Mundo Obrero

CIUDAD DE BUENOS AIRES

Luego de 85 días, la conducción de UTE convoca a un plenario tardío

La conducción Celeste de UTE llama a un plenario exclusivo de delegados después de 3 meses. La oposición presentará un balance duro sobre su rol como dirección de la lucha docente más grande en años.

Hernán Cortiñas

Congresal Unión de Trabajadores de la Educación (UTE)

Roberto Silva

Delegado de UTE - Colegio N° 7 Pueyrredón

Miércoles 17 de mayo | 19:34

El último plenario había sido el 22 de febrero cuando se votó el no inicio de 72 horas a pesar de la conducción que no quería convocar a parar el Día internacional de las mujeres.

Durante la lucha docente, se negaron a convocar a cualquier instancia que sirviera para organizar al conjunto de la docencia, boicotearon tanto las asambleas unificadas como las distritales. La razón de fondo es que estaban dedicados a aprovechar el conflicto para sus intereses políticos en la interna peronista, y por eso las medidas las convocaban por TV. En el punto máximo de movilización, la Marcha Federal Educativa, desarrollaron discursos frente a decenas de miles de docentes dejando claro su objetivo: las elecciones de octubre.

Ya no había más que refrendar en la base, así iniciaban gradualmente la tregua para preparar el “volveremos”. Esto se vio claramente con su accionar ante la represión a la Escuela Pública Itinerante (EPI), convocaron a un paro ¡pero sin movilización! Se dedicaron exclusivamente a la EPI, para desplegar política electoral haciendo desfilar figuras como el ajustador de Scioli, que semanas atrás aconsejaba a Vidal cerrar por decreto la paritaria en provincia, y otros figurones del FpV.

En los hechos, son los garantes de la gobernabilidad mientras dejan pasar el ajuste con tarifazos, despidos y paritarias a la baja. Ni hablar el rol que jugaron junto a todos los partidos patronales para “cerrar” la crisis del escandaloso 2x1. Se negaron a señalar la responsabilidad política de todos los senadores y en especial los del bloque del PJ-FpV como Abal Medina -con mayoría en el senado- en haber votado el pliego de los jueces que pasarán a la historia como “los jueces de la impunidad”. No sorprende, ya se habían negado en su momento a repudiar a Milani y al gobierno cuando desde la Marrón denunciamos que CFK había puesto a un genocida al mando del Ejército.

Te puede interesar: Los sorprendentes elogios de Abal Medina al aprobar a los jueces del 2x1

Un sindicato cerrado a los docentes

La semana pasada dijimos que sin paros y “con carpa” casi sigilosamente la Celeste se retiraba del principal conflicto que protagonizaron los docentes en los últimos años. Al día siguiente a las elecciones en Suteba, donde preparan un fraude escandaloso para sostener a Baradel convocan a un plenario de delegados para unos pocos, negando la posibilidad de participación a los afiliados al sindicato, ni que hablar de los docentes independientes.

¿Qué tienen que discutir que no puedan escuchar los maestros de las escuelas? Lo cierto es que hace semanas en las escuelas ya se discute el “balance” del conflicto, qué nos pasó, qué nos faltó y por qué no logramos torcerle la mano al macrismo? si éramos miles en las calles dispuestos a pelear, es la pregunta que se hacen con bronca los y las docentes.

Si no quisieron escuchar la opinión de los maestros en plena lucha ¿por qué estarían interesados en hacerlo ahora? La conducción Celeste no pretende desarrollar ningún tipo de organización por abajo, necesita "cerrar " sus discusiones internas y colaborar en preparar un gran frente peronista con todos los “traidores” del PJ adentro. Para esto pretenden hacer votar toda una serie de actividades testimoniales, dirigidas tan sólo a desgastar al macrismo para llegar mejor a octubre, pero nunca para imponer nuestros reclamos. Desde la Marrón seguimos sosteniendo que los plenarios deben ser abiertos a todos los docentes de base. Al mismo tiempo exigimos que nuestros congresales opositores puedan realizar sus propios informes -disidentes a los de la conducción- y se difundan las mociones y propuestas de la lista de opositora.

Una corriente clasista para construir una oposición que se proponga recuperar nuestro sindicato

Una de las demandas principales de la asamblea unificada fue la exigencia de unidad por abajo y “plan de lucha hasta ganar”. No se sabe con qué mandato, pero la Celeste decidió no luchar más y, en consecuencia, no ganar. Su giro cerrando el plenario y el desprecio a los maestros de base no sorprende, cuando en las propias escuelas niegan la posibilidad de que todos los docentes puedan de votar a sus delegados.

Te puede interesar: Escándalo en la escuela Fader: la conducción celeste de UTE-Ctera impugna elección

Desde la Marrón planteamos la necesidad de recuperar nuestro sindicato junto a los miles de docentes que se pusieron de pie para enfrentar los ataques del gobierno. Queremos ponerlos al servicio de nuestras luchas en forma independiente de todos los gobiernos y los partidos que defienden los intereses de las patronales. Necesitamos pelear por un sindicato único de todos los trabajadores de la educación.

Por eso queremos llevar a cada escuela que se movilizó, a cada asamblea distrital que se puso en pie, la propuesta de elegir democráticamente delegados de escuela elegidos por todos los docentes de cada establecimiento y que se pueda proponer cualquiera (afiliado a cualquier gremio o afiliado) y poner en pie cuerpos de delegados unificados por distrito. Delegados que peleen no solo contra cada ataque del gobierno a la educación pública y sus trabajadores, sino que se propongan cambiar las condiciones de enseñanza, forjando una fuerza que muestre que para mejorar la educación es necesario trabajar y enseñar de otra manera, tal como se propone desde el Frente de Izquierda reduciendo la jornada laboral a 6 horas, con 4 horas frente cursos y 2 horas para capacitarse, planificar y corregir, cobrando un salario mínimo igual a la canasta familiar; y con un presupuesto que permita que ningún pibe se quede sin vacante, las escuelas que no estén superpobladas ni se caigan a pedazos y con comedores donde nuestros chicos estén bien alimentados.

Vamos todos y todas al plenario de UTE llevando el mandato de cada una de nuestras escuelas expresando el balance crítico hacía la política y los métodos de la conducción celeste. Queremos discutir entre estos dos proyectos antagónicos: el de quienes garantizan la tregua y la gobernabilidad al PRO y se preparan para alinearse con los traidores en octubre, frente al de quienes peleamos por acabar con el ajuste de Macri y los gobernados, terminando con la tregua de la burocracia sindical. No aceptamos conformarnos con la miseria de lo posible y el mal menor. Peleamos por elevar las aspiraciones de los trabajadores y trabajadoras demostrando que es posible luchar por cambiar la realidad.

Te puede interesar: La educación pública y nuestras vidas valen más que sus ganancias






Temas relacionados

UTE-Ctera   /    CABA   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO