Mundo Obrero

PARO NACIONAL

Los trabajadores se sumaron al paro con asambleas y acciones en toda la provincia de Entre Ríos*

El paro nacional se sintió fuertemente en Entre Ríos ya que se frenó el transporte, se sumaron trabajadores de hotelería y gastronomía, empleados de la administración pública central, salud y docentes. En la capital, hubo una importante movilización a Casa Gris, donde se realizaron fuertes críticas a los gobiernos nacional y provincial.

Martes 9 de junio de 2015 | Edición del día

Foto: AIM

Foto: AIM

Desde el lunes, Paraná comenzó a marcar el pulso provincial del paro de este martes; las asambleas docentes se replicaron en el departamento, gastronómicos repartieron folletos en el centro y los transportistas confirmaban desde sus vehículos su voluntad de adherir al paro nacional impulsado por las centrales obreras. El prólogo no fue un grito al vacío sino que fue un claro síntoma de lo que pasó en esta jornada nacional que repercutió en cada una de las ciudades entrerrianas.

Los colectivos no circularon por las casi vacías calles de la capital y por las rutas entrerrianas; en el acceso al túnel subfluvial que une Entre Ríos con Santa Fe se observaron, al igual que en Ceibas y en Concordia, largas colas de camiones parados; y en los pasillos de los centros de salud, hospitales, el buró público provincial y las escuelas, las asambleas se multiplicaron.

El acatamiento a la medida en la provincia “fue muy importante en todas las reparticiones del Estado, pero sobre todo en salud y educación”, aseguró a esta Agencia el secretario general de Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma Entre Ríos, Esteban Olarán, quien valoró que “no sólo hubo una importante adhesión sino que en Paraná se realizó una marcha a pesar de que no había transporte para llegar al centro de la ciudad, lo que demuestra la consciencia y el compromiso de los trabajadores en la lucha”.

Olarán señaló que la jornada “demostró que los trabajadores tienen la voluntad de expresar de forma democrática cada una de las reivindicaciones de los sectores a pesar de los intentos de la burocracia sindical que apostó a desmovilizar siendo obsecuentes con la patronal, obedientes a funcionarios del gobierno”. Los reclamos rebasan a las estructuras, dijo Olarán, quien recordó que “es necesaria una urgente recomposición salarial que responda a la canasta básica familiar y mejores condiciones laborales y para eso es preciso que se retomen las paritarias y se abran paritarias sectoriales”.

En ese marco, la secretaria de Jubilados en la Comisión Directiva Central (CDC) por la agrupación ‘Rojo y Negro’ en la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), Alejandra Gervasoni, resaltó que los docentes de diferentes distritos “también se sumaron al paro, ya que los trabajadores de la educación están decididos a luchar por sus derechos”, afirmó a esta Agencia y remarcó que no se van a delegar las responsabilidades. Además, la dirigente sindical subrayó que este paro “fue una señal más para el gobierno de (Sergio) Urribarri, para que entienda que puede pactar con la burocracia sindical pero las bases están movilizadas y no están dispuestas a bajar las banderas, ya que para quebrar la fortaleza de los trabajadores se debe estar a la altura de ellos y él nunca estuvo ni a la altura de los trabajadores ni del cargo que ocupa”.

Movilización en la capital provincial

En el marco del paro, los docentes de la Agmer Paraná junto a trabajadores públicos y privados y militantes de partidos de izquierda recorrieron las calles de la capital entrerriana hasta la explanada de Casa Gris, donde se realizó un acto con fuertes críticas a los gobiernos nacional y provincial por el ajuste que se aplica sobre la clase trabajadora.

Desde el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST)-Nueva Izquierda se plegaron ya que “el primer deber de la izquierda es acompañar los reclamos de los trabajadores, exigiendo que las patronales y el Estado dé respuestas a los legítimos reclamos de la clase”, dijo a esta Agencia Luis Meiners, referente de la fuerza política en la provincia.

“Es lamentable esta política en la que se descarga el ajuste sobre los trabajadores con sueldos de hambre y grandes cargas tributarias, mientras que el capital financiero, las especulaciones del juego e inmobiliaria y los agro-negocios no pagan nada”, aseguró el profesor.

Más allá de la unidad en la acción, desde la corriente docente ‘9 de Abril’, impulsada por el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), se realizaron algunos reparos sobre las medidas, ya que apuntaron que se debía “respetar lo que los docentes votaron en asambleas”, ya que una de las acciones programadas era el corte del acceso por el túnel subfluvial. Además, los militantes del PTS sumaron a los reclamos “el respeto por los derechos de la mujer trabajadora y la prohibición de despidos”.

En la movilización también participaron militantes del Partido Comunista Revolucionario (PCR), el Partido del Trabajo y del Pueblo (PTP), Unión Popular (UP) y el Partido Obrero (PO).

En la costa del Uruguay

El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en Concepción del Uruguay, Oscar Muntes, comentó que “a pesar del poco tiempo de trabajo y la no adhesión del Consejo Directivo provincial de ATE el acatamiento fue muy positivo en la costa del Uruguay, ya que hubo asamblea en la mayoría de las oficinas públicas, en los hospitales y centros de salud”. Precisamente, “se debatió con profundidad la necesidad de recuperar el gremio de la burocracia sindical porque sin el sindicato será muy difícil cumplir con los objetivos de los trabajadores como las paritarias sin techo, la estabilidad laboral, mejores condiciones laborales y la eliminación del impuesto a las ganancias, el 82 por ciento móvil”.

“Los compañeros siguen apostando a las medidas de fuerza como una herramienta de resistencia y transformación, para arrancarle a las patronales salarios dignos y mejores condiciones laborales”, aseguró el dirigente, quien se mostró “contento” con la respuesta a la convocatoria a la jornada lucha.

¿Qué se reclamó?

En contraposición al relato del gobierno los trabajadores de toda la Nación dejaron claro que la situación es grave ya que el Estado descarga un fuerte ajuste sobre la clase, por lo que se demandó que se retomen las paritarias, donde se discuta un aumento que responda al costo de vida; que se pague el 82 por ciento para todos los jubilados, quienes rozan la línea de la miseria; que se genere trabajo genuino y en blanco, ya que los planes sociales sólo deben ser una cuestión de coyuntura, porque lo que debe haber es trabajo en blanco y digno; que se derogue el impuesto al salario, ya que ningún trabajador tiene ganancia por la plusvalía que se le extrae a la hora de trabajar; que se desprocese a los más de 5000 luchadores sociales en el país, ya que las causas que se lograron ganar fue gracias a la movilización y que se demostró que fueron acusaciones infundadas para criminalizar la protesta social para desmovilizar al pueblo que reivindica causas justas; y que no haya despidos por parte de las patronales públicas o privadas.

*Publicada originalmente en AIM







Temas relacionados

9J   /    Entre Ríos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO