Mundo Obrero

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Luego de meses de lucha, concluyó el conflicto salarial de judiciales bonaerenses

El 15 de septiembre en la mayoría de las asambleas de los distintos departamentos judiciales y luego de 6 meses de lucha, se aceptó la propuesta salarial realizada por el Gobierno provincial.

Martes 26 de septiembre | 12:03

La propuesta que nos realizaron fue de un aumento del 21.5% sobre el sueldo básico de diciembre de 2016, distribuido en 4 cuotas durante el mes de enero, marzo, agosto y septiembre, con una cláusula gatillo que ya no se corresponde con la inflación. También se nos incrementó el ítem de la bonificación especial en 2.5% respecto a diciembre de 2016 siendo retroactivo y no permite discutir las próximas paritarias hasta marzo del 2018.

El aumento salarial que obtuvimos los judiciales bonaerense quedó, por debajo de la inflación calculada para este año y se suma a la pérdida del poder adquisitivo en la lucha salarial del 2016.

Las peleas dadas

Durante los meses de conflicto el Gobierno dio pocas reuniones e hizo ofertas de miseria, a pesar de eso los judiciales nos mantuvimos de pie y peleando.
El conflicto se abrió en marzo del 2017 cuando el Gobierno de María Eugenia Vidal no convocó a reunión paritaria, en la fecha pactada en el acuerdo cerrado en el 2016.

Desde la Corriente Marrón de judiciales (San Isidro, Morón, La Plata), exigimos la necesidad de que los tercerizados y contratados pasen a planta permanente, para que todos los que trabajamos dentro del Poder Judicial podamos discutir nuestras condiciones de trabajo. A la vez planteamos que debíamos unificar la lucha con los demás sectores en conflicto mediante asambleas en común, con los docentes y médicos bonaerenses por ejemplo, para que podamos entre todos conseguir una mejor negociación. Planteos que fueron a oídos sordos a las distintas conducciones departamentales y provinciales.

Siguió avanzando el tiempo y el conflicto seguía en pie. Se hizo imperiosa la discusión de un plan de lucha. Reclamamos la necesidad de la implementación del mismo, para poder terminar con el ninguneo del Gobierno a nuestro reclamo. Necesitábamos darle una dirección independiente al conflicto y desde la conducción provincial de la AJB optaron por depositar toda la confianza en la Suprema Corte, antes que en la fuerza de los trabajadores.

En cada asamblea llevamos la solidaridad con los empleados judiciales de Santa Cruz y repudiamos la intervención al sindicato de los judiciales de Mendoza, llevada adelante por el Ministro de trabajo Jorge Triaca.

Seguimos en la lucha y durante la misma se produjeron los despidos masivos en la fábrica de PepsiCo planta Florida. Ahí los trabajadores con su lucha dieron un ejemplo sobre cómo enfrentar el ajuste contra la patronal y al mismo gobierno junto a los magistrados y funcionarios del Poder Judicial, que los desalojaron del cuidado de sus puestos de trabajo.

Los integrantes de la Marrón sostuvimos en las distintas asambleas, que había que realizar marchas, cortes y distintas actividades junto a los despedidos de PepsiCo para aunar fuerzas en la lucha, además del aporte al fondo de huelga realizado por el gremio y la campaña de no compre “alimentos” de la marca.

Para entonces llegamos a la feria de invierno y previamente el congreso de la AJB había resuelto no comenzar las actividades si no se nos convocaba a paritarias. Pero esa medida de fuerza solo se cumplió el primer día, luego se volvió a la actividad laboral, sin pena ni gloria.

Pero mientras continuamos marchando a la Ciudad de La Plata para que nos reciban y nos den una oferta salarial digna, todos los integrantes de La Marrón exigimos y llevamos el reclamo de aparición con vida de Santiago Maldonado, participando de la gran marcha al cumplirse un mes de su desaparición forzada.

La Corte fue la gran garantizadora de apretar con los descuentos para frenar el conflicto judicial antes de octubre y la conducción provincial de la A.J.B. respondió con un plenario de secretarios generales, que ante un ataque toman métodos menos democráticos, en el cual se decidió otorgar una tregua al Gobierno de Vidal y la Suprema Corte. Luego sin ninguna casualidad de por medio, se aceptó en la mayoría de las asambleas de la provincia de Buenos Aires.

Concluyendo los días de la tregua el Gobierno realiza una nueva propuesta salarial que fue mejorada solo en 1% sobre la bonificación especial, en relación a la cual se había rechazado durante el mes de agosto y con la misma cláusula gatillo del 2016 que nunca se ajustó a la inflación. Pero con el detalle de que, si se aceptaba dicha oferta, la AJB garantizaba la devolución de los descuentos realizados por los días de paro, argumentando que se negociaría dicha devolución con la SCBA.

Solo con la organización podemos triunfar

Muy a pesar de la conducción del sindicato y de la dirección incierta que se llevó durante el conflicto, los judiciales mantuvimos una lucha durante 6 meses, superando las 30 jornadas de lucha, con movilizaciones a CABA y la Ciudad de La Plata, con jornadas locales y paros activos. Con la lucha que dimos los judiciales y las fuerzas que fuimos teniendo, logramos arrancarle al Gobierno, más de lo que nos querían dar.

En este conflicto los trabajadores volvimos a hacer una experiencia con las conducciones de la AJB. El frente verde-celeste-anaranjada en la provincia, estaban por levantar el conflicto. Por su parte los kirchneristas de El Encuentro volvieron a demostrar que no le interesa ser “alternativa” y que solo se conforma con presionar en las negociaciones y sentarse en la mesa chica.

Desde La Marrón de judiciales llamamos a todos los trabajadores a organizarnos frente a esta nueva entrega por parte de la conducción del gremio. Más aun cuando desde el gobierno de Macri-Vidal buscan descargar el ajuste sobre nuestras espaldas con paritarias a la baja y mayor flexibilización mediante pasantías, contratados y tercerizados.

La predisposición a la lucha durante meses, viene mostrando que hay espacio para una construcción clasista que se proponga un gremio democrático y de lucha al servicio de los trabajadores y no de los magistrados, funcionarios y patrones. Nos planteamos este objetivo y te invitamos a llevarlo adelante para poner al sindicato al servicio de los trabajadores.






Temas relacionados

Trabajadores judiciales   /    Paritarias   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO