Internacional

BRASIL

Lula se defiende de las operaciones judiciales sin dar cuerda a la lucha contra el ajuste

El expresidente de Brasil, Lula da Silva, hizo una conferencia de prensa para responder sobre la denuncia que hizo la Fiscalía como parte de la operación judicial conocida como Lava Jato.

Ana Paula

Dirigente del sindicato APEOESP | Santo André

Viernes 16 de septiembre de 2016 | Edición del día

Este jueves la Fiscalía, en la figura del fiscal en jefe de la Operación Lava Jato Deltan Dallagnol, acusó a Lula de ser el comandante de un entramado de corrupción en Petrobras.

Sin pruebas pero con convicción, Dallagnol acusó al expresidente, quien en la tarde del jueves convocó a una conferencia de prensa para responder a la denuncia.

Aprovechando el autoritarismo del fiscal, que hizo la denuncia sin presentar ninguna prueba lo que dejó a la misma prensa golpista en un lugar incómodo, Lula comenzó su discurso confiado y en tono jocoso, cuestionando la necesidad de alquilar un hotel para organizar una conferencia de prensa, para que al final no hayan pruebas que justifiquen la acusación. Trazó un paralelo con el caso del diputado Gustavo Perella, cuyo helicóptero fue aprehendido con kilos de cocaína: "Ellos tenían la prueba del helicóptero. Ellos tenían pruebas pero no tenían convicción".

Lanzó un alerta a todas las instituciones judiciales de que "aquellos que mintieron están en un problema", y que ni él, "ni Janot, ni en los fiscales del MPF (fiscalía), ni los delegados de la PF (Policía Federal)" están por encima de la ley.

Sugirió que los medios y la Fiscalía le pidan disculpas a él y a su familia, o que sigan inventando mentiras. "Me adjudican un departamento que no tengo, una chacra que no es mía. Dijeron que soy el "comandante máximo" de un entramado de corrupción. Tengo la convicción de que el que mintió está en un problema", y siguió: "la desgracia del que cuenta la primera mentira es tener que pasar el resto de la vida mintiendo".

Centró fuego en parte de su discurso para mostrar la falsedad de las acusaciones realizadas, pero haciendo una separación entre los que trabajan de manera "correcta" en la Fiscalía, además de reforzar que durante su gobierno fortaleció las instituciones del poder judicial y de la Policía Federal. Colocándose a disposición de participar de cualquier investigación "que sea seria".

Planteó, hacia el final de la conferencia, que el PT será una fuerza en combate, afirmando que su partido fue lo que más benefició la población en todos los años de su gobierno. Denunció a los golpistas que quieren aplicar una serie de medidas de ajuste como la reforma laboral y previsional, sin tocar las instituciones que construye, como la CUT y la CTB.

Como parte del discurso planteado en la prensa esta semana, de que "el PT necesita volver a aprender a ser oposición", incentivó a los militantes petistas a salir de rojo a las calles, como las camisas del partido "que más hizo por el país", haciendo caso omiso de la enorme crisis política que atraviesa el PT después de haber aceptado el golpe institucional de la derecha y haber atacado brutalmente los derechos de los trabajadores, abriendo el camino a la derecha y asimilando la corrupción capitalista. No por nada la "oposición" a la que se refirió Lula no toca la organización desde las bases de los trabajadores contra los ataques de la derecha, sino una oposición "en el Congreso y en las redes sociales", dejando la puerta abierta la recomposición del régimen con la derecha.

Esta oposición sin lucha, que no organizará una resistencia en las calles, con huelgas, piquetes, ocupaciones, y sí dentro de las instituciones del régimen golpista, sirve a la derecha y no para enfrentarla. Es preciso construir una alternativa a la izquierda del PT y luchar con una estrategia independiente de Lula y su política de "Directas ya", que busca resignificar la histórica consigna de la lucha contra la dictadura en los 80 con el contenido de elecciones adelantadas. Por eso exigimos que la CUT y la CTB, calladas frente a los ajustes, rompan su pasividad y complicidad con el golpe de la derecha y organicen seriamente una huelga general contra los ataques del gobierno -todo a lo que el PT insiste en renunciar.







Temas relacionados

Lava Jato   /    Lula da Silva   /    PT   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO