Economía

GUERRA COMERCIAL

Macri intenta zafar de los aranceles a la importación de acero que impuso Donald Trump

Cambiemos envió una nota al Departamento de Comercio norteamericano para explicar los motivos por los que Argentina debería quedar exenta del pago del nuevo impuesto.

Viernes 9 de marzo | 09:53

Cambiemos intenta zafar de las consecuencias que podría acarrear para la Argentina la guerra comercial desatada por Donald Trump, con la firma de la imposición de aranceles a la importación de acero y aluminio.

El ministro de producción,Francisco Cabrera y la Cancillería, enviaron notas al Departamento de Comercio y al Representante de Comercio estadounidense para expresar los motivos por los que el país debería quedar exento de la medida.

Tras el anuncio la semana pasada de la intención de imponer aranceles del 25% a la importación de acero y de 10% para el aluminio, la guerra con los principales exportadores de los metales al país del norte se desató. Los principales afectados serían China, Japón, Brasil y Alemania.

Hasta el momento el gobierno estadounidense evalúa la posibilidad de eximir del pago de los impuestos a Canadá y México. En estos casos la contemplación se debe a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Con la esperanza correr con la misma suerte, las misivas enviadas el jueves por el gobierno nacional plantean que las exportaciones argentinas están muy lejos de lo que ingresa desde otros países, por lo que el impacto en la industria norteamericana por las importaciones desde Argentina es ínfimo. En cuanto a al acero, representa sólo 0,6% del total de importaciones de ese país y el aluminio un 2,3%.

Te puede interesar: Trump abre la puerta a exenciones en los aranceles al acero y al aluminio

Por el contrario, la imposición de la norma arancelaria a la importación de productos siderúrgicos sí tendría impacto en la industria nacional del sector. Afectaría exportaciones por unos u$s 800 millones, principalmente generadas por las empresas Ternium Siderar del Grupo Techint y Aluar.

Este jueves el jefe de Gabinete Marcos Peña, se reunió con Paolo Rocca, presidente y CEO de la Organización Techint. También con Javier Martínez Álvarez, presidente de Tenaris Cono Sur. Se encontraron en una recorrida por la planta de tubos de acero de Campana.

Leé también: Alemania llama a responder "con decisión" a los aranceles al acero que impuso Trump

“Es muy importante destacar que la Argentina no es causante ni contribuyente a las distorsiones que afectan a los mercados mundiales, ya que no subsidia la producción y no traingula su comercio con otros países. Por el contrario, La Argentina se ha empeñado junto a otros países en buscar una respuesta coordinada a estos desafíos.

La Argentina y los Estados Unidos gozan en la actualidad de una estrecha relación bilateral, basada en principios y valores compartidos que se reflejan en la renovada cooperación en todos los ámbitos”, sostiene el comunicado enviado desde el ministerio de Producción y desde la Cancillería a cargo de Jorge Faurie, al Departamento de Comercio norteamericano.







Temas relacionados

Aluar   /    Siderurgia   /    Donald Trump   /    Acero   /    Techint   /    Exportaciones   /    Estados Unidos   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO