Mundo Obrero

METALÚRGICOS

Macri, Caló y el paro anunciado de la UOM que no fue

Luego de acordar con el Ministerio de Trabajo la conciliación obligatoria, el gremio más grande y golpeado por el ajuste levantó el paro ¿Qué se esconde detrás de esa maniobra?

Martes 8 de mayo | 06:01

En el último Congreso de delegados convocado por la Unión Obrera Metalúrgica hace dos semanas en Mar del Plata, la resolución principal a pedido de las seccionales fue convocar a paro general para el 3 de mayo con el reclamo de elevar el básico a 17.500 pesos. La burocracia sindical de Caló no tardó en acordar con el Ministerio de Trabajo una conciliación obligatoria para que el gremio industrial más grande del país no llevara adelante esta medida ¿Qué se esconde detrás esta maniobra?

Más ajuste al pueblo trabajador

El gobierno tuvo una de sus peores semanas tras la corrida cambiaria del dólar superando, en algunos momentos el valor de 23 pesos. Una de las consecuencias de esto, se traduce en una acelerada devaluación del peso, que indudablemente afectará el bolsillo de los trabajadores, con el aumento de los precios de los productos de consumo básico para subsistir. Ya nadie cree que la inflación estimada será del 15%, suma que ofrecen las cámaras empresarias en las paritarias que acordaron varios gremios.

Sumado a esto, la escalada de tarifazos en los servicios energético y de transporte desenmascara los enormes beneficios que tuvieron las privatizadas durante el gobierno kirchnerista, a través de los millonarios subsidios que utilizaron los empresarios para llenarse los bolsillos en lugar de mejorar las condiciones laborales y de infraestructura a favor de los trabajadores y de los usuarios. Y ahora, imponen un aumento sideral en las tarifas que pagan directamente los usuarios.

Todo esto desmoronó el relato de los objetivos que se planteó el gobierno de Macri, pero "la buena noticia" que transmitió Marcos Peña ante la prensa era que "muchos de los sindicatos acordaron el 15% y esto ayuda a bajar la conflictividad social". Sin embargo, la realidad demuestra que eso no alcanza y que no se puede aceptar un acuerdo paritario inferior al 25%.

Te puede interesar: [VIDEO] Tarifazos: tres propuestas, una solución de fondo

Por otro lado, el intento de avanzar con la reforma laboral se da justamente cuando amplios sectores de la población comienzan a rechazar los brutales tarifazos, a la vez que se está gestando una crisis nacional importante que deja al gobierno en un mal momento. Contrariamente a la expresión de la oposición que quiere mostrar a Macri como Hitler para no pelear, la fuera de los trabajadores pueden dar un gran golpe para terminar con todos los ataques. El 18 de diciembre pasado, ante la sesión parlamentaria que votó con el Congreso militarizado la reforma previsional, el gobierno de Macri tuvo una victoria parlamentaria a través de un acuerdo con las provincias; pero esto le costó una enorme derrota política en las calles que hizo que tenga que patear la Reforma Laboral en ese momento Fueron miles de trabajadores metalúrgicos que ese día expresaron su bronca manifestándose contra el robo a los jubilados. Esa fuerza sigue viva para seguir enfrentándolo.

El paro que no fue

Con más de 20 mil despidos y suspensiones en el gremio desde la asunción de Macri, alto porcentaje de trabajadores contratados que las patronales emplean para incrementar sus ganancias y dividir a los trabajadores, y un conjunto de reclamos entre los que se destaca la recategorización en muchas fábricas, la UOM levantó el paro.

Sin embargo, el metalúrgico es un gremio donde motivos para parar sobran, aunque la conducción sindical aclaró en el congreso que "no son opositores al gobierno", como adelantando la jugada, cumple un rol de garantizar la gobernabilidad de Macri para aplicar sus planes de ajuste. Misma ubicación que muestran los sectores peronistas de distintos arcos, que no tienen planteado tomar medidas contra el ajuste, sino concentrar sus fuerzas en una estrategia electoral hacia el 2019. Una rosca interminable, especulativa, que abarca la crisis de la CGT, y la intervención del peronismo con Barrionuevo, donde se evalúan hacer alianzas con gobernadores y figuras que han aplicado medidas tales o más brutales que las de Macri en sus respectivas provincias, como es el caso de Santa Cruz o Tierra del Fuego que sufrió miles de despidos metalúrgicos en la rama del ensamblaje electrónico.

Hay fuerza para pararle la mano a Macri

El síntoma principal es que la burocracia sindical va a contramano del clima de bronca que se respira en las fábricas, donde hay despidos y no se llega a fin de mes. Ante la perspectiva de un nuevo robo al salario con los tarifazos, es necesario que los trabajadores salgan a dar una respuesta. La fuerza que tiene el gremio metalúrgico para salir por sus reclamos y frenar el ataque del gobierno es enorme. Distinta sería la situación si el paro resuelto en el congreso de UOM se hiciera efectivo, no con los métodos de la mesa chica que borra todo con el codo de Triaca, sino con asambleas y mandatos para que se escuche lo que pasa realmente en las bases.

Este miércoles se realizará una sesión extraordinaria en la Cámara de Diputados, donde se vislumbran tres posiciones. La oficialista que pretende que los aumentos de tarifas sean un broche de oro más para que sean los trabajadores y sectores populares los que paguen el ajuste; la del peronismo que quiere retrotraer las tarifas pero sin señalar una salida real, ya que reivindica la política de subsidiar con plata del estado las empresas privadas; y la posición del Frente de Izquierda que propone la nacionalización de todas las privatizadas bajo control de los trabajadores y usuarios, marcando claramente que hay que frenar el negocio multimillonario de unos pocos a través de los servicios esenciales que paga el pueblo. Macri adelantó que vetará cualquier resolución contraria a su proyecto. La movilización callejera no puede esperar porque hay fuerzas para enfrentar al Gobierno y frenar el ajuste que quieren descargar sobre los trabajadores y sectores populares.

El paro de la UOM se tiene que realizar.

Te puede interesar: Bregman: "Hay que nacionalizar los servicios, no tienen que dar ganancias”








Temas relacionados

Antonio Caló   /    Trabajadores metalúrgicos   /    Mauricio Macri   /    UOM   /    Provincia de Buenos Aires   /    Santa Fe   /    Córdoba   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO