Internacional

PARAGUAY

Luego de reprimir violentamente la protesta en el Congreso, Cartes llama al diálogo

Luego de la protesta y la represión en el Congreso Nacional que terminó con 200 detenidos, 50 heridos y un muerto, después de que 25 senadores votaran a favor del proyecto de enmienda constitucional para habilitar el mecanismo de reelección, el presidente paraguayo, Horacio Cartes convocó al “diálogo”.

Lunes 3 de abril | 12:37

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, convocó este domingo a través de un mensaje televisado a una mesa de diálogo entre los presidentes de los partidos políticos "con representación parlamentaria", de las dos Cámaras del Congreso, así como a representantes del Ejecutivo y la Conferencia Episcopal Paraguaya.

"Propongo la apertura inmediata de un amplio debate cuya única condición sea la voluntad de llegar a acuerdos para una democracia duradera", dijo Cartes tras la represión policial ocurrida el viernes en Asunción, donde Rodrigo Quintana, un joven de 25 años fue asesinado por disparos de la Policía y el Congreso fue parcialmente incendiado por manifestantes.

Cartes destacó que su propuesta con este diálogo es "determinar las prioridades para lograr un gran acuerdo por encima de los intereses sectarios".

Sin embargo, el Partido Liberal ya adelantó que no se sentará en la mesa de diálogo propuesta por Cartes, hasta que no se retire el proyecto para habilitar la reelección presidencial. Los que si ya confirmaron presencia para la reunión de la que aún no hay fecha es la Conferencia Episcopal Paraguaya.

El presidente también habló sobre las declaraciones del papa Francisco este lunes en la ciudad italiana de Carpi, donde hizo un llamado evitar "toda violencia" y abogó por buscar "soluciones políticas" a la situación de Paraguay y Venezuela.

Al respecto, Cartes envió una carta al pontífice, divulgada por la Presidencia, en la que dijo que comparte "que la violencia jamás puede ser un camino para construir lo bueno".

Cartes destituyó el sábado al ministro del Interior, Tadeo Rojas, y al jefe de la Policía Nacional, Críspulo Sotelo, su primer cambio de Gobierno tras la represión a los manifestantes.

Además, cuatro policías fueron detenidos por el asesinato de Quintana, miembro de la juventud del Partido Liberal, muerto por un disparo cuando policías irrumpieron en la sede del Congreso. El domingo fue sepultado en presencia de centenares de personas que se acercaron al cementerio de La Colmena, su ciudad natal.

Entierro de Rodrigo Quintana

Por su parte, el expresidente Fernando Lugo se refirió este lunes a los hechos sucedidos el viernes, en un discurso difundido por el Frente Guasú, formación política por la que es senador, y afirmó que "la violencia nunca fue un camino de solución ante los problemas y ante las crisis" y llamó a "apostar" por la paz y la participación democrática.

"Ante la crisis generada en los últimos días debemos decir que ninguno de estos caminos violentos puede traernos la solución", señaló Lugo.

"Ni la violencia estructural que genera exclusiones, ni la violencia como respuesta de las instituciones públicas, es solución, y menos aún la violencia generada en muchos de los movimientos que haciendo uso de su legítimo derecho a la protesta puedan pasarse los límites de la ley y la convivencia pacífica", añadió.

Sin embargo, el proyecto de reforma constitucional que permitiría la reelección, fue elaborado conjuntamente por el Partido Colorado, del presidente Horacio Cartes y por el Frente Guasú, de Fernando Lugo, desconociendo el rechazo popular a la reforma.






Temas relacionados

Horacio Cartes   /    Reforma constitucional   /    Represión   /    Paraguay   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO