Sociedad

BAHIA BLANCA

Lucran con las desgracias de los trabajadores

La ciudad sufre un importante déficit habitacional mientras el Gobierno y los empresarios se aprovechan de esta situación.

Miércoles 14 de enero de 2015 | Edición del día

Mientras los medios de comunicación levantan una campaña que estigmatiza a las familias víctimas del derrumbe de la calle Chile al 800 con el falso discurso de usurpadores, con Mauro Vargas, desde Izquierda Diario, fuimos hasta la casa que está hospedando momentáneamente a Alejandra Celedón, mamá de Morena. Alejandra es ex trabajadora pesquera (filetera, peladora, empaquetadora, entre otros)y una de las víctimas de la tragedia, por este medio quiere hacer llegar la voz de los que sufren las miserias de este sistema que no tiene nada para dar a los trabajadores más que pésimas condiciones de vida, cuando no la muerte.

Bevilacqua para la foto

Luego del catástrofe que dejó la tormenta, con cuatro casas derrumbadas, mientras los bomberos levantaban los escombros para terminar de auxiliar a las personas que habían quedado atrapadas, parecía que la ayuda del gobierno municipal iba a llegar. No tardó en sacarse la foto el intendente Gustavo Bevilacqua para la tapa de los medios locales. Pero la realidad es que hace años que Alejandra espera, como tantos otros, una respuesta por parte del gobierno a la falta de vivienda propia.

Lo que nadie dice, ni el gobierno, ni los medios, es que en Bahía Blanca hay un importante déficit habitacional, mientras vemos como las empresas inmobiliarias construyen edificios en zonas residenciales y casas lujosas en barrios privados, más de 50 mil personas viven en condiciones precarias.

Alejandra, mientras nos cebaba mate, nos contaba:

"Todo el paredón, para la Municipalidad era patrimonio histórico. Hay una familia, llegando a la calle 25 de mayo a la que la iban a desalojar porque todo eso era patrimonio[histórico], eso es lo que le dijeron a mi suegro.
Al supuesto dueño de las casitas, Ignacio Iranzi, sólo lo vimos una vez en tres años. Tuvimos una citación en el Colegio de abogados, las cuatro familias, más una parejita que vivía en uno de los galpones, y el chico que vive en 25 de Mayo. Ahí, este señor no quiso arreglar nada porque dijo que todo eso lo iba a tirar abajo para construir un barrio privado. Que después podían a llegar a entregarnos alguna de esas casas a pagar [en cuotas]. Que nos daba hasta septiembre para poder irnos porque él no estaba a favor de las mudanzas en invierno cuando había chicos. Después de esa reunión nunca más apareció. Nosotros tenemos un permiso, que nos permitía vivir ahí, hay que buscar el trámite en Tribunales, Fiscalía. Yo fui a catastro después de la reunión para decir que necesitaba de manera urgente una solución a mi pedido de vivienda. Me llenaron la planilla y listo. Eso fue todo. Mi mamá hace 20 años que está anotada esperando una casa.

"Yo quiero que me den un lugar, un techo para vivir para mi hija, no quiero que me lo regalen, voy a ir pagandolo como pueda, pero que me lo den, porque ahora, igual que las otras familias, no tenemos nada. Mi hija se despierta a la noche llorando, y yo soy la que tengo que explicarle porque no podemos volver a su casa, y porque perdió todas sus cosas. Yo voy a salir adelante, con mi hija, mi marido, como hice toda la vida. Hasta ahora no vino ninguna asistencia social a preguntarnos cómo estamos, y a explicarle a mi hija qué pasó con su casa, con la de sus vecinos, por qué hay una nena a la que no va a ver más, a diferencia de mi familia que vinieron todos, también vecinos, conocidos de mi mamá, de mi marido, las mamás de compañeritos del jardín de mi nena. Todo el mundo nos conoce, saben que somos gente laburadora. Mi marido hace unos años atrás estaba trabajando en un edificio del centro y se les desprendió el andamio, salió en todos lados, cayó él con el hermano."

"Estamos recibiendo donaciones de mucha gente, en varios lugares, todo se va a repartir entre todas las familias, estamos esperando que nos digan qué lugar nos van a dar para vivir y poder llevar las cosas. Esperamos que haya más organizaciones que acerquen su solidaridad porque hasta ahora solo ustedes [el PTS] vinieron, y un muchacho de la CCC. Y que alguien de la Municipalidad me llame, se acerque y me diga: "Hay una solución".

Para acercar donaciones dirigirse a estas direcciones:
Teniente Farías 1620
Emilio Rosas 472
Lainez 2607
Río Negro 2362
Jujuy 1041







Temas relacionados

Temporal   /    Bahía Blanca   /    Sociedad   /    Urbanismo   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO