Internacional

ANÁLISIS: VICTORIA DE TEMER EN DIPUTADOS

Luego de salvar a Temer diputados muestran división regional y partidaria

La victoria de Temer en la Cámara de diputados gracias a multimillonarios recursos expone señales distintas que deben ser analizadas con mayor profundidad en las próximas horas y días. Sin embargo, ya se pueden señalar algunos elementos iniciales sobre lo que muestra la votación del miércoles.

Leandro Lanfredi

Trabajador petrolero | Rio de Janeiro

Jueves 3 de agosto | 12:56

La votación fue escandalosa. Movidos por dinero y odio a los trabajadores, una mayoría de diputados salvaron a Michel Temer de ser enjuiciado por “corrupción pasiva” en la Corte Suprema. Otros alegaron haberlo salvado para no ser castigados por los partidos que querían cerrar la cuestión. Una “comodidad” para gente entrenada en mentir, engañar y atacar a los trabajadores.

Por un lado, la votación muestra que la división de la élite sobre quién es la mejor figura para conducir los ataques fortalece a Temer. Por otro lado, la traición de las centrales sindicales que abandonaron el camino de la huelga general, que podría haber puesto en jaque no solo al presidente golpista, sino a la reforma laboral y jubilatoria. El PT actúa para desviar la fuerza de la huelga general y de la lucha de los trabajadores para ofrecer sus candidaturas, y poco les importa que la continuidad de Temer garantice más y más ataques. Al contrario, apuestan a que eso pueda desgastarlo y favorecerlos electoralmente.

Estos elementos se combinan con otras contradicciones en la crisis política sobre las que esta votación hecha luz: la división regional de los votos y la división de los partidos.

La votación mostró una debilidad aun mayor para Temer de la que muestra la mera suma de los votos. Temer no ganó en la mayoría de los estados del nordeste a pesar de la fuerza de los caciques comprados, y perdió fuertemente en todos los mayores colegios electorales del país, como San Pablo, Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul y Bahia. La excepción fue Minas Gerais, que políticamente tiene rasgos más comunes con el nordeste y el peso de Aécio Neves en el PSDB logró arrastrar toda la bancada tucana minera, junto por supuesto con el dinero de Temer, quebrando casi al medio al PSDB para salvar a Temer. Toda una crisis hacia el 2018 que está escindiendo completamente al partido del expresidente Fernando Henrique Cardoso. La votación dividida del PSDB muestra también dificultades en este importante partido de la base de Temer.

Doscientos sesenta y tres votos que mostraron la fuerza de la ofensiva que hace resurgir el eterno espectáculo degradado de la democracia para ricos motorizada por la corrupción y partidas presupuestarias. Garantizando ingresos y amenazas de pérdida de cargos, Temer logró que muchos “tucanos” bajaran de la medianera y apoyaran a su gobierno, con muchas amenazas e interminables beneficios logró también una buena votación en su partido, el PMDB. El DEM del presidente de la Cámara de Diputados Rodrigo Maia, el primero en la línea sucesoria presidencial, también lo apoyó. El siempre vendido y traidor de los trabajadores Paulinho da Força, del partido Solidariedade de San Pablo y líder de la central Força Sindical, también se sumó al grupo de los salvadores de Temer.

Los métodos para alcanzar esta victoria ejercerán más y más presión por ingresos y favores, haciendo cada vez más podrida la degradada democracia brasileña, nacida de una Constituyente tutelada por los militares. Esta Constituyente tuvo, por ejemplo, al informante de la comisión de sistematización Bernardo Cabral secuestrado por el ministro del Ejército de José Sarney para garantizar el artículo de la ley de del orden, que en la actualidad permitió la ocupación militar de Rio de Janeiro.

El resultado victorioso de Temer solo aumentará la ya inmensa crisis de representación de Brasil. El año próximo es electoral, la disciplina partidaria tiende a disminuir a cada día y a exponer mayores crisis en el régimen, como mostró la división de partidos y estados en esta votación.

La división de los partidos es una expresión de esta crisis. La división regional de los votos a pesar de las partidas presupuestarias concedidas es otra. Midiendo la lucha que tendrán que dar por su reelección, los diputados en el sudeste y en el nordeste estuvieron mucho más en contra de Temer que los del norte y centro oeste. Estados con tradición “opositora” como Rio Grande do Sul también votaron fuertemente en contra de Temer.

La victoria de hoy no le garantiza a Temer que podrá atacar con facilidad, ni tampoco muestra que no podrá hacerlo. La clave para impedirlo reside en la acción de los trabajadores, retomando el camino de la huelga general.








Temas relacionados

Michel Temer   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO