Internacional

BRASIL

Lula reafirma su posible candidatura para 2018

“Prepárense, porque si es necesario, seré candidato a la presidencia”, afirmó Lula durante el 29º Encuentro Estadual del MST. El PT prepara nuevas alianzas y se ubica como alternativa del régimen brasilero en crisis.

Viernes 13 de enero | Edición del día

A principios de esta semana el ex-presidente Luiz Inácio Lula da Silva (PT) participó del 29º Encuentro Estadual del MST (Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra), en Salvador. En su primer acto público del año anunció la posibilidad de su candidatura presidencial, si fuera necesario, para las próximas elecciones presidenciales de la República.

"Prepárense, porque, si es necesario, seré candidato a la presidencia. Si fuera candidato, es para ganar las elecciones de este país", afirmó Lula. Además planteó que pretende viajar por el país para recuperar la imagen del PT y su propia imagen, reafirmando que el partido viene siendo criminalizado por los medios y la Justicia.

En su discurso Lula sostuvo que Brasil necesita volver a crecer mediante la inversión en el mercado interno y mediante el estímulo a los pequeños y medianos empresarios, la financiación de la agricultura familiar y del consumo.

A pesar de las declaraciones del ex presidente, Rui Falcão, actual presidente nacional del PT, destacó que el partido aún no ha tomado una decisión final sobre la candidatura de Lula, pero dejó indicado que es una "aspiración nacional".

La candidatura de Lula viene apareciendo como posibilidad desde el final de 2016 cuando el expresidente pasó a ser foco de las investigaciones de la Operación Lava Jato. Con una estrategia que va desde el fortalecimiento jurídico de Lula frente a las investigaciones hasta la reubicación del partido frente al desgaste presentado por el gobierno golpista de Temer, el PT ha abandonado cualquier lucha contra el golpe buscando cerrar alianzas incluso con los sectores más reaccionarios de derecha y articuladores del golpe a Dilma Rousseff en función de volver a ganar espacio como un partido del régimen político brasilero.

En la Cámara de Diputados, el PT ha negociado su apoyo a Rodrigo Maia (DEM-RJ) - brazo derecho de Temer e impulsor del impeachment - a la presidencia de la Cámara de Diputados a cambio de preservar y ampliar las escasas posiciones que aún detenta. En el Senado, dejando de ser la principal oposición a Calheiros (PMDB-AL) en la elección, evalúa ser parte de la lista única armada por Eunício Oliveira (PMDB-CE).

Los indicios, cada vez más firmes, sobre la candidatura de Lula a las elecciones presidenciales es utilizado por los petistas en sus negociaciones para cargos políticos dentro del Parlamento. Basando sus movimientos en las recientes encuestas de opinión que muestran el triunfo de Lula en varias hipótesis y escenarios políticos, el PT intenta mostrar a la élite nacional que aún tiene potencial para la contención y el mantenimiento del régimen político.

El PT ha defendido abiertamente el adelantamiento de las elecciones presidenciales para octubre de este año y ha mantenido una política ofensiva al comparar su política económica con la del gobierno golpista de Temer. Trata de presentarse como víctima y con discursos “rojos”, mientras se muestra dispuesto a descargar los ajustes sobre las espaldas de los trabajadores, controlándolos a través de la CUT y de la burocracia sindical. El PT ha demostrado su completa y reaccionaria integración al régimen político y buscar a través de las ilusiones que despierta la figura de Lula mantener sus posiciones y cargos dentro del sucio juego político capitalista.




Temas relacionados

Lula da Silva   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO