Internacional

FRANCIA-ESTADOS UNIDOS

Macron ante el Congreso de EE.UU.: un discurso encendido, pero sin acuerdos a la vista

Miércoles 25 de abril | 18:47

El acuerdo nuclear con Irán, la guerra comercial y el Acuerdo de París fueron algunos de los temas que trató el presidente francés ante el Congreso de Estados Unidos. Sin embargo, las posibilidades de que Trump lleve adelante un nuevo acuerdo nuclear y responda a los deseos de su aliado en la injerencia imperialista en Siria, son casi nulas.

Te puede interesar: Visita de Macron a Trump: sin acuerdos para mostrar

En un discurso ante el Congreso de Estados Unidos, el presidente francés, Emmanuel Macron garantizó que, haga lo que haga Trump, Francia "no abandonará" el acuerdo firmado en 2015 con Irán y otras potencias, y dijo estar comprometido a asegurar que el país persa "nunca" vuelva a obtener un arma nuclear. Además, insistió en que Estados Unidos debe abrirse a negociar un nuevo acuerdo multilateral con Irán para mitigar el riesgo de una "potencial guerra" en caso de que Trump decida abandonar el pacto nuclear de 2015. Estas palabras fueron la respuesta esperada a la arremetida de Trump un día antes de reunirse con Macron, cuando afirmó que públicamente que el acuerdo con Irán es "terrible y ridículo".

Macron insistió en que Trump debería trabajar con él "para construir un nuevo acuerdo" más "exhaustivo" que el que sus dos países firmaron hace tres años con Irán, China, Alemania, Rusia y el Reino Unido, conocido por sus siglas en inglés JCPOA. "Esto aseguraría que, sea cual sea la decisión de Estados Unidos, no abrimos la veda a acciones de rebeldes, no abrimos la veda a un conflicto de poderes en Oriente Medio" y a "una potencial guerra", defendió Macron.

En enero, Trump amenazó con retirarse del acuerdo con Irán si los países europeos firmantes del pacto de 2015 (Francia, Reino Unido y Alemania) no negociaban con él cuanto antes un acuerdo paralelo que corrigiera los "defectos" del arreglo original. Asimismo planea anunciar si sigue en el acuerdo antes del 12 de mayo, fecha en la que tiene que informar al Congreso estadounidense sobre el grado de cumplimiento del pacto nuclear. Macron trató de persuadirlo de no retirarse del acuerdo y buscar, en cambio, un pacto más amplio que cubriría "cuatro pilares", de los que el primero -"bloquear cualquier actividad nuclear de Irán hasta 2025"- ya está cubierto por el JCPOA.

Además, el hipotético nuevo arreglo buscaría bloquear la actividad nuclear de Irán también "a largo plazo", además de "acabar con las actividades (de misiles) balísticos" de Teherán y buscar "una solución política para contener a Irán en la región", en países como "Yemen, Siria, Irak y el Líbano", según el líder francés. Pero las autoridades de Teherán ya han rechazado la posibilidad de reabrir el acuerdo y han exigido a EE.UU. mantenerse en él.

Trump se mostró este martes más escéptico que Macron sobre la posibilidad de volver a negociar con Irán, y afirmó que está por ver "si es posible alcanzar un nuevo acuerdo (con Teherán) que tenga cimientos sólidos, porque el de ahora tiene cimientos decadentes".

Contra la guerra comercial y las “ilusiones del nacionalismo”

Por otra parte, Macron alertó arremetió contra el aislacionismo y "la ilusión del nacionalismo", y pidió no iniciar una "guerra comercial" con la UE y combatir el cambio climático porque "no hay un planeta B". Tensando la relación con la EE.UU., y pidió apostar por "un fuerte multilateralismo", ya que "cerrar la puerta al mundo no parará la evolución del mundo", advirtió. "Yo no comparto la fascinación por los nuevos poderes fuertes, el abandono de la libertad y la ilusión del nacionalismo", agregó, en clara alusión al magnate norteamericano y su lema "Estados Unidos primero".

También se refirió al fallido Acuerdo de París sobre el cambio climático, del que Trump anunció su retirada el año pasado, afirmando que "Estoy seguro de que algún día, Estados Unidos volverá al Acuerdo de París", que desató una gran ovación en la bancada demócrata.

A tan solo una semana del bombardeo sobre Siria que EE.UU. lanzó junto a Francia y Reino Unido, algunos analistas habían especulado con la posibilidad de que Macron se vuelva un puente en la relación entre EE.UU. y Europa frente al congelamiento de las relaciones con Alemania a raíz de la guerra comercial. Sin embargo, este entredicho entre Trump y Macron, poco mitigado con la cena junto a las respectivas primeras damas, hace poco probable a mayores acuerdos entre ambas potencias. Macron deberá volver a Francia, incendiada por las protestas y huelgas, con un sabor a poco, a muy poco, de su gira por EE.UU.








Temas relacionados

Donald Trump   /    Iran   /    Congreso estadounidense   /    Emmanuel Macron   /    Francia   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO