Política

APOYO AL GATILLO FACIL

Macri y Cambiemos junto al policía Chocobar avalan la pena de muerte

Tras una ejecución sumaria por parte del integrante de la Policía Local de Avellaneda, Luis Oscar Chocobar, Macri lo recibió en la Casa Rosada para brindarle todo su apoyo.

Alan Gerónimo

@Gero_chamorro

Jueves 1ro de febrero | 15:53

Luis Oscar Chocobar el 8 de diciembre se dirigía a Avellaneda desde su casa en La Boca para prestar funciones como parte de la Policía Local, en el camino se encontró con Pablo Kukoc de 18 años que minutos antes había asaltado y apuñalado 10 veces a un turista de Estados Unidos, el cual sobrevivió y ya se encuentra en su pais.

Ante el robo, Chocobar decidió impunemente disparar a sangre fría a Kukoc quien se encontraba en huida. Pablo era salteño y hacía seis años que vivía en La Boca junto a su madre, fue baleado y murió horas más tarde en el Hospital Argerich.

Tras este hecho, en primera instancia al Policía Local de Avellaneda lo detuvieron durante 72 horas por “exceso de legítima defensa”, primero quedó alojado en la comisaría 26° de la Policía de la Ciudad, ubicada en Montes de Oca al 800 (Barracas), y luego lo trasladaron unas diez cuadras, a la seccional 30°, en California al 1800, luego fue liberado.

Tras ser liberado, la causa cambia de “exceso de legítima defensa” a “homicidio”. Luego de esto, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich fue la primera en cerrar filas y brindar su apoyo como ocurre en cada acción criminal del aparato represivo del Estado. Para ella “haberlo puesto en libertad es lo correcto, lo justo”.

No es de sorprender que una ministra haga este tipo de declaraciones. Es patrimonio de todos los gobiernos que se fueron sucediendo desde la vuelta de la democracia encubrir y apoyar a las fuerzas represivas para controlar y estigmatizar a la juventud, tal es así que hasta el día de hoy contamos mas de 6 mil casos de gatillo fácil por parte de las distintas fuerzas represivas.

En ese marco ella misma defendió a la Gendarmería Nacional en la desaparición y posterior asesinato de Santiago Maldonado, asimismo nunca dio un nombre de los integrantes de la Prefectura Naval que asesinaron por la espalda a Rafael Nahuel. También Bullrich apoyó la brutal represión del 14 y 18 de diciembre en la manifestación contra la reforma previsional que dejó cientos de heridos y varios con pérdidas de ojos.

Increiblemente, hasta el día de hoy hay personas privadas de su libertad en las unidades penitenciarias, tras esa marcha. Para Patricia lo injusto es manifestarse y lo justo es asesinar a sangre fría cuando se es Policía.

Pero el apoyo no quedó solamente en la ministra de Seguridad, Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a través de un tuit exigió que la justicia apoye “el buen accionar policial”.

También Cristian Ritondo, ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires brindó su apoyo al asesino de Pablo por medio de un tuit.

Y mientras el funcionario policial se quejaba de las condiciones en que fue encarcelado, las mismas que viven cientos de pibes con causas fraguadas por la misma Policía de la cual él es integrante, Mauricio Macri en el día de hoy hizo una invitación a la Casa Rosada a Chocobar en una clara muestra de apoyo al accionar asesino del Policía.

Según cuenta Clarín “el presidente se sintió fastidiado y molesto” por la decisión del juez de embargar y procesar a Chocobar, por ese mismo motivo su decisión es brindarle todo su apoyo y solidaridad desde el poder ejecutivo.

El presidente tuvo el gesto de hacerse un tiempo en su agenda para recibir en Casa Rosada a Chocobar que fue acompañado por el jefe de la Bonaerense Fabián Perroni y la ministra de Seguridad, un claro apoyo hacia el policía que apretó el gatillo e hizo una ejecución sumaria.

Este apoyo y solidaridad de Macri y sus funcionarios hacia Chocobar, es una muestra de que por parte del Gobierno Nacional, solapadamente apoya la pena de muerte.

Por parte de los estamentos judiciales está presión será recibida con beneplacito, ya que la "justicia" actúa encubriendo el accionar policial que aplica la pena de muerte y la ejecución sumaria cotidianamente.

Las ejecuciones sumarias y los casos de gatillo fácil son moneda corriente, en los barrios, cada 23 hs muere un pibe en manos de alguna fuerza represiva, este apoyo por parte del Gobierno Nacional (y provincial) no es en contra de la "inseguridad", es una forma de ejercer un control social para los tiempos que corren, donde el gobierno tiene como meta aplicar ajustes. Es necesario para ellos, mas allá de las banderas políticas, cerrar las filas y brindar todo su apoyo para que la fuerzas represivas del Estado puedan actuar con toda la violencia (eso incluye el asesinato) e impunidad.








Temas relacionados

Policía Local   /    Cambiemos   /    Patricia Bullrich   /    Cristian Ritondo   /    Mauricio Macri   /    Policía del gatillo facil   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO