Política

CULTURA PRO

Macri le inventó un cargo a Lopérfido: será “representante de la cultura argentina” en Alemania

El anuncio se había hecho en febrero de este año y ayer se publicó en el Boletín Oficial. Cobrará como un “ministro plenipotenciario de segunda clase en la embajada”.

Carolina Ararat

@carolinanunu

Martes 25 de abril de 2017 | Edición del día

Mediante la publicación en el Boletín Oficial del Decreto presidencial 284/2017 (firmado por el presidente Macri y la canciller Susana Malcorra) fue oficializada la designación de Darío Lopérfido como "Representante Especial para la Promoción de la Cultura Argentina".

El Decreto además indica que Lopérfido "tendrá la categoría de Ministro Plenipotenciario de Segunda Clase, al sólo efecto protocolar, durante el desempeño de sus funciones". Y detalla que el ex director del Teatro Colón recibirá como remuneración mensual "la suma equivalente a la que percibe un Ministro Plenipotenciario de Segunda Clase en la Embajada de la República".

Un negacionista del genocidio como “representante cultural”

Darío Lopérfido fue entre otras cosas secretario de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires entre 1998 y 1999, cuando asumió la Secretaría de Cultura y Comunicación (con rasgo de ministro) del gobierno de Fernando de la Rúa, y permaneció en el cargo hasta el 20 de diciembre de 2001; cuando el gobierno de De la Rúa fue volteado por la movilización popular cuya consigna principal fue el “que se vayan todos”.

Como muchos otros funcionarios, Lopérfido no se fue y en febrero de 2015 fue designado por el entonces jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri, como Director Artístico del Teatro Colón; cargo que mantuvo cuando el 10 de diciembre de ese año asumió además como Ministro de Cultural de la Ciudad.

Lopérfido se valió de todos esos cargos para desplegar sus ideas y conceptos no sólo sobre la “cultura” (y su mercantilización) sino que con la llegada al gobierno de Cambiemos, fue parte de un grupo de funcionarios (como Gómez Centurión) que comenzaron a poner en cuestión al a la dictadura genocida de 1976.

Te puede interesar: Lopérfido y Avelluto, la contracultura de los derechos humanos

“No tengo ningún problema en decirlo, en la Argentina no hubo 30 mil desaparecidos, fue una mentira que se construyó en una mesa para conseguir subsidios.” Luego se semejante afirmación, fueron tantas las críticas que recibió desde distintos sectores que Darío Lopérfido se vio obligado a dejar su cargo de ministro de Cultura.

Te puede interesar: Más de 250 artistas piden la renuncia de Darío Lopérfido

Como director del Teatro Colón también ha recibido fuertes críticas y cuestionamientos, principalmente por parte de los trabajadores y trabajadoras del teatro y de los distintos cuerpos estables que conforman al Colón. En numerosas oportunidades, miembros del Ballet Estable denunciaron que deben realizar presentaciones fuera del teatro (como el anfiteatro del Parque Centenario) debido al creciente número de fechas en las que el Teatro es alquilado para eventos privados.

Te puede interesar: El Ballet del Colón dijo ¡BASTA! y Teatro Colón: los trabajadores rechazan el plan de Lopérfido

Al designarlo como “Representante Especial para la Promoción de la Cultura Argentina", Macri no sólo le inventa un cargo a su amigo ex Grupo Sushi, Darío Lopérfido; sino que intenta mostrarle al establishment de distintos países cuál es el modelo de “cultura” que pregona el gobierno de Cambiemos.

Es posible imaginar que, entre otras cosas, Lopérfido haga de las suyas en cuestiones culturales en Alemania. No sería de extrañar que en próximas declaraciones se le ocurra negar el holocausto perpetrado por el nazismo, comenzando quizás por negar que los muertos judíos, gitanos, comunistas y homosexuales en la Alemania de Hitler hayan sido tantos millones.







Temas relacionados

Ministerio de Cultura    /    Cambiemos   /    Darío Lopérfido   /    Teatro Colón   /    Mauricio Macri   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO