Política

CORRUPCIÓN

Macri se quemó las manos: Arribas nuevamente acusado por coimas

El señor 5 de la Inteligencia argentina fue acusado la Policía brasileña de haber recibido una coima de 850 mil dólares dentro del marco del Lava Jato. El escándalo se suma a los que implican a Díaz Gilligan y Luis Caputo.

Viernes 2 de marzo | Edición del día

La Policía Federal del Brasil señaló al titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas, como beneficiario de una coima de US$ 850.000. Así como también de ser partícipe de un entramado de lavado de dinero y transferencias offshore. El llamado Operativo Descarte puso a la luz que el Consorcio Soma, dedicado a la recolección de residuos en San Pablo, era un lavadero de dinero en negro.

El jefe policial Víctor Hugo Rodrigues Alves Ferreira, explico que: "En el curso de las investigaciones, [detectamos] una única remesa de valores al exterior por valor de 850.000 dólares. Ese dinero salió de Brasil, pasó por una cuenta en Hong Kong y fue a parar a la Argentina, en una cuenta ligada al director de inteligencia de aquel país".

Alves Ferreira dijo además que “en consecuencia, ese dinero era nuevamente transferido a otras empresas para disimular el origen y el destino de los valores. Finalmente, el monto era transferido a cuentas de personas ligadas al esquema de pagos, o remitido al exterior". Los investigadores se basaron en las delaciones de los arrepentidos Leonardo Meirelles y Alberto Yousseff, que con el juez brasileño Sergio Moro, a cargo de las causas del Lava Jato.

La simple noticia abre una crisis política ya que Arribas había sido defendido por el propio presidente de la Nación luego de que fuera acusado de estar involucrado en el escándalo de coimas del Lava Jato, a principios del 2017.

En su momento Macri había ensayado una defensa de su jefe de Inteligencia, justificándolo: "Lo primero es que es muy claro que acá lo que manifiesta Arribas es que vendió un departamento y que un señor, que le pagó un saldo de precio, usó un cambista importante. Un cambista que tiene miles de clientes, no uno... miles. Entre los cuales ha estado Odebrecht. Por eso el cambista está investigado por haber sido vehículo para pagos de Odebrecht. Es como cualquiera de los cambistas argentinos, en los cuales mucha gente gira plata, a través de él".

En aquel momento la vicepresidenta Gabriela Michetti aseguraba que el presidente ponía las manos en el fuego por su amigo. En sintonía con el Poder Ejecutivo, Arribas era sobreseído por el juez Rodolfo Canicoba Corral, decisión que fue confirmada por la Cámara Federal, mostrando como la Justicia patronal otorga impunidad a los funcionarios y empresarios ricachones, mientras procesa a los luchadores populares.

En esta oportunidad es la propia Policía brasilera la que acusa a Arribas, desmintiendo a Macri y dejando al descubierto el encubrimiento que el gobierno de Cambiemos había montado para salvar al titular de los espías.

Se suma además a las denuncias contra Valentín Díaz Gilligan, por poseer una cuenta no declarada en el paraíso fiscal de Andorra, que obligaron a su renuncia luego de una defensa inicial del Ejecutivo.

La otra causa aún fresca es la que compromete al ministro de Finanzas Luis Caputo acusado de no declarar y manejar el fondo de inversión Alto Global Fund, inscripto en las islas Caimán, y ser el administrador de Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami. Allí Caputo habría tenido entre sus clientes a fondos buitres que litigaban contra el Estado argentino. El mismo presidente Macri decidió no declarar cuentas offshore, según las investigaciones de los llamados Panama Papers.

Este nuevo escándalo que deja pegado a funcionarios del macrismo con el lavado de dinero y las coimas, deja en offside un gobierno que busca hacer de la llamada lucha contra la corrupción una de sus banderas. Golpea sobre el flanco donde busca basar su credibilidad, con el agravante de que Arribas había sido vetado por su dudosa honestidad por la diputada de Cambiemos, Elisa Carrió.

La noticia no puede caer en peor momento para el gobierno de Cambiemos, justo el mismo día en que el presidente Mauricio Macri inauguraba las sesiones ordinarias del Congreso con un discurso irreal y saludando a una plaza vacía de gente. Una estampa de la creciente fragilidad de la coalición derechista en el poder.







Temas relacionados

Luis Caputo   /    Gustavo Arribas   /    Lava Jato   /    Mauricio Macri   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO