañana bajo el sol ni siquiera eso se acercaron a darnos. Otro problema que tenemos es la matrícula, éramos más de 500 y ahora somos 300 y la directora dice: “no me van a autorizar aulas o voy a tener que unir grados y después pedir docentes durante el año lectivo”. Entonces todas esas problemáticas nos vamos a encontrar cuando entreguen la escuela y veamos de verdad tema matrícula, el tema de si nos mandan la merienda o no; por eso esta lucha va a seguir no es que la vamos a terminar acá. Si supuestamente dicen que van a pintar para las vacaciones de julio, tenemos que estar firmes viendo de que en realidad se pinte”.

LID: ¿Cómo sigue la lucha?

NV: “el viernes 14 a las 16 hs el presidente y otro miembro de la cooperadora tienen la reunión con la ministra así que nosotros vamos a ir a apoyar afuera a él porque no está solo y tiene todo el apoyo de los papás y de los niños y lo vamos a apoyar para que le entreguen algo por escrito donde se comprometen que los chicos comienzan el ciclo 2020 en su escuela”.







Temas relacionados

Jujuy   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO