×
Red Internacional
La Izquierda Diario

EDUCACIÓN.Madre de Escuela N° 49 de Tilcara: “La situación es de abandono por parte del Ministerio”

Familias de Tilcara se vienen organizando frente a las pésimas condiciones en las que están las escuelas en el marco de la vuelta a clases presencial. Exigen la suspensión momentánea de la presencialidad, y que los gobiernos inviertan en dispositivos y conectividad para que ningún chico quede desconectado y en poner las escuelas en condiciones para una vuelta segura. Entrevistamos a Teresa Jordán, una de las mamás que se están organizando.

Miércoles 3 de marzo | 11:38

Hace dos semanas que se volvió a la presencialidad en Jujuy como parte de una política nacional de una vuelta a clases en forma totalmente insegura e irresponsable por parte del Gobierno nacional y los provinciales. Como venimos cubriendo desde este medio, el Estado no garantiza las condiciones para una vuelta segura y eso se expresa en presupuestos de ajuste para la educación y escuelas destruidas sin los servicios básicos garantizados.

En muchas provincias del país hay paros y movilizaciones masivas frente a este regreso a clases presenciales. Surgen comités de seguridad e higiene conformados por trabajadores de la educación, familias y estudiantes.

En Jujuy, el Estado es responsable del fallecimiento de dos docentes por Covid al no garantizar las condiciones sanitarias, mientras hay vacunados Vip y se les da las vacunas a las clínicas privadas para sus propios negocios. En ese marco, según relevamientos propios realizados por la docencia al menos 40 establecimientos han tenido que suspender parcial o totalmente actividades presenciales por la confirmación de casos positivos o sospechosos.

Sin embargo desde el Gobierno provincial y el Ministerio de Educación se presiona para que estos casos no se conozcan y las clases sigan a como dé lugar. Desoyendo por ejemplo recomendaciones de COE municipales de suspender las clases presenciales como ocurrió en Humahuaca (donde falleció una docente), o también en casos particulares como el Polimodal N° 2 de Abra Pampa. En casa caso desde las autoridades provinciales impusieron que se reabran las escuelas. Así y todo en localidades como La Quiaca se tuvo que proceder a la suspensión de actividades presenciales por la cantidad de casos positivos de coronavirus.

La docencia desde enero se viene movilizando alertando que las escuelas no están en condiciones y que los gobiernos nacional y provincial no garantizan la inversión ni los recursos necesarios. Ahora son las familias las que se ponen a la cabeza de organizarse y evidenciar el deplorable estado de las escuelas y que los gobiernos no hacen nada. Así sucede en Tilcara donde padres y madres se organizan también con familias de Huacalera; o también en Coranzulí donde las familias tomaron la escuela N° 362, como en San Antonio en la Escuela “Provincia de San Luis”, o en Perico donde la comunidad de la Escuela N° 214 se moviliza porque no hay agua ni docentes designados.

Desde este medio dialogamos con Teresa Jordán, mamá de la Escuela N° 49 de Tilcara para conocer mejor y difundir su ejemplo de organización. Ella nos cuenta que: “tengo una hija en la Escuela de arte N° 49 de Tilcara. Por un lado decir que en la escuela hay problemas que vienen de antes de la pandemia, de hecho ustedes en el diario estuvieron cubriendo en su momento cuando hicimos un reclamo por la falta de condiciones edilicias. Lo que tenemos para decir es que absolutamente nada ha cambiado. Es una escuela que tiene aulas muy chicas, en la que no se pude garantizar el distanciamiento y tiene dificultades con los baños, con el agua, las cloacas. A esto se suma también un tema que se viene acarreando desde el año pasado que es la falta de directivos porque en mayo la directora se jubiló. Después, se nombró casi a fin de año al vicedirector como director y el profe Rául Tolaba falleció por lo que la escuela está acéfala haciendo frente a este momento de vuelta a clases y a la presencialidad”.

Te puede interesar: Madres y padres autoconvocados de Jujuy reclaman por falta de agua y condiciones en la escuela

A su vez, Teresa nos describe la manera que empezaron a organizarse: “Desde el miércoles después de carnaval cuando empezaron las inscripciones distintas mamás y papás nos pusimos en contacto porque veíamos que la escuela no se estaban organizando ni preparando y no se cuenta con todo lo necesario para poder garantizar el cuidado y la seguridad de los chicos, las chicas, profesores y personal no docente. Otra cosa que sucedió es que algunos chicos fueron la semana pasada y con lo que se encontraron es que nos enteramos de docentes contagiados que habían estado en la escuela. También nos enteramos de horas libres porque los docentes que vienen de lejos tienen permitido la no presencialidad, como docentes de materias especiales, docentes que están con parte por Covid o aislados por contacto estrecho. Entonces los chicos iban a la escuela y se encontraban que tenían una sola clase. Además, un día había un solo personal de servicios generales que tenía que garantizar todo, el protocolo en la entrada, el cuidado, la limpieza. La situación es de abandono por parte del Ministerio de lo que pasa puntualmente en esta escuela, de no acompañamiento y eso es lo que nos llevó a varios papás a hacer el comunicado, que cuando lo comenzamos a difundir se empezaron a poner en contacto papás y mamás de otras escuelas de Tilcara y de Huacalera donde están con una situación compleja de contagios. A partir de esto lo que se está haciendo ahora es la cuestión más formal de juntar las firmas para poder en el transcurso de esta semana acercar a las autoridades”.

A su vez, agrega que: “La organización se fue dando del boca a boca, de que nos conocemos. Primero con los papás del curso y después se va ampliando. Además, tiene que ver también con que algunos docentes de la escuela están organizados y ya manifestaban desde antes de que se supiera que íbamos a volver a las aulas, las dificultades, las cosas que el Gobierno no estaba garantizando. En este sentido, es más de lo mismo del año pasado, lo que se sostuvo se hizo gracias a los docentes por su trabajo y su esfuerzo. No fue gracias al Ministerio. Sabemos de escuelas que prácticamente no han tenido clases en todo el año y otras, por ejemplo, el caso de la Escuelas 49 que han garantizado en el marco de la virtualidad, dentro de lo posible, porque la virtualidad deja afuera a los chicos que no tienen acceso a conectividad y tecnología. Pero dentro de lo posible ha sido de las escuelas que más esfuerzo ha hecho por sostener la cuestión virtual. Pero todo en soledad, el Ministerio no mejoró absolutamente nada, no mandó computadoras, no capacitó docentes, no mandó materiales. Todo fue absolutamente en soledad y dependiendo de las posibilidades de cada institución. Eso es muy injusto porque lo que promueve es la desigualdad, escuelas con más recursos puede garantizar determinadas cuestiones que escuelas con menores recursos no las pueden garantizar”.

Te puede interesar: El Estado es responsable: fallecen dos docentes por covid-19 en Jujuy

En cuanto a los reclamos que vienen realizando, Teresa señala que: “El reclamo concreto no es la suspensión de clases sino que no se exija la presencialidad por el tiempo que dure este rebrote de Covid y hasta que las cosas sean más seguras. Volvamos a la virtualidad pero que sea acompañada, no puede ser que después de un año el Ministerio de Educación de la provincia se lave las manos respecto a si los chicos pueden o no acceder a la virtualidad. Como familias entendemos que es necesario que los chicos vuelvan a la escuela porque es parte importante de su vida, de su aprendizaje, de su desarrollo como persona, de la socialización. Todos sabemos que hay un montón de cosas que están buenísimas de que los chicos vayan a la escuelas, como también en relación a la organización de la vida familiar gira alrededor de que los chicos vayan a la escuela. Pero en estas condiciones no, exponiéndonos cuando estuvimos todo un año cuidándonos para ahora terminar yendo a las escuelas y contagiándonos la verdad que no tiene ningún sentido. Entonces lo que le exigimos y pedimos al Gobierno es que arbitre todo lo necesario para que los chicos tengan clases en condiciones de seguridad. En estos momentos esas condiciones son en el marco de la virtualidad y preparando, haciendo todo el trabajo que no hicieron durante el año pasado para garantizar que nuestras escuelas sean seguras”.

Para finalizar, Teresa apunta al problema del financiamiento educativo que más que nunca queda en evidencia: “Lo que queda claro es la falta total de inversión respecto a la cuestión educativa, por lo menos lo que vemos acá en Tilcara no se mejoraron las condiciones edilicias y muchas veces lo que hemos visto es la cooperadora escolar la que se pone sobre los hombros la responsabilidad de por ejemplo garantizar que haya lo mínimo detergente, lavandina, escobas, trapos, jabón, y nos parece que ni el gobierno nacional ni el provincial pueden pretender que los chicos vuelvan a las aulas y no están garantizando las mínimas cosas”.

El ejemplo de las familias de Tilcara, San Antonio, Perico o Coranzulí son una clara muestra de que para imponer condiciones seguras sobre la vuelta a clases y definir qué se hace mientras las escuelas no estén en condiciones, la organización tiene que venir desde abajo uniendo a toda la comunidad educativa en espacios de deliberación y acción como pueden ser las comisiones de seguridad e higiene por escuelas y localidad. Unir y desarrollar esa fuerza es clave para enfrentar los planes irresponsables de los gobiernos nacional y provincial que sólo atienden las exigencias de los grandes empresarios de una supuesta vuelta a la normalidad y a la apertura total de la economía. Poner en movimiento esta fuerza también debe servir para imponer a las conducciones gremiales (empezando por la CTERA) un plan de lucha a la altura de las circunstancias. Nuestras vidas valen mucho más que sus ganancias.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias